Nicaragua

Declaraciones de Compañera Rosario Murillo, vicepresidenta de Nicaragua, después del Acto en Conmemoración del 39 Aniversario de la Fuerza Aérea del Ejército de Nicaragua (31/07/2018) (Texto íntegro)

El Bien se va imponiendo, porque somos un Pueblo de Paz y Bien, y así queremos conservarnos, y queremos desarrollarnos en Paz y Bien

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Compañ[email protected]; queridas Familias de nuestra Nicaragua, Bendita, Siempre Libre! Esta Nicaragua que queremos fortalecer en Unidad,
Seguridad, Paz; esa Paz que nos reclama a [email protected], esa Paz que exigimos restaurar y recuperar, porque, en Paz y Estabilidad és que veníamos avanzando, en Cristianismo, Socialismo y Solidaridad!

Y, Compañ[email protected], escuchando ese apasionado Discurso de nuestro Comandante Daniel, esa narración adolorida de los hechos en nuestra Nicaragua, del 18 de Abril en adelante; pero, además, afirmando nuestro Comandante Daniel que estas son realidades que no explotaron el 18 o el 19 de Abril, sino que estaban ahí instaladas, y que, aprovechando circunstancias como el incendio de Indio Maíz, o la Propuesta de Reforma a la Seguridad Social, creyeron, las personas que han venido siempre atentando contra la Paz y el Cariño entre [email protected] nicaragüenses, que podían destruir la Patria. Y de hecho, en ese intento de derrocamiento de un Gobierno Legítimo, en ese Golpe Terrorista que [email protected] vivimos, nos destruyeron una buena parte de la Patria, pero no pudieron destruir la Fortaleza Espiritual del Pueblo nicaragüense.

El Comandante Daniel decía, precisamente, que la confianza en esa Fuerza Espiritual de nuestro Pueblo es lo que siempre le aseguró que alcanzaríamos la Victoria, como hemos alcanzado, gracias a Dios, la Victoria. Pero, por supuesto que [email protected] nos sentimos [email protected] de dolor, en medio del Agradecimiento a Dios porque hemos recuperado la Paz y la Seguridad, ahí está el dolor, el dolor por tanta pérdida de Vidas, tantos nicaragüenses, tanta Sangre!

Estaba aquí escuchando un Tema Musical, con un Poema adelante, que dice: “Pido castigo”. “Por esos muertos, nuestros muertos, pido castigo”, dice el Poema.

Por haber llenado la Patria de Sangre, pedimos castigo! Por haber aterrorizado a la Población nicaragüense, pedimos castigo! Por haber secuestrado, torturado, asesinado a [email protected] [email protected], pedimos castigo! Por haber torturado a Personas inocentes, pedimos castigo! Por el asesinato de Mujeres, de Hombres, de Jóvenes; por el asesinato de [email protected] Policías, cruelmente torturados antes, pedimos castigo!

Y cuando decimos: Pedimos castigo, somos claros, no decimos: Pedimos venganza. No decimos: Vámonos a instalar [email protected] el terror… No se trata de eso! Se trata de pedir castigo, de reclamar castigo, y de hacer ver en todo momento, que la Sangre de [email protected] nicaragüense inocente no puede haber corrido en vano, que la destrucción de Nicaragua no puede quedar impune. No hay impunidad! No hay impunidad para esa barbarie terrorista, criminal, que instalaron en nuestro País. No puede haber impunidad!

“Crimen y Castigo” dice el título de una de las novelas más famosas de Dostoiewski… Crimen y Castigo! Tiene que haber castigo, tiene que haber Justicia!

Y es inverosímil que se pretenda culpar al Gobierno y al Estado nicaragüense de estos crímenes provocados por golpistas y terroristas, a la luz, o en plena luz del día, y también en la noche, pero a la vista de [email protected] [email protected] nicaragüenses. Es inverosímil que se diga que el Estado nicaragüense tiene culpa por estos crímenes, esta barbarie, por el terrorismo pues, que sembraron los golpistas en Nicaragua.

La culpa la tiene el Golpismo! La culpa y la responsabilidad la tienen los que financiaron, los que promovieron, los que ejecutaron, los que actuaron. Aquí hay autores intelectuales y hay autores materiales, y también hay quienes financiaron, de fuera, y de aquí mismo, todas estas acciones contra el Pueblo, contra la Patria, todo este derramamiento de Sangre… Doloroso derramamiento de Sangre!

