Nicaragua

Hervideros de San Jacinto, una opción diferente

El sitio forma parte de la Reserva Natural del Complejo Volcánico Télica-Rota-Santa Clara

hervideros2
Hervideros de San Jacinto |

Redacción Central |

Quizá el escenario de un campo en el que se observen fisuras locales en la corteza terrestre, lodo hirviente y la emisión visible de vapor de agua, dióxido de carbono y otros gases sulfurosos que reaccionan con el aire blanqueando las rocas y formando cristales de azufre, además de emitir olores sulfurosos; pueda ser un poco peligroso pero también un enorme atractivo turístico.

Y tal es el caso de los Hervideros de San Jacinto, un sitio que forma parte de la Reserva Natural del Complejo Volcánico Télica-Rota-Santa Clara y que se ha convertido en un punto de visita para turistas nacionales y extranjeros.

Ubicados a sólo 20 kilómetros de la ciudad de León, en el lugar la temperatura ronda los 99.56 grados centígrados y se siente la emanación de dióxido de carbono del subsuelo, aún fuera del campo fumarólico (cómo también se le llama), de acuerdo con datos del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter).

San Jacinto tiene la particularidad de ser un área protegida dividida en dos bloques orográficos. El primero está formado por los volcanes Telica (1,061 metros sobre el nivel del mar), Santa Clara (834 metros sobre el nivel del mar) y otros cerros de origen volcánico.

Al otro bloque lo conforma el volcán Rota (832 metros sobre el nivel del mar), cuyo nombre original en lengua chorotega es “Orota”, uno de los colosos más antiguos de la cordillera volcánica Los Maribios.

Jairo Rolando Álvarez Molina, tesorero de la cooperativa turística de San Jacinto, afirma que este complejo está dentro de la Ruta Colonial y de los Volcanes que el Gobierno Sandinista viene impulsando desde el 2012 a través del Instituto Nicaragüense de Turismo (Intur).

Desde esa iniciativa, dijo, se generan oportunidades de desarrollo no solo para los miembros de la cooperativa, sino también para la comunidad dada la ampliación de diversos servicios.

Llegar a este tranquilo lugar resulta prácticamente fácil. Una vez que nos encontramos en la comunidad San Jacinto por un costo simbólico de 20 córdobas o dos dólares, los nacionales y extranjeros pueden disfrutar del espectáculo que nos ofrece la naturaleza, las distintas fumarolas debidamente señalizadas por un sendero establecido por la cooperativa.

mem/ybb

también te puede interesar