Nicaragua

Daniel y Rosario se reúnen con líderes del Ministerio de Los Diez Mandamientos

Promueven el Amor, la Reconciliación y los Mandatos Sagrados de Dios

dr
Daniel y Rosario se reúnen con líderes del Ministerio de Los Diez Mandamientos |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Un importante encuentro con el Presidente Comandante Daniel Ortega y la Vicepresidenta, Compañera Rosario Murillo, sostuvieron el Doctor Gerry Mahn y la Doctora Alicia Robertson, del Ministerio de los Diez Mandamientos, quienes estuvieron en Nicaragua durante varios días promoviendo el amor, la reconciliación y los mandatos sagrados de Dios.

El pastor Gerry Mahn junto a la Doctora Alicia Robertson, miembros del Ministerio Los Diez Mandamientos, fundada en 1987, visitaron Nicaragua con el objetivo de compartir con el pueblo y las autoridades nacionales las buenas nuevas de las Sagradas Escrituras y el significado de salvación a través del cumplimiento de los diez mandamientos de Dios.

Sobre el encuentro con Daniel y Rosario, los visitantes dijeron que compartieron con ellos un mensaje de amor basado en las enseñanzas bíblicas.
“Venimos a Nicaragua y nos hemos reunido con el Presidente y la Vicepresidenta, fueron muy agradecidos con nosotros y disfrutamos la visita, ellos nos han pedido que oremos por Nicaragua y oramos por ellos también, para que Dios pueda bendecir todo el país, además tuvimos el privilegio de visitar a otros líderes del país y cada uno de ellos han amado los Diez Mandamientos y creemos que esto es lo que puede empezar a traer la unidad”, refirió Gerry.

Por su parte, Alicia Robertson, manifestó que ellos vinieron al país motivados por ese gran amor que sienten por este pueblo, en el que ella tiene sus orígenes y de lo cual se siente orgullosa.

“Amamos este país y nos dio mucha tristeza ver lo sucedido y es cuando decidimos venir y alzar la palabra de Dios para todos y así lograr que Dios bendiga esta patria y que cese la violencia y el odio, hemos orado con los líderes y sabemos que Dios va a traer paz, desapareciendo el odio de muchos nicaragüenses quienes están buscando a Dios y con la crisis se ha acercado más a él”.

“Nicaragua es un país bendecido y lo pudimos conocer de lo expresado por el presidente cuando narró coómo la lluvia apagó un incendio forestal, a través de las oraciones de las personas justas que viven en este país Dios mandó esa lluvia que apagó las llamas y eso es una gran bendición y de seguir implorando y pidiendo perdón, Dios va a escucharnos, perdonarnos y sanar nuestras tierras lo cual representa prosperidad. Nicaragua va a ser muy bendecida”, subrayó.

Gerry, un hombre cuya labor pastoral se ha basado en la promulgación de las leyes de Dios por diversos lugares del mundo, destacó que las mismas son la esencia para establecer la paz, armonía y reconciliación en la humanidad.

“Es un privilegio para nosotros estar en este país, amo este país y he estado acá un par de veces antes, nuestra misión la hemos llevado a cabo en muchos países. Hace unos años leía un artículo en una revista en la que se refería a 55 mil jóvenes que estaban en problemas y de los cuales solo nueve mil habían escuchado de los Diez Mandamientos aun cuando profesaban creer en la Biblia y es ahí cuando me dispuse a buscar los mandamientos para compartirlos en los hogares, pero no los encontré por mucho tiempo, hasta que un día encontré una versión muy pequeña”, relató.

Su interés por inculcar en los jóvenes y en las familias las buenas nuevas, lo motivaron a elaborar junto a su hijo un arte, el cual incluía los Diez Mandamientos, logrando imprimir 50 mil copias, las que ha compartido con su comunidad y con todo aquel que desea conocer a profundidad lo que Dios manda a cumplir.

