Nicaragua

Comandante Carlos Fonseca es un santo apóstol de la Revolución Sandinista

Está presente en las realizaciones sociales de la Revolución, aseguró su hijo Carlos Fonseca Terán

Comandante-Carlos-Fonseca-es-un-santo-apostol-de-la-Revolucion-Sandinista
Comandante Carlos Fonseca |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Carlos Fonseca Terán, hijo del Comandante Carlos Fonseca Amador, aseguró que el Novio de la Patria Rojinegra es un santo apóstol de la Revolución Sandinista.

De hecho es el creador del sandinismo como doctrina política, el más importante ideólogo del sandinismo porque después de Sandino es que la burguesía vendepatria se encargó de borrar la imagen de Sandino y hacer todo lo posible para evitar que trascendiera en la historia y Carlos Fonseca es el que rescata el ideal de Sandino para desarrollar la lucha revolucionaria que inició Sandino, recordó.

A propósito del aniversario 42 del tránsito a la inmortalidad del Padre de la Revolución Popular Sandinista, añadió que la lucha revolucionaria no hubiera podido llegar a ser lo que es hoy sin esa visión política que tuvo Carlos Fonseca de identificar en el sandinismo nuestra identidad política como revolucionarios.

Y a partir de ahí aplicar en las nuevas circunstancias y en base al conocimiento de la teoría científica de la Revolución, del marxismo-leninismo, ese programa revolucionario de transformación social para Nicaragua, que es el que sirve como fundamento del programa histórico del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), añadió.

En declaraciones a la revista En Vivo, de Canal 4, indicó que Carlos Fonseca está presente en las realizaciones sociales de la Revolución y también en nuestra voluntad de lucha.

No solamente en esos logros que son producto de victorias que hemos obtenido sino también en la lucha permanente aún en tiempos de derrotas que no son los tiempos actuales, contrario a lo que hicieron algunos que cuando perdimos las elecciones en el 90 se fueron del Frente, renunciaron a los principios revolucionarios, y ahora tienen la cáscara de decir que nosotros somos los traidores, tienen derecho a tomar otro camino, lo que no tienen es derecho es a hacerlo en nombre de Carlos Fonseca, de las ideas revolucionarias y pretender descalificar a los que seguimos el camino de Carlos Fonseca, manifestó.

Afirmó que el Frente se ha caracterizado por sacar lecciones de todas las experiencias vividas.

Si de algo ha servido la situación que vivimos en los meses recientes, este triunfo nos va a servir para darnos cuenta de algunas cosas que tenemos que consolidar, por ejemplo, una de ellas, la formación ideológica, el estudio político en la militancia, creo que estamos en la obligación y en deuda con el Comandante Carlos Fonseca de divulgar más su pensamiento, de publicarlo, que la juventud lo lea, lo conozca, que no haya un solo militante de la Juventud Sandinista que no se haya leído todos los escritos de Carlos Fonseca, eso es fundamental, todos los escritos de Sandino, valoró.

Consideró que una de las cosas más interesantes de Carlos Fonseca es su visión profética.

Escribió en 1975: “el enemigo tratará de penetrar nuestra organización con personas que pueden hacerse pasar por sandinistas para luego presentarse como sandinistas democráticos y luego crear divisiones en nuestras filas, es un peligro proveniente de la margen derecha del proceso”, rememoró.

En cuanto a la faceta de Carlos Fonseca como padre y esposo, señaló que tuvo la dicha de conocer a su padre a pesar de las circunstancias.

Muchos hijos de grandes revolucionarios no tuvieron ese privilegio, yo lo tuve por bastante tiempo, estuvimos con él en Cuba cuatro años gracias a una decisión que tomó mi madre cuando fue liberado de la cárcel en Costa Rica, y producto de eso fue que pude estar con mi padre cuatro años inolvidables de mi vida, eso me permitió conocer bien su personalidad, su carácter, su forma de ser, manifestó.

Acotó que Carlos Fonseca tenía entre sus características la rectitud en su comportamiento.

Tenía una personalidad muy fuerte, era un hombre muy rígido en su forma de ver las cosas y en su comportamiento, era muy estricto y la fuerza de su personalidad, su mirada, su estatura, hasta su estampa, era algo que impresionaba y era muy difícil oponérsele, detalló.

Reconoció que su padre era muy hogareño y apegado a la familia.

Aprovechaba, mi hermana y yo tenemos infinidades de recuerdos de él, de los paseos, su tiempo libre era para nosotros, inventaba el tiempo para dedicárnoslo a nosotros, no solamente para llevarnos a pasear sino también para transmitirnos valores e ideas sobre la realidad de Nicaragua, nos contaba cuentos inventados por él sobre las injusticias sociales que habían en Nicaragua y que era la razón de su lucha, nosotros desde chiquitos estábamos conscientes de que tenía un deber por encima de su deber como padre, por encima de todos los deberes está nuestro compromiso con la lucha revolucionaria, eso nosotros lo entendimos desde chiquitos, aseguró.

Resaltó que se preocupó por el estudio en todos los aspectos.

A finales de los años 50, principios de los 60, cuando empezó a tener contacto con marxismo y con la teoría revolucionaria, muchos libros no estaban traducidos al español o que no estaban accesibles traducciones al español, pero sí aparecían traducciones al francés y lo aprendió, siempre se destacó en los estudios, fue el mejor alumno en su colegio, fue un excelente estudiante de la universidad, no pudo terminar la carrera, vino a estudia Economía primeramente a Managua, precisó.

En ese sentido, explicó que quería estudiar Economía para aprender mejor El Capital, de Marx.

Ese era su objetivo y después se trasladó a León porque se dio cuenta de que la Universidad de León tenía más condiciones para promover la lucha revolucionaria entre en estudiantado, acotó.

Recordó que el Comandante Carlos Fonseca plantea la necesidad de las alianzas pero al mismo tiempo era extremadamente celoso, cuidadoso y desconfiado respecto a las relaciones entre el sandinismo y la oposición burguesa contra Somoza.

Estaba claro de la necesidad de las alianzas pero al mismo tiempo estaba preocupado de que esas alianzas no influyeran negativamente desde el punto de vista ideológico, no influyeran en un debilitamiento de los principios ideológicos del sandinismo, puntualizó.

Reflexionó que el legado de su padre lo aprecia en la sabiduría del Comandante Daniel Ortega, formado en la escuela del Padre de la Revolución Popular Sandinista.

Al respecto, consideró que el Comandante Carlos Fonseca también está presente en las realizaciones de las políticas sociales de la Revolución en la segunda y primera etapa, con la reforma agraria, la educación gratuita, reducción de la pobreza y desigualdad social.

En todo eso está presente Carlos Fonseca y en la lucha revolucionaria, en la mística del Frente Sandinista, que se usa para referirse al conjunto de valores éticos que guían nuestra acción, y esa mística revolucionaria es inconcebible sin Carlos Fonseca y sus características, esa mística la está demostrando nuestro pueblo y la militancia sandinista frente a la situación difícil que acabamos de atravesar.

Aseguró que ante ese escenario nos consolidamos como vanguardia revolucionaria.

Salimos más unidos, más fortalecidos y con más capacidad para contrarrestar el diversionismo ideológico y el trabajo que hace la derecha para perturbar la conciencia de nuestro pueblo, enfatizó.

Advirtió que los sectores de la derecha quieren manipular la imagen de Carlos Fonseca.

No les bastó con Sandino, ahora con Carlos Fonseca, quien alertó frente a la capacidad que tiene la derecha de manipular la imagen de los Héroes, manifestó.
mem/ele

también te puede interesar