Nicaragua

Denuncia Nicaragua injerencia de Estados Unidos en sus asuntos internos

Nuestro país participa en reunión del Consejo Interamericano para el Desarrollo Integral de la OEA

225001
Denuncia Nicaragua injerencia de Estados Unidos en sus asuntos internos |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

La delegación de Nicaragua en la Organización de los Estados Americanos (OEA) participó en la reunión ordinaria del Consejo Interamericano para el Desarrollo Integral, desde donde denunció la continua injerencia del Gobierno de los Estados Unidos en los asuntos internos de Nicaragua y Venezuela.

A continuación, reproducimos íntegramente el discurso del representante de Nicaragua:

DISCURSO DEL EMBAJADOR LUIS ALVARADO EN LA REUNIÓN ORDINARIA DEL CONSEJO INTERAMERICANO PARA EL DESARROLLO INTEGRAL DEL 5 DE NOVIEMBRE DE 2018

El Gobierno de la República de Nicaragua, ha tenido como prioridad desde del inicio de su mandato, la promoción, la protección y defensa de los Derechos Humanos de la población nicaragüense, sin distinción de ninguna naturaleza, tal es así que la Constitución Política de la República de Nicaragua contempla la libertad de movilización en la que los nicaragüenses tienen derecho a circular y fijar su residencia en cualquier parte del territorio nacional; a entrar y salir libremente del país.

Nicaragua fundamenta sus relaciones internacionales en la amistad y solidaridad entre los pueblos y la reciprocidad entre los Estados. Por tanto, se inhibe y proscribe todo tipo de agresión política, militar, económica, cultural y religiosa, y la intervención en los asuntos internos de otros Estados.

La delegación del gobierno de Nicaragua denuncia la continua injerencia del Gobierno de los Estados Unidos en los asuntos internos de Nicaragua y Venezuela por lo que exigimos el cese de toda política intervencionista ya que ello contraviene las disposiciones de la Carta de la OEA, la ONU y los principios del Derecho Internacional. Toda injerencia extranjera en los asuntos internos de Nicaragua o cualquier intento de menoscabar esos derechos, atenta contra la vida del pueblo, por lo que es deber de todos los nicaragüenses preservar y defender estos derechos, dice la Carta Magna de nuestro país.

En lo que respeta al tema del desplazamiento forzado de personas el informe anual de Tendencias Globales en 2016, se refirió a las causas del desplazamiento forzado, advirtiendo un récord de 65,3 millones de personas, uno de cada 113 seres humanos, se desplazó de sus hogares debido al conflicto y la persecución. (ACNUR).

Una de las principales causas de ese desplazamiento, señala el ACNUR,” son Conflictos nuevos o reiniciados y situaciones de inseguridad son más frecuentes. Mientras que el más grande de hoy es Siria, generando graves consecuencias humanitarias a esta población, mientras que miles de personas han huido de las pandillas y la violencia en Centroamérica”.

A Siria la potencia norteamericana y sus aliados le han impuesto una guerra desbastadora por los recursos naturales que poseen, recursos que deberían estar siendo aprovechados por su población que se ha visto obligada al desplazamiento forzado y es víctima del latrocinio indiscriminado e inhumano de una potencia, que quiere tener el control de las riquezas energéticas a nivel mundial.

Se trata de una guerra condenable desde todo punto de vista, si queremos hablar de desplazamiento forzado, constituyendo un apabullante desafío para Siria y los países de destino. Esta guerra condenable requiere que todas las naciones del hemisferio levanten su voz de condena y hagan un fuerte llamado al gobierno de Estados Unidos y sus aliados al cese de esa guerra de agresión contra Siria.

La obsesión del gobierno norteamericano por desestabilizar y desprestigiar al Gobierno de Nicaragua lo lleva ahora a colocar en la agenda del CIDI, el que se pretenda abordar el supuesto “desplazamiento forzado de nicaragüenses”, con el que no existe paralelo alguno, ni con el desplazamiento forzado en Siria, ni con ningún otro desplazamiento en otra parte del mundo, y lo que busca es lanzar una cortina de humo de las violaciones a los derechos humanos de niños y niñas y de las personas migrantes que llegan a los Estados Unidos.

Según medios de prensa aún permanecen los cuadros desgarradores de 220 niños migrantes bajo custodia y separados de sus familias, cuatro meses después del plazo establecido por un Juez para que todas las familias se reúnan. Esto y otras graves violaciones a los derechos humanos de los inmigrantes buscan ser desviadas por la delegación norteamericana y trasladar y desviar el foco de atención sobre Venezuela y Nicaragua.

Un tema importante en este contexto es lo que sucede en Centroamérica, principalmente, en los países del llamado Triángulo del Norte (Honduras, Guatemala y El Salvador), en estos momentos hermanos de estos países van en “la Caravana de la Migración”, que responde a las características del desplazamiento forzado, por la inseguridad ciudadana, el empobrecimiento, la falta de oportunidades y el no poder contar con un empleo digno. Medios de información reportan que persisten los ataques de la actual administración norteamericana en contra de las caravanas de migrantes centroamericanos en la que no hay ningún nicaragüense.

