Nicaragua

Nicaragua está preparada para enfrentar fenómenos meteorológicos

Siempre se debe ser en extremo cuidadosos y tomar todas las medidas de prevención

Nicaragua-está-preparada-para-enfrentar-fenómenos-meteorológicos
Fenómenos meteorológicos |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Se acerca al país un nuevo fenómeno meteorológico y ante ello tenemos que estar atentos para enfrentarlo y tener la menor afectación posible, sobre todo en cuanto a preservar la vida humana.

De esta manera coincidieron los especialistas Guillermo Gonzales, co-director del Sinapred y Marcio Baca, director del Ineter durante su intervención esta mañana en la Revista en Vivo del Canal 4.

Baca explicó a toda la población nicaragüense que se acerca al país un nuevo fenómeno meteorológico para el fin de semana o inicios de la próxima que podrían volver a traer lluvias al país, por lo que tenemos que estar atentos.

Según detalló el especialista las autoridades de meteorología están muy atentas a una posible formación de bajas presiones en el caribe nicaragüense y ya hay evidencias claras de que se está fortaleciendo.

El sistema podría verse fortificado por la onda tropical No. 40 que está también llegando a nuestro caribe y verse inmersa en este proceso de bajas presiones.

Todo ello acelera un poco su fortalecimiento y retardará su llegada, por lo que debería estar totalmente formado este sistema de bajas presiones para mañana viernes.

Esto irá creando nuevas condiciones para las lluvias en el norte y pacífico nicaragüense para los próximos días.

La cantidad de lluvia posible estaríamos viéndolo con mayor claridad mañana viernes. Se pronostica que el sistema se mueva hacia Cabo Gracias a Dios entre el lunes y martes y posteriormente ingrese por la parte norte de Honduras.

Ahí encontrará condiciones más fuertes para convertirse quizá en una posible depresión, pero hasta ahora son solo pronósticos.

Explicó Baca además que en una baja presión los vientos giran en contra de las manecillas del reloj, lo que significa que se activen los vientos del pacífico que son los que traen las lluvias.

A nuestro favor tenemos que en el Pacífico hasta hoy no tenemos evidencia de formación de otra baja presión, lo que significa que este no va a ser tan violento como el que tuvimos la semana pasada y la actividad de lluvia puede ser menor.

Aunque no se puede bajar la guardia en ningún momento porque aún nuestros suelos están húmedos y su capacidad de absorción de agua es menor, por lo que estaremos muy atentos a lo que suceda.

En ese sentido el doctor Guillermo Gonzáles, afirmó que hasta el momento esta saturación está encima del 60 por ciento, lo que significa que si hoy llueve dentro del patrón normal seguirán humedeciéndose los suelos y si llega ese sistema que hablamos, el agua podría acumularse.

En términos generales hay condiciones para que si llega una lluvia fuerte puedan provocar algunos niveles de anegaciones.

Frente a eso estamos con nuestros sistemas activados y listos para enfrentar la situación, lo que usualmente hacemos.

Dadas las características de este sistema tenemos que estar atentos en todo el país, pues el efecto de las lluvias y la humedad pueden afectarnos.

UN PAÍS MEJOR PREPARADO PARA ENFRENTAR LOS FENÓMENOS

El temporal del fin de semana fue atendido por las instituciones del gobierno de manera inmediata y es una muestra más de las capacidades organizativas de nuestro pueblo gracias a los ejercicios multiamenazas.

Con las experiencias de eventos anteriores, tenemos que actuar antes de que lleguen las lluvias. Si en días anteriores vimos que se cayeron muchos árboles, ante eso las alcaldías pueden ir tomando medidas.

Hacer limpiezas en las calles y barrios para recoger los desechos que puedan correr por las aguas y evitar que se acumule y hacer revisiones en aquellas casas que en eventos pasados sufrieron alguna afectación.

Al mismo tiempo estar listos y atender a las familias más vulnerables e identificar cualquier posible situación para prever más desastres.

Todo ello para que el impacto ser mucho menos y, sobre todo, no lamentar pérdidas de vidas humanas.

