Nicaragua

Daniel: La unidad es nuestra mayor fortaleza

Resaltó que para cumplir la meta de erradicar la pobreza tenemos que mantener esta cohesión y unidad nacional

180050
Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

El Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega, destacó que el pueblo nicaragüense a lo largo de la historia ha sabido defender con dignidad sus derechos. Así lo expresó en su intervención en el acto por el 38 aniversario de la Revolución Popular Sandinista.

Señaló que en Nicaragua hay alegría, hay amor, solidaridad, dignidad, justicia.

Rememoró la gesta revolucionaria nicaragüense, que tiene sus raíces desde el Cacique Diriangén, José Dolores Estrada, el General Sandino, el Frente Sandinista encabezado por Carlos Fonseca, hasta que se alcanzó la victoria, hasta poder decir como los hermanos periodistas mexicanos hace 38 años, ¡Aquí Nicaragua libre!, exclamó.

Aquí está este pueblo con ansias, con deseos de justicia, de paz, de bienestar para todas las familias nicaragüenses, señaló.

En el 38 aniversario ratificamos nuestra decisión de continuar fortaleciendo la gran unidad nacional entre los trabajadores, los  obreros y campesinos, los empresarios, todas las fuerzas económicas y sociales, indicó.

Todos unidos para acabar con la pobreza, para enterrar la pobreza de manera definitiva, subrayó el Presidente Daniel.

Señaló que, aunque Nicaragua ha avanzado en la erradicación de la pobreza, aún queda mucho camino por andar.

Resaltó que para cumplir esa meta tenemos que mantener esta cohesión y unidad nacional, independientemente de las amenazas, de aquellas aptitudes que intentan sembrar la cizaña.

Añadió que la cizaña la arrancó el pueblo con su trabajo, su dedicación. Esta juventud que está haciendo historia, que está relevando la conducción de este proceso revolucionario. Tenemos una generación en pie de lucha. Nos da alegría a los de la vieja guardia, nos da seguridad que Nicaragua tenga garantizado el futuro, la paz, la seguridad, la estabilidad, aseguró.

Daniel expresó que tenemos que seguir luchando por la paz en Nicaragua, en la región centroamericana, en el Sistema de Integración Centroamericano, con los hermanos salvadoreños, con los guatemaltecos, los hondureños, con toda la región centroamericana.

Tenemos que defender la paz con más integración, con más trabajo con más combate al narcotráfico y el crimen organizado. Estamos defendiendo el futuro de nuestros pueblos dando la batalla por la unidad de América Latina y el Caribe, insistió.

El Presidente-Comandante aseguró que la unidad es nuestra gran fortaleza frente a las fuerzas de la economía global.

No hay más alternativa que la unidad de América Latina, el fortalecimiento de frentes como el ALBA, la Celac, la unidad de los países caribeños. Somos un solo pueblo, en la medida que seamos un solo pueblo vamos a tener mayor fortaleza para defender a nuestros pueblos, reiteró.

No llegan a ningún lado las guerras, es el diálogo, la negociación, expresó convencido, al tiempo que añadió que el mayor ejemplo de esta posición es  la heroica Cuba, que ha enfrentado por más de 50 años el bloqueo y ahí está inclaudicable e indoblegable, resaltó.

Estados Unidos debe entender que el camino no es la guerra, no son las bombas, es el respeto, el entendimiento. De esta manera ganará muchos amigos en el mundo, afirmó Daniel.

Agradeció el acompañamiento del presidente de Bolivia, Evo Morales, al tiempo que aseguró que estará en ese país en el mes de diciembre para conmemorar junto al pueblo boliviano un nuevo aniversario de su liberación.

Al presidente de El Salvador, le aseguró que las victorias de Nicaragua son las victorias del pueblo salvadoreño, así como nuestras celebraciones también son de ese pueblo hermano.

Expresó su agradecimiento al presidente Raúl Castro por el mensaje enviado con motivo del 38 aniversario de la Revolución Popular Sandinista, y al pueblo heroico de Cuba por estar dando la batalla por más de 50 años.

Le envió todo el cariño y el amor del pueblo nicaragüense a los hermanos ecuatorianos a través de la canciller de ese país, que trajo a Nicaragua un mensaje del presidente Lenín Moreno.

Gracias a los héroes y mártires, gracias a las familias nicaragüenses,  gracias a las madres de los héroes y mártires de la Patria, a las mujeres,  a los jóvenes, gracias Nicaragua, exclamó el presidente Daniel.

Para concluir su intervención exclamó: ¡Sandino vive!, ante lo que el pueblo reunido en la histórica Plaza la Fe respondió: ¡La lucha sigue!









ale/ana

también te puede interesar