Nicaragua

Políticas del Sandinismo inspiradas en principios del General de Hombres Libres

El diplomático Carlos Arguello rememora primera demanda de Nicaragua contra EE.UU. en La Haya

Dr. Carlos Argüello
Dr. Carlos Argüello | El 19 Digital

Redacción Central |

Cuando en 1983 el doctor Carlos Argüello fue designado por el Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega para interponer una demanda en La Haya contra las agresiones de Estados Unidos, estaba claro que este sería un nuevo frente de lucha por la soberanía e independencia de Nicaragua.

Argüello, actual embajador de Nicaragua en la  sede de la  Corte Internacional de Justicia, indicó que la misión era continuar la lucha emprendida por el General Sandino.

“En ese momento lo que estaba de por medio no era nuestra soberanía territorial sino la propia sobrevivencia de Nicaragua y los nicaragüenses. Estábamos en medio de unos ataques espantosos que tal vez es bueno recordarlos porque la juventud, los menores de 40 años, no tenían uso de razón cuando sucedieron todos estos hechos”, explicó Arguello.

En este sentido, el diplomático señaló que aparte del bloqueo de préstamos en los organismos multinacionales, Washington auspició y preparó la introducción en el país de terroristas argentinos que tenían como objetivo entrenar a  nicaragüenses en la colocación de explosivos en los puertos de nuestra nación.

Esas acciones violentas e injerencias escandalizaron al mundo entero y frenó el comercio de Nicaragua con otras tierras a través de los puertos.

Y lo peor, enfatizó Arguello, es que el propio gobierno de Estados Unidos nunca negó ni desconoció estos hechos y otras atrocidades. El propio presidente de turno, Ronald Reagan, llegó a bromear en público con el hecho de que se estuvieran bombardeando los puertos nicaragüenses.

En el proceso interpuesto ante la Corte Internacional de Justicia,  se evaluó el manual “Operaciones Psicológicas en Guerra de Guerrillas”, elaborado por la Agencia Central de Inteligencia norteamericana (CIA) y que el organismo internacional acató y calificó como “terrorífico”.

Desde sus primeras páginas el texto reconocía que era un “manual para ser aplicado para la cruzada ‘cristiana y democrática’ que están librando en Nicaragua los comandos de la libertad”, refiere.

No obstante, Argüello señala que dicho texto tenía un capítulo donde se abordaba el “terror implícito y explícito” que incluía el asesinato de los policías y los jefes de los CLS. Para ello se hablaba, incluso, de contratar criminales profesionales. La idea era crear miedo dentro de la misma población, sentenció.

El letrado aseguró que cuando Nicaragua recurrió a la Corte para enfrentar a Estados Unidos no estaba más que siguiendo los pasos del General Sandino  “de defender nuestra soberanía con todas las armas posibles, una de ellas la jurídica, y por eso procedimos a la Corte (donde) fue acogida nuestra demanda”, dijo a la vez que subrayó que esa fue una de las noticias más importantes de esos días”, aseguró.

Afirmó que si bien eso no detuvo la guerra contra Nicaragua sí se vio el impacto político, a tal punto que Estados Unidos evitó hacer en Nicaragua lo que había hecho poco antes con la isla caribeña de Granada.
mem/ybb

también te puede interesar