Nicaragua

Daniel: ¡Que viva por siempre la paz en Nicaragua!

Reconocemos el esfuerzo que ha hecho Su Eminencia Reverendísima, Cardenal Leopoldo Brenes, con los señores obispos, para apoyar este proceso de diálogo, indicó

CCC _ JAIRO CAJINA _140
|

LA VOZ DEL SANDINISMO |

El Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega, desde la Plaza de las Victorias y frente al pueblo nicaragüense, expresó que nuestro país dice no a la muerte, no a la destrucción, no a la violencia, no a la barbarie, y sí a la vida, sí al diálogo, sí al trabajo, sí a la paz.

Ante miles de familias reunidas en respaldo al diálogo y la paz en nuestro país, el Comandante Daniel exclamó: Levantemos las manos y pidamos fortaleza a Dios diciendo: Danos Señor la fuerza, danos Señor la fuerza para ser instrumento de paz y que donde haya odio sembremos amor. ¡Que viva por siempre la paz en Nicaragua!

En su intervención destacó que nuestro país ha venido construyendo la paz en medio de inmensos dolores, pues la guerra impuesta por los intervencionistas de siempre le cobró al heroico pueblo de Nicaragua más de 50 mil muertos.

Las palabras del Presidente Daniel fueron acompañadas por gritos de “¡el pueblo unido jamás será vencido!”.

Poco a poco hemos venido consolidando la paz, con alegría, con amor, con solidaridad, con una juventud que viene forjándose con un espíritu verdaderamente cristiano, que parte del principio ama a tu prójimo como a ti mismo. Desgraciadamente los mismos que incitaban a la guerra antes, ahora incitan nuevamente a la violencia, y en medio las víctimas de la violencia, los fallecidos por estos actos violentos que todos hemos repudiado, condenado. Nuevamente los sembradores de odio han provocado una profunda herida en el corazón de la Patria, y la Patria está de duelo, resaltó el Presidente Daniel.

También pidió guardar un minuto de silencio para recordar a los fallecidos, en solidaridad con todas las familias de los fallecidos y para comprometernos a que la violencia no vuelva a instalarse en nuestra Patria.

En este momento de las palabras del Presidente Daniel la multitud prorrumpió en vítores y exclamaciones de “¡Viva Daniel!”.

Esta tarde le rendimos homenaje a nuestro querido Comandante Tomás Borge en el sexto aniversario de su partida y le damos la bienvenida a esa fecha gloriosa que es el día de los trabajadores, el Primero de Mayo, indicó Daniel.

Daniel subrayó el papel de la Juventud Sandinista 19 de Julio, cuyos muchachos y muchachas estudian y posteriormente trabajan en las diferentes instituciones para recorrer los barrios de las ciudades, las comunidades campesinas, para llevar el pan de la solidaridad a las familias más empobrecidas, y acompañar a las familias en todas las situaciones que se ven afectadas como inundaciones, temblores, incendios, entre otras.

Indicó que también participan en el acto el Comandante Edén Pastora y el Comandante de la Revolución Víctor Manuel Tirado López, quien saludó a la población congregada en la Plaza de las Victorias y le pidió “seguir adelante sin vacilaciones”.

“Ahora se trata de la defensa de la paz. En la defensa de la paz ni un paso atrás”, ratificó el Comandante Daniel.

Destacó que es importante mantener la paz para que los campesinos puedan seguir trabajando la tierra como lo han venido haciendo a lo largo de estos años, en paz, en estabilidad y seguridad, para garantizar los alimentos de todos los nicaragüenses, para que los obreros puedan marchar a sus fábricas sin obstáculos y no se ponga en riesgo los puestos de trabajo, porque la violencia afecta el empleo formal e informal.

Señaló que está pendiente la instalación de un diálogo para tratar temas que tienen que ver con la justicia social y económica y la seguridad de los nicaragüenses, con la justicia en relación con los hechos condenables que se han producido, situaciones que tienen que ser investigadas para que puedan encontrarse a los culpables, no para lanzarnos llenos de odio contra ellos, no para lanzarnos con el cuchillo contra ellos, sino para que entiendan que ya Nicaragua entera escogió el camino de la paz, la estabilidad, la seguridad.

Reconocemos el esfuerzo que ha hecho Su Eminencia, el Cardenal Leopoldo Brenes, con los señores obispos para apoyar este proceso de diálogo. Diálogo para la paz, ese es el gran objetivo. Estamos totalmente comprometidos en cualquier circunstancia que se presente, aun en las mas difíciles, porque hay quienes están boicoteando el diálogo, pero son las familias, los campesinos, los trabajadores, el pueblo, la juventud, las mujeres, los que darán la batalla para defender la paz, subrayó.

Levantamos nuestras manos en esta tarde en nuestro compromiso con todos los fallecidos, en las diferentes contiendas que ha vivido nuestra Patria, con los miles de víctimas y muertos, expresó Daniel.

No a la muerte no a la destrucción, no a la violencia, no a la barbarie, sí a la vida, sí al diálogo, sí al trabajo, sí a la paz, exclamó el Comandante Daniel.

ale/ana

también te puede interesar