Nicaragua

Daniel: Venezuela ha sabido defender los principios, los ideales y las prácticas solidarias y revolucionarias del Comandante Chávez

Al intervenir en la XV Cumbre del ALBA-TCP, el Comandante destacó también la figura de Hugo Chávez en el quinto aniversario de su tránsito a la inmortalidad

198900
Presidente Daniel Ortega |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

El Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega, reiteró el respaldo a Venezuela de todas las naciones que conforman la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América-Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP) y recalcó la vigencia de ese mecanismo en América Latina y el Caribe.

Al intervenir en la XV Cumbre del mecanismo de integración, que se desarrolló este lunes en Caracas, Venezuela, Daniel reafirmó que todos en la región “estamos seguros, convencidos, de que la semilla que sembraron los Comandantes Fidel Castro y Hugo Chávez ya dio frutos y se seguirá multiplicando”.

Al pueblo venezolano, le afirmó que la obra que Chávez y Fidel construyeron continúa a pesar de los pronósticos de sus detractores. “Acá estamos todos ratificando los principios y las bases que dieron lugar a este proyecto”.

En la XV reunión del mecanismo, que se desarrolló en el contexto del quinto aniversario de la partida física del Comandante Hugo Chávez, le transmitió Daniel el amor del pueblo nicaragüense a su par venezolano que “ha sabido defender los principios, los ideales y las prácticas solidarias y revolucionarias del Comandante Chávez”.

Rememoró el Comandante Daniel la trayectoria revolucionaria de América Latina, que se inició con el triunfo de la Revolución Cubana en 1959. A partir de entonces “Cuba fue el único país que con Fidel, Raúl y su pueblo había logrado alcanzar la libertad y justicia”.

Cuba lo logró, dijo, “en medio de agresiones, invasiones, bloqueos y atentados contra Fidel, ahí estaba Cuba”.

Recordó que, al desplomarse el campo socialista europeo a fines de los años 80 del siglo pasado, inmediatamente se le vaticinaba a la Revolución Cubana su final. “Pero resistió con su pueblo heroico, Fidel y Raúl al frente. Una gesta que se forjó con conciencia, dignidad y principios”.

Luego vino el proceso revolucionario de la Revolución Bolivariana que, con Chávez a la cabeza, fue el inicio de una nueva era latinoamericana y caribeña.

Se encontraron así dos revoluciones fuertes, la cubana y la bolivariana, que luego se toparon con la Revolución Sandinista “que estaba resistiendo desde la oposición y como dijimos en su momento, gobernando desde abajo”, afirmó Daniel.

Después se sumó Bolivia y otros tantos latinoamericanos y caribeños que se unieron a nuestra gesta y así se construyó este sólido bloque que movió, impulsó y promovió la creación de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

“No podemos imaginar la creación de la Celac sin la existencia del ALBA-TCP y sus múltiples mecanismos importantes para la región como Petrocaribe”.

En la conformación de la Celac, rememoró Daniel, participó el gobierno progresista de Brasil con Luis Inacio Lula da Silva a la cabeza, el de Argentina con Cristina Fernández y tantos otros. Un conglomerado de gobiernos que trabajamos todos para que “pudiera hacerse realizad así el sueño de Bolívar, la Celac”.

Fue entonces que el mundo tuvo la oportunidad de ver un alto grado de madurez alcanzado por los gobiernos latinoamericanos y caribeños. No faltaron los intentos de Estados Unidos por torpedear este objetivo, pero “no les quedó más que aceptar que en contra de su voluntad se estaba construyendo ese espacio latinoamericano y caribeño”, aseveró el mandatario nicaragüense.

Surge así la Celac, donde convergen todas las naciones independientemente del partido gobernante, pero teniendo muy en cuenta la importancia del respeto y la soberanía para la autodeterminación de los pueblos.

“Ni en la reunión de Caracas, ni la Chile ni en la de La Habana, Costa Rica y luego en Dominicana se le puso condición a país alguno para que participara de estas reuniones. Y se abrió así un espacio indispensable para que abordáramos nuestras coincidencias y diferencias”.

Desde el marco de la Celac y el Alba también  se lograron establecer las bases para romper el cerco en la Cumbre de las Américas en contra de Cuba y se logró su participación en la Cumbre de Panamá en 2015.

América Latina  volvía a demostrar así el alto grado de responsabilidad y madurez como deben tener los gobernantes independientemente de su ideología. “Se comenzaban a respetar en América los principios que todos hemos consignado. Cuánto se había logrado avanzar”, resaltó Daniel.

Lamentó, en tanto, los atropellos que se vienen cometiendo en contra de esos mismos principios y que parten de los propios gobernantes norteamericanos y latinoamericanos que no cejan en protestar,  cuando organismo internacional alguno intenta señalarlos por las violaciones a los derechos políticos o humanos que cometan. “No aceptan. Esto sencillamente es un intento de provocar nuevamente la desintegración de lo que hemos logrado construir”.

Se refirió específicamente a las ofensivas que se lanzan contra del Gobierno venezolano y a su presidente legítimo, Nicolás Maduro.

Hace un tiempo pedían que se adelantaran las elecciones presidenciales en el país, y ahora está anunciado por el Gobierno, que toman ellos sus propias decisiones, también critican. “No se admite que intenten descalificar y deslegitimar el proceso venezolano que ha venido avanzando en medio de cualquier circunstancia y desafío”.

Frente a la violencia el mensaje ha sido a la paz, al llamado a elecciones. Y nosotros como miembros del ALBA-TCP que hemos caminado todo este trayecto, sabemos perfectamente como lo saben todos los que cuestionan a Venezuela y Estados Unidos que la Revolución Bolivariana no ha ido a subvertir el orden contra ningún otro gobierno.

La Revolución Bolivariana solo ha promovido la integración de los pueblos de Nuestra América, ha promovido la cooperación, el comercio justo entre toda la región, contribuir a que los pueblos más empobrecidos y otros de economías más desarrolladas puedan intercambiar y compartir para combatir y erradicar la pobreza.

Incluso, dijo, ha llevado programas a pobres de Estados Unidos para que no mueran de frío en épocas de invierno.

“Y es que lo que queda claro que acá lo que se enfrenta es la política egoísta que es la esencia del imperialismo y el colonialismo a lo largo de la historia de la humanidad que es ocupar no parta ayudar, sino para saquear. Esa ha sido su práctica”, remarcó.

“Es la contraparte de lo que predicaron y practicaron Chávez y Fidel, la política de la justicia y la generosidad, contribuir con los pueblos en cualquier parte del mundo y en la región especialmente en la lucha contra la pobreza”, agregó el Comandante Daniel.


ale/ybb

también te puede interesar