Y el Comandante Daniel, nuestro Presidente, hacía el recuento y a uno le subía la emoción, indignación, dolor, conmoción pues, que es lo que [email protected] tenemos. Creo que no hay Familia nicaragüense que no tenga acumulado sentimientos de zozobra, sin perder la Fé, por supuesto, porque somos un Pueblo de Fé y de Gran Espíritu, como decía también nuestro Comandante Daniel, que es lo que siempre nos dio la certeza de que saldríamos victoriosos… El Espíritu de nuestro Pueblo! Pero no hay nicaragüense que no tenga en su Corazón, dolor y secuela sicológica, daños sicológicos. Cuánta perversidad la de unos cuantos!

Cuando el Comandante Daniel hablaba del Secuestro Nacional, nosotros recibíamos a diario las cifras de las Personas que estaban en los tranques de la muerte, y estamos hablando de 1,000 y pico de Personas secuestrando a un País entero, a un Pueblo entero. Si eso no es pecado, si eso no es delito… Qué es entonces?

Tenemos que estar [email protected], [email protected] Compañ[email protected], que gracias a Dios hemos recuperado la Paz! Gracias a la Fortaleza de nuestro Pueblo hemos recuperado la Paz y la Seguridad, y gracias a esa Fortaleza de nuestro Pueblo vamos a ir Adelante, trabajando [email protected], que ahí es donde no podemos también olvidarnos de que, aquí, [email protected] es que tenemos que sacar el País adelante.

Y todos los días, a pesar de todos estos dolores, a pesar del conocimiento, de la información que tenemos, nos llamamos al Reecuentro, a la Reconciliación, a afianzar la Paz, pidiendo Justicia… Eso sí!

Crimen y Castigo, como dice el Libro de Dostoiewski… Crimen y Castigo! Pidiendo Justicia, pero sabiendo que la Justicia no nos corresponde a [email protected] con nuestras propias manos, sino a través de las Instituciones encargadas de velar porque se haga Justicia, porque no haya impunidad, y porque ese hacer Justicia también contribuya a restablecer de manera permanente el Orden, y que ese hacer Justicia no implique más odio en nuestro País.

Once años vivimos en Paz, consolidando Reconciliación, y de la noche a la mañana instalaron el odio. Digo, ese odio que venía, que estaba ahí, pero lo instalaron de una manera cruel, desgarradora, incomprensible para [email protected], adentro y fuera de nuestro País.

Hoy 31 de Julio, mañana 1ro de Agosto, en Managua se celebra a Santo Domingo. Le damos Gracias a Dios por las Bendiciones, la primera Bendición es haber recuperado la Seguridad y la Paz; por la Bendición de vivir en esta Patria Cristiana, porque el Cristianismo, la Fé, nos ayuda a [email protected] a fortalecer capacidades, y a saber que es posible vencer el Mal… Aquí logramos vencer el mal!

Es imposible explicarse lo que sucedió si no atendemos las explicaciones que dan distintas Personas estudiosas, que dicen: Bueno, aquí hubo demonios sueltos, aquí hubo ritos satánicos, aquí hubo potestades
que se movilizaron por Nicaragua, dejando un reguero de Sangre y promoviendo odio, promoviendo el Mal.

Bueno, el Bien se va imponiendo, porque somos un Pueblo de Paz y Bien, y así queremos conservarnos, y queremos desarrollarnos en Paz y Bien. Y el llamado que nos hacemos es a, entendernos, encontrarnos, reencontrar esas Rutas que veníamos recorriendo, de Convivencia en la Comunidad, de Reconciliación, y consolidar Paz y Bien todos los días, Bien Común todos los días.

Golpes duros, pero Aprendizajes también! Yo creo que [email protected] hemos aprendido y hemos aprendido mucho, y ese Aprendizaje tenemos que ponerlo en práctica para ir Adelante, Siempre Más Allá, sin perder la Ternura, sin perder la Sonrisa, sin perder la Alegría; por mucho dolor que tengamos la Alegría es un Don, un Don de Dios! Y sin perder, sobre todo, la capacidad de sentir Cariño, la capacidad de sentir Amor, y construir desde el Amor, porque es lo que tanto necesita nuestra Nicaragua. Muchas gracias, Compañ[email protected]

también te puede interesar