Avanzan estos hermanos centroamericanos con la incertidumbre de un futuro mejor enfrentando todo tipo de vulnerabilidades, niños, niñas y adolescentes, tendrán que enfrentar la política migratoria de los Estados Unidos, que representa el uso de los migrantes como una fuerza laboral barata.

La llamada “cooperación” brindada por Estados Unidos, ha sido en función de sus intereses, su seguridad, llámese lucha en contra del crimen organizado transnacional , la narcoactividad, el terrorismo, maras o pandillas, cuando lo que se requiere es apoyar cambios estructurales para mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos en estos países.

Señor Presidente.

Hasta el 18 de abril, los nicaragüenses habíamos alcanzado importantes avances en la lucha contra la pobreza, índices notables de crecimiento económico, según el Índice Mundial de la Felicidad, alcanzando el puesto 41 de 156, lo cual es muy significativo.

Nicaragua como modelo de nación bajo el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional ha gozado de una imagen de prestigio a nivel internacional, en materia de seguridad ciudadana , siendo calificada como el segundo país más seguro de América Latina y el más seguro de la región centroamericana, y ha sido un país ejemplar al obtener grandes logros en materia económica y social reduciendo la pobreza general a nivel nacional del 42.5% en 2009, al 24.9% en el 2016, y la pobreza extrema se redujo del 14.6% en el 2009, al 6.9% en el 2016, a la par de tener un promedio de crecimiento económico anual durante más de 10 años, del 4.7% habiendo duplicado su producto interno bruto, hasta convertirse en la tercera economía de más rápido crecimiento en América Latina.

A partir del 18 de abril del 2018, grupos terroristas armados, disfrazados de manifestantes pacíficos y cívicos y financiados por agencias norteamericanas y sectores de la ultraderecha de los Estados Unidos, intentaron dar un golpe de Estado que ha fracasado, en el que fueron asesinados 198 personas entre ellos 22 oficiales de la Policía Nacional ; torturando y secuestrando a ciudadanos nicaragüenses atentando en contra del derecho constitucional a la libre circulación de las personas en todo el territorio nacional y fuera de él.

Si bien la migración es un derecho, el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional considera que no tendría que haber migración, las personas tienen el derecho a vivir en sus propios países, con sus leyes y costumbres, con oportunidades de desarrollo y es en función de esos objetivos que ha trazado sus políticas, para una vida digna de los nicaragüenses plasmado en el Plan Nacional de Desarrollo Humano cuyas prioridades son el crecimiento económico con aumento del trabajo y reducción de la pobreza y las desigualdades; la recuperación de valores, la restitución de derechos económicos , sociales, ambientales y culturales del pueblo , en particular de los históricamente excluidos y el aumento en las capacidades de las familias nicaragüenses.

Los nicaragüenses que han migrado han hecho uso de las disposiciones de la Constitución Política que permite la entrada y salida al país, como un derecho individual. Debe tomarse en cuenta que los nicaragüenses que están siendo uso del refugio que ofrece Costa Rica, se están acogiendo aquellos que en buena parte ya vivían en ese país.

El 27 de agosto del 2018 en entrevista a los medios de Prensa la Sra. Raquel Vargas Directora General de Migración y Extranjería informó que entre junio y julio recibieron 21,000 solicitudes de refugio, y en lo que va del mes de agosto solo habían recibido 5,300 solicitudes lo que representa una disminución impactante que nos demuestra que hay evidentemente una baja en el ingreso a Costa Rica dijo y Reiteró que no existe crisis migratoria y que la situación está controlada. Asimismo indicó que hay otro fenómeno y es que los nicaragüenses han comenzado a solicitar el desistimiento de refugio en las fronteras terrestres y que están regresando a Nicaragua, porque consideran que el riesgo para ellos es mínimo.

No obstante esta situación, el Presidente de la República Daniel Ortega Saavedra, ha manifestado en declaraciones públicas, el derecho al retorno de nuestros hermanos nicaragüenses, ya que en Nicaragua no hay persecución política, como se ha manipulado de manera mal intencionada por organismos de derechos humanos, ONG y medios de prensa que usan la mentira y tergiversan la información.

La política migratoria del Gobierno de Nicaragua, es en pro de los derechos humanos de los migrantes, encaminada a promover la reintegración social y económica de la población retornada con el objetivo de que encuentren oportunidades de desarrollo en sus comunidades de retorno y eviten la emigración, respetando la soberanía de los Estados.

El gobierno de Nicaragua reitera su vocación de paz, de respeto y promoción de los derechos humanos de todas las personas en el territorio nacional y seguiremos trabajando en pro de la reconciliación y la unidad de la familia nicaragüense, la justicia, la seguridad ciudadana encaminada a promover la estabilidad política, económica social y ambiental para lograr el desarrollo integral y sostenible del país.

Muchas Gracias Señor Presidente.

también te puede interesar