Nicaragua

Rosario: Nicaragua no dará ni un paso atrás

Tenemos la fortaleza, la fe y la certeza de que mientras estemos en manos de Dios no habrá imposibles, afirmó la Vicepresidenta

PAZ-1
PAZ |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

La Vicepresidenta de la República, Compañera Rosario Murillo, reiteró que todo el pueblo unido en fe y esperanza irá esta semana al Repliegue a Masaya “porque no vamos a dar ni un paso atrás. Somos un pueblo de puro amor y paz que sabe que Siempre será 19”.

La marcha hacia las victorias no se detienen y nuestras principales victorias son la paz, la seguridad, el derecho a la vida y la restauración del alma nicaragüense, afirmó la Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía en su habitual encuentro con el pueblo de cada mediodía.

Tenemos la fortaleza, la fe y la certeza de que mientras estemos en manos de Dios no habrá imposibles. Con la restauración de la paz y la seguridad nos sentimos cada vez más comprometidos.

El amor que sentimos por nuestro pueblo grandioso, valiente y libre se manifiesta en la capacidad para trascender desde la oscuridad y convertirla en claridad, reiteró la Vicepresidenta de la República.

Todo ello es fruto de nuestra fe cristiana. Somos pueblo lleno de fe, amor, libre, generosos y solidarios, aunque algunos corazones nublados de odio hayan sido capaces de introducir en una sociedad como la nuestra la perversión, el terrorismo, los crímenes, los secuestros y las torturas, hábitos y prácticas ya desconocidos para miles de nicaragüenses.

Recordó Rosario que hace 39 años luchamos y nos liberamos de una dictadura oprobiosa. De repente la explosión de terrorismo quiso tomarse nuestra tranquilidad pero la fortaleza de nuestro pueblo es mayor.

Estamos orgullosos de cada mujer y hombre de nuestro pueblo, capaces de vivir el mandato cristiano de bien, paz y amor entre nosotros, recalcó la Vicepresidenta de la República.

Al restaurar la paz en el país debemos restaurarla también en nuestros corazones, porque sabemos que en  la reconciliación está la garantía de una paz duradera.

Seremos capaces de levantar piedra a piedra la iglesia de Dios en Nicaragua, de poner la piedra de la reconciliación para garantizar la vida y convivir armoniosamente como familia para levantar como país y prosperar los productores, campesinos, trabajadores en general, pequeños y medianos emprendedores.

Van a volver nuevos tiempos de abundancia y victoria para Nicaragua. La laboriosidad y el afán de Nicaragua venga a hacer realidad el designio de Dios sobre nuestra patria.

ale/ybb

también te puede interesar