Confirmó Gonzáles que se han destinado recursos en las cabeceras departamentales para atender con mayor rapidez a la población que lo necesite. Hablamos de ayuda humanitaria para las familias.

ALERTAS ANTE LAS IMPRUDENCIAS

En otro momento del programa, González insistió en el aspecto de la seguridad y responsabilidad de las personas frente a esas situaciones.

Tiene que haber comprensión en que los fenómenos naturales no se producen de manera exacta, por lo que no nos podemos confiar en lo que hemos visto hasta ahora. Hay que ser prudente y no cruzar ríos crecidos y no confiar. La fuerza de las aguas no se puede medir siempre con la misma exactitud.

El mundo nos ha demostrado en los últimos años cuán frágiles somos ante los cambios de la naturaleza, por eso la previsión debe ser extrema.

Tuvimos lugares en Nicaragua que cayeron 600 milímetros de agua. Un volumen enorme que causa grandes estragos, por lo que tenemos que ser prudentes y poner en prácticas las medidas de seguridad extremas.

La mejor forma de enfrentar los fenómenos naturales es aprender a respetar a la naturaleza, conocerla y ser prudentes.

Uno de los lugares más afectados durante las últimas lluvias fue Tipitapa, una zona baja que está próxima al lago y se ubica al nivel del agua. Hay ahí también condiciones productivas, como arrozales, que hace que los suelos estén siempre húmedos. Además es una zona en la que el manto freático está cerca de la superficie, pues cuando caen los volúmenes grandes de agua se saturan inmediatamente.

Igualmente en Chinandega, toda la zona de El Viejo y Morazán son planas y bajas que está solo a tres metros sobre el nivel del mar y con mucha facilidad se inunda.

Malacatoya también va en declive. El río se junta con el lago y crea las condiciones para que con facilidad se inunde. Su topografía facilita que ante este tipo de fenómenos se inunde.

Por eso le damos especial atención a estas zonas. Incluso, si la baja presión entra por Honduras, tenemos que estar vigilantes porque si en esa nación llueve toda el agua termina en nuestro territorio y se suma a las aguas que tengamos acá.

FAMILIAS ACOMPAÑADAS POR LAS AUTORIDADES

La atención a estos lugares llegó muy rápido, autoridades, brigadas médicas. Por eso tiene que ser oportuna, de nada sirve un acompañamiento tardío. Entender que tratamos con personas que en ese momento están viviendo una crisis que ellos solo no la pueden enfrentar. De ahí el concepto de solidaridad que está inmerso en nuestro Gobierno, aseveró González.

Y no es solo garantizar la sobrevivencia, por lo que hay que pensar en el mañana y crear condiciones para que no vuelva a ocurrir una calamidad de este tipo o, al menos, menguar las consecuencias.

Por eso es importante la actuación de las instituciones como las que proporcionan agua, energía eléctrica, caminos, alcaldías, policía. En medio de la crisis se tiene que pensar en todo y accionar inmediatamente.

El gobierno poco a poco ha venido creando una nueva cultura del derecho a que las personas se sientan dignamente atendidas por las autoridades en las que confía. Al mismo tiempo esas personas se hacen parte de las soluciones y junto a su gobierno se vuelca a trabajar en las situaciones de emergencia.

Ahora se trabaja en la etapa de recuperación y las familias están volviendo a la normalidad en condiciones de esperanza porque vio todo el esfuerzo comunitario, social y gubernamental que se siente que está acompañado.

Sobre el invierno que estamos teniendo en el país, consideró Baca que está siendo un periodo lluvioso aceptable si hacemos comparaciones con las lluvias totales con lo que debería de llover.

La lluvia no cayó uniformemente en el territorio, lo cual denominamos como anomalías. Por ejemplo, mayo y junio fueron meses muy buenos.

En julio y agosto hubo un descenso lo cual es bastante razonable y en septiembre mejoró al final del mes, en tanto octubre ha comenzado bien lluvioso, afirmó.
mem/ybb

también te puede interesar