Nicaragua

Daniel: Son estos tiempos para acercarnos todos

En el solemne acto de entrega al pastor David Spencer de la ciudadanía nicaragüense y la Orden de la Independencia Cultural Rubén Darío, el Presidente de la República dijo que dicho gesto envía un mensaje bien claro: estos son tiempos de paz y unidad

pastor_11
El Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega, expresó que el fundador de la Iglesia Hossana, Pastor David Spencer, realmente inspira |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

El Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega, expresó que el fundador de la Iglesia Hossana, Pastor David Spencer, realmente inspira.

En el solemne acto de entrega al líder religioso de la ciudadanía nicaragüense y la Orden de la Independencia Cultural Rubén Darío, Daniel dijo que dicho gesto envía un mensaje bien claro, en estos tiempos donde lo que buscamos es encontrarnos, unirnos. “No son estos tiempos para alejar a nadie, sino que son estos tiempos para acercarnos todos”, afirmó el mandatario, al recordar el caso de Estados Unidos, nación formada en sus inicios, principalmente, por inmigrantes llegados de Europa.

“Hoy más que nunca tienen que abrirse las puertas para la paz, las puertas para la vida, porque cuánto hay que luchar en estos tiempos para defender ese derecho esencial que nos da Dios a todos los que habitamos este planeta, que es la vida, que es el derecho a crecer, el derecho de gozar de la riqueza, no del oro, no de la quimera del oro, sino de la riqueza espiritual que es la más valiosa, que es la más grande, y que es la que tenemos que invocar en estos tiempos para que no se cierren las puertas sino que se abran las puertas y que logremos los habitantes de este planeta, bajo la inspiración de Dios, con la palabra de Dios, con el aliento divino, logremos realmente ser una gran fuerza espiritual que es la única que le va a traer paz, estabilidad y seguridad a este planeta”, afirmó.

El Presidente recordó que Nicaragua, un país pequeño y pobre, ha tenido una gran riqueza: la presencia de Dios, para conquistar la Paz. Empero, significó que no basta con conquistar la paz si quienes se enfrentaron no se reconcilian.

En ese sentido, reflexionó: “¿Qué es lo que ha hecho posible el proceso de reconciliación en nuestro país, después de la paz? Ha sido la palabra de Dios, llevada por los pastores, llevada por los delegados de la palabra en todas las comunidades, en todas las zonas de nuestro país donde más se habían abierto las heridas entre las familias nicaragüenses”.

“Fue determinante la palabra de Dios llevada por los pastores y los delegados de la palabra para que pudiésemos avanzar en este proceso de reconciliación, y tenemos que seguir luchando porque la reconciliación como la paz no se decretan, sino que se tienen que estar continuamente cuidando, cultivando, alimentando, y la única fuerza real para garantizar la paz, consolidar la paz y seguir fortaleciendo la reconciliación no es la riqueza material, es la riqueza espiritual, y la riqueza espiritual viene de la palabra de Dios, viene de Cristo, y los portadores de la palabra de Dios son los sacerdotes, los pastores, los delegados de la palabra, son los que tienen ese inmenso reto”, destacó Daniel.

El Presidente comentó asimismo que el Gobierno debe acompañar a los pastores en ese reto, “porque es la batalla más grande que actualmente se libra en Nicaragua y el planeta”.

Refirió que así como Nicaragua ha logrado avanzar de la paz a la reconciliación, hay que seguir fortaleciendo la palabra de Dios. “El mundo también hoy más que nunca demanda de la palabra de Dios”, aseguró.

Así, dijo a David Spencer: “Usted logró con la inspiración de Dios hacer realidad este templo y multiplicarlo también en todo el país”.

Aseguró luego que es un honor entregar la ciudadanía de Nicaragua a un ciudadano estadounidense. “Fíjense qué mensaje en estos tiempos”, dijo.

“A nosotros nos honra realmente que un ciudadano norteamericano esté recibiendo la ciudadanía nicaragüense, que eso dice mucho, norteamericanos y nicaragüenses somos hijos de un mismo Dios, somos hijos de un mismo padre” agregó Daniel.

Daniel reiteró que de nada sirve la riqueza y el poder militar si quienes ostentan ese poder no tienen el poder de Dios. Recordó entonces que Rubén Darío, el Príncipe de las Letras Castellanas, fue un gran luchador por la paz.

“Y usted (pastor Spencer) en nombre de Dios ha trabajado por la paz y ha clamado por la paz en beneficio del pueblo nicaragüense y también de los pueblos del mundo, porque más que merecido la Orden Rubén Darío para usted luchador por la paz en nombre de Dios”, señaló.

Daniel dijo que como mandatario su inspiración para luchar por el pueblo y junto al pueblo “era y sigue siendo Cristo, y no se puede luchar, no se puede tener la fuerza para luchar e ir adelante si no está uno bajo la palabra de Dios, bajo la inspiración de Dios y agradeciéndole a Dios la oportunidad que nos da de ir saliendo poco a poco de la pobreza”.

“Aquí se está cumpliendo: Los últimos serán los primeros. Ahí se va cumpliendo poco a poco, los últimos serán los primeros de la gente que está en mayor pobreza, en extrema pobreza, bueno ahí vamos poco a poco, no es de una sola vez, no es posible hacerlo pero yo digo, siempre lo digo, ya Dios nos permitirá discernir, pensar en encontrar la forma, nos ayudará para multiplicar los panes sobre todo cuando estamos pasando momentos difíciles porque no hay país en el mundo por muy potente y grande que sea que no pase dificultades, grandes dificultades, grandes crisis, ya no digamos nuestros países que tenemos economías tan frágiles”, sentenció el Presidente.

ale

también te puede interesar