“Me di cuenta lo que estaba pasando en el mundo con el crimen y los problemas, y quise que todo el mundo tuviera una copia de lo que Dios escribió con su propio dedo, esta escritura es la única que dice la Biblia que debe ponerse en la entrada de las casas. Por la gracia de Dios, hemos podido llevar los diez mandamientos a muchos países en el mundo y hemos visitado a muchos presidentes, asambleas, trabajadores, incluso a personas judías, musulmanes, cristianos y a todas las religiones y yo tengo un lugar especial para Nicaragua y es ahí cuando decidimos venir a Nicaragua y visitar al presidente”, manifestó.

DIEZ MANDAMIENTOS, EL RETO DE LA HUMANIDAD

El líder religioso expresó que los Diez Mandamientos no han sido fáciles de cumplir para la humanidad, sin embargo, hacer de ellos un diario vivir, permite al hombre vencer los obstáculos y tentaciones del mundo.

“Todos hemos roto los Diez Mandamientos, nadie está sin pecado, pero tratamos de estar bien, y fallamos de vez en cuando, pero cuando viene Jesús y nos libera de los pecados, nos damos cuenta en el primer Mandamiento que nos está liberando de todas las cadenas. Cómo no reconocer que él vino y derramó su sangre por nosotros y el más importante de todos los mandamientos es el primero que dice que Jesucristo vino al mundo a liberarnos y el poder está en la palabra”, señaló.

“Creo que Jesús pudo cambiar mi corazón, pues él dijo en las montañas no odies a la gente, él es capaz de hacer eso, porque tiene el poder de darnos un nuevo corazón, nos libra del odio, de la lujuria y el poder está en la palabra y nuestra tarea es poner esta palabra en cada hogar. El Presidente Ortega y la Vicepresidenta Rosario están de acuerdo con esto”, dijo.

Gerry señaló que la primera tabla de mandamientos es para entablar una comunión entre cada uno de nosotros con el Señor y la segunda tabla de mandamientos refiere a la relación entre la humanidad, cómo protegerse los unos a los otros.
“El gobierno debe protegernos, por eso tenemos ministro que son los que nos protegen contra asesinos, ladrones y el orden de la sociedad, las leyes de Dios permiten que hablemos con la sociedad y que todo camine con inteligencia, lo cual debe hacerse con respeto, permitiendo una libertad”, expresó.

Así mismo se refirió al rol de los diversos actores sociales, quienes deben basar sus actos y comportamientos en las sagradas escrituras, lo cual dará como resultado un país próspero y bendecido.

“Algunas veces los pastores y predicadores se vuelven malos, algunas veces los doctores se vuelven malos doctores y todo el que hace mal debe ir con la justicia. El cambio debe ser en cada uno de los corazones y aunque no a muchos les gustan los Mandamientos, considero que la llave para cada uno de nosotros es tomar la decisión de parar el odio y rendirnos al Señor y después de eso él va bendecir en gran manera el país”, afirmó.

LA ORACIÓN Y RECONCILIACIÓN, DOS ARMAS PARA DERROTAR EL ODIO

Tras los hechos de violencia que han enlutado a muchas familias nicaragüenses y en el que la postura del Gobierno ha sido restablecer la paz y permanecer en constante oración, el líder espiritual destacó que las autoridades nicaragüenses han inducido al país y a la situación por el mejor camino, la oración.

“Creo que es maravilloso ver un pueblo orando, el Gobierno no le está diciendo al pueblo cómo actuar, me parece que ellos lo que han dicho a cada uno de los que creemos en el Señor es que estamos hechos por un ser superior. Nosotros somos para Dios como pequeños saltamontes y para comunicarse con nosotros nos visitó como un niño en Jesús y eso se revela en la biblia. El presidente y la vicepresidenta nos han pedido orar y no hay nada malo en eso, yo garantizo que Dios va a darnos perdón y bendecir esta nación”, exclamó.

“Mi mensaje es que cada uno de nosotros declaremos nuestros pecados a Dios y nos deshagamos del odio y cuando nuestro enemigo tenga sed démosle agua, tratemos al enemigo con amabilidad, no alimentemos el odio, no hablemos de odio, dejemos que el milagro suceda a través de Jesús, desechemos la amargura, el odio y un nuevo espíritu vendrá al país y habrá paz”, afirmó.








abc/ybb

también te puede interesar