Nicaragua

Comandante Daniel: El Estadio Nacional es una verdadera obra de arte

En la inaguración del recinto deportivo, el Presidente de la República catalogó al ex ligamayorista Dennis Martínez como una reencarnación de Diriangén y, por tanto, Orgullo de Nuestro País

Foto- Jairo Cajina _145
|

Redacción Central |

El Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega, destacó la tarde de este jueves 19 de octubre la importancia de la inauguración del Estadio Nacional de Béisbol Dennis Martínez, ubicado en la capital nicaragüense.

“Todos los que habitamos este planeta somos soñadores y a veces cuesta que los sueños se conviertan en realidad”, manifestó emocionado el Comandante Daniel, acompañado por la Vicepresidenta, Compañera Rosario Murillo.

“Qué sueño más grande, quién podría incluso soñarlo, alguien nos lo dirá después, que un nicaragüense, de esta combinación mestiza que trae la sangre indígena, por eso decía que reencarna a Diriangén, iba a alcanzar una victoria que llenaría de gloria a toda Nicaragua, que nos llenaría de orgullo a todos los nicaragüenses, el juego perfecto de Dennis Martínez allá en las Grandes Ligas”, añadió.

Ante la atenta mirada del extraordinario lanzador y gran homenajeado de la jornada, Dennis Martínez, el mandatario aseguró que esta tarde estuvo llena de luz, a la vez que catalogó al exligamayorista como una reencarnación de Diriangén y por tanto Orgullo de Nuestro País.

Asimismo, Daniel destacó que este estadio es fruto de las relaciones estrechas con Taiwán, que viendo las condiciones del viejo estadio, fracturado por el terremoto, notó la necesidad de hacer todo lo posible para construir un nuevo local.

Explicó que para ello el gobierno no tenía los recursos, por lo que se le pidió a Taiwán los 30 millones de dólares destinados para construir la majestuosa obra. “Hablamos con las autoridades de Taiwán. Ellos nos respondieron positivamente. Aprobaron allá en Taiwán, en el congreso de Taiwán, el financiamiento de 30 millones para el estadio. Nicaragua pondría una contrapartida, incluyendo lógicamente los terrenos que había que comprar, hasta totalizar los 50 millones”, afirmó.

“Ellos inmediatamente nos dijeron que sí, que era lo humanitario, lo más urgente y que nosotros luego, del Presupuesto, repondríamos los fondos y agregaríamos la otra parte correspondiente a asegurar que tuviésemos este estadio”, explicó.

Afirmó que tales decisiones responden “a la cooperación, a la solidaridad entre dos pueblos hermanos, que permiten multiplicar los panes, gracias a Dios, la comunidad de Belén y ahora este Estadio Nacional Dennis Martínez”, aseguró.

Durante su alocución, alabó la faena de los cuatro mil 127 trabajadores, entre diseñadores, constructores, especialistas y trabajadores de base, que estuvieron presentes en la edificación del coloso. “Es una verdadera obra de arte que salió de las manos de los trabajadores, bajo la dirección de las empresas que participaron”.

Además, reconoció la faena de empresas mexicanas y nicaragüenses, como Llansa, Lacayo Fiallos, Guerrero, entre otras, y las 35 subcontratadas, de las cuales 25 fueron nacionales y 10 de países como México y Costa Rica.

El Presidente de la República recordó que una compañía estadounidense asesoró a la Alcaldía de Managua para que el estadio cumpliera con cada uno de los requisitos y las normativas de las Grandes Ligas de béisbol.

Informó también que en los próximos días se reunirá con el homenajeado Dennis y Nemesio Porras para continuar potenciando el béisbol infantil, que tantas glorias ha regalado en los últimos tiempos al movimiento deportivo pinolero, con medallas internacionales en las categorías sub-10 y sub14 años.

“Nos vamos a reunir, para qué, para integrarnos. O sea, integrar todo el conocimiento, toda la experiencia, todo el trabajo que ha venido desarrollando Nemesio con la academia, integrarla y unimos esfuerzos, y uniendo esfuerzos vamos a tener más calidad, entre los muchachos y vamos a obtener más medallas también”, subrayó.

Daniel no perdió tiempo para saludar al equipo de Taiwán que desde este viernes acompañará a nuestro equipo principal en una serie amistosa pactada a tres juegos.

Tras sus palabras, presentó a las glorias deportivas nacionales encargadas de formar el histórico trío inaugural: como receptor, Elián Rayo, de 14 años de edad, miembro del equipo que ganó bronce en el Campeonato de Taiwán; como bateador, el infielder Grandes Ligas Cheslor Cuthbert, originario de Corn Island; y como pitcher encargado del lanzamiento oficial, el ilustre Dennis Martínez.

Segundos después, Martínez soltó una recta histórica hacia el home plate, tal vez la recta más importante de su vida. Rayo, sin amilanarse, recibió el envío ante un estadio abarrotado, mientras que Cuthbert mostraba su emoción.

Durante la inauguración fue proyectado un corto del juego perfecto de Dennis, el 21 de julio de 1991, tras 96 lanzamientos, de ellos 66 strikes, con cinco ponches incluidos en la hazaña.

En el acto estuvieron presentes, además, el embajador de Taiwán, Jaime Wu; Su Eminencia Reverendísima, Cardenal Miguel Obando y Bravo; el reverendo Rafael Arista, Iglesias Cristianas Evangélica de Nicaragua; el vicepresidente de las Grandes Ligas, Jorge Pérez; y José Adán Aguerri, presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep).

Igualmente, estuvo la familia de Dennis Martínez, los ex grandes ligas Eddie Murray y Carlos Baergas, y Napoleón Romero, seleccionado nacional de Nicaragua en 1948, quien participó en el partido inaugural del antiguo Estadio Nacional.

De igual manera, participaron Nemesio Porras, presidente de la Feniba; la alcaldesa Daysi Torres; la Secretaria del Concejo Municipal, Reyna Rueda; el secretario general de la Alcaldía, Fidel Moreno; y el vicealcalde Enrique Armas.

ale/jos

 

ale/jos

también te puede interesar