Nicaragua

Resalta Daniel la esencia profundamente cristiana y comprometida de Monseñor Romero

Monseñor decía que era inconcebible que se diga alguien cristiano y no tome, como Cristo, una opción preferencial por los pobres

Resalta-Daniel-la-esencia-profundamente-cristiana-y-comprometida-de-Monsenor-Romero
Presidente Comandante Daniel Ortega |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

El Presidente Comandante Daniel Ortega destacó que estamos diciéndole al Monseñor Oscar Arnulfo Romero que sus palabras, principios e ideales los compartimos los nicaragüenses y seguimos luchando para defenderlos acá en Nicaragua.

Nos alegramos y compartimos el orgullo del pueblo salvadoreño que ya está conmemorando y celebrando la santificación de su líder religioso, resaltó el Comandante durante su intervención en el acto en homenaje al legado de Monseñor Oscar Arnulfo Romero, quien será canonizado mañana por el papa Francisco.

Nuestro mensaje para el presidente de la hermana El Salvador, Comandante Salvador Sánchez Cerén, para él nuestro cariño y el del pueblo de Nicaragua.

Rememoró los años dolorosos de la década de los ochenta, cuando asesinaron a Monseñor los derechistas oligarcas proimperialistas que fueron entrenados y armados por los yanquis para asesinar al pueblo salvadoreño y a religiosos dirigentes espirituales como él, que se atrevía a predicar su opción preferencial por los pobres, condenando a los intervencionistas que armaban a los asesinos.

Acá en Nicaragua, antes de esa dolorosa pérdida en El Salvador, el 20 de septiembre de 1978, en plena lucha, la guardia somocista —esa misma que hoy sigue ensangrentando a Nicaragua y quiere sangre— asesinó al padre Francisco Luis Espinosa.

Y el 11 de diciembre de ese mismo año, otro sacerdote asturiano, el padre Gaspar García cayó heroicamente frente a las balas asesinas de los somocistas armados por los yanquis y por el imperialismo, recordó Daniel.

Monseñor decía que era inconcebible que se diga alguien cristiano y no tome, como Cristo, una opción preferencial por los pobres. Y claro, eso no caía bien a los asesinos.

Exhortaba el religioso a combatir el egoísmo que se esconde en quien no quiere ceder lo suyo para dar a los demás, a las mayorías que no son más que los pobres, los campesinos, los trabajadores.

Le hablaba al egoísta, a los duros de corazón, que no entienden ni aceptan que se entreguen lotes a las familias para que se les pueda levantar sus viviendas.

Quieren toda esa tierra para ellos, para acumular tierras. No quieren que hagamos Reforma Agraria, entregándoles a los campesinos su parcela y su título de propiedad. Lo estamos haciendo y lo seguiremos haciendo, afirmó el Presidente en referencia a quienes buscan que nuestro país regrese a los años del neoliberalismo.

Rememoró también que unas semanas antes del crimen en una entrevista Monseñor Romero decía “si me matan resucitaré en el pueblo salvadoreño”. Hoy le decimos que resucitó en los pueblos de Centroamérica y del mundo.

Es esta es una gran victoria moral en Octubre Victorioso para el hermano pueblo salvadoreño, de Centroamérica y del mundo, señaló.

Recorrimos estos caminos en la lucha por la justicia y por la paz. Lo hicimos en el Septiembre Victorioso y lo estamos haciendo en Octubre Victorioso. Una fecha que nos recuerda el espíritu victorioso de nuestro pueblo.

Recordó que este 13 de octubre es el natalicio de Schafik Hándal, el líder salvadoreño que amó a Nicaragua. Fecha que coincide con la ceremonia que tendrá lugar mañana en Roma, donde dentro de pocas horas será la ceremonia formal, en la que el papa estará honrando a un Santo que supo identificarse, como Cristo, con los pobres.

Por estos días también se celebró un aniversario más de la primera traducción al castellano de la Biblia que es el arma más poderosa que existe en el mundo, que nos inspira y nos compromete en la lucha y la paz porque eso es lo que vino a predicar Cristo a la tierra.

No vino a promover la violencia ni la guerra. No vino a someterse o a alabar a los imperios de la época. Vino a traer un mensaje de amor para los que no quieren la paz y viven arrodillados frente al yanqui mendigándole para que les dé más financiamiento para hacer más daño y bañar de sangre nuestra patria.

Por eso estas caminatas, en las que participan miles de hombres y mujeres, de jóvenes y de niños cargados, son ejemplo de compromiso con la paz, la justicia y la libertad, y por esa razón decidimos dedicarle esta jornada a Monseñor Oscar Arnulfo Romero, añadió.

 

 

abc/ybb

también te puede interesar