Nicaragua

Daniel: Nuestros pueblos siempre han defendido los ideales de justicia y libertad

Durante la clausura del Foro de Sao Paulo también destacó la contribución solidaria de la antigua Unión Soviética con los pueblos del mundo, especialmente con Nicaragua

dos_clausura_foro_sao_paulo
|

Redacción Central |

El Presidente de la República y Secretario General del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), Comandante Daniel Ortega, participó este jueves en la clausura del Grupo de Trabajo del Foro de Sao Paulo, que sesionó en Managua.

Durante su intervención el Comandante Daniel subrayó que “nuestros pueblos siempre han estado llenos de coraje, de optimismo, defendiendo los principios, los ideales de justicia, libertad, soberanía, patria, aún en las más difíciles circunstancias”, al recordar su visita en 1980 a Brasil donde fue recibido por Lula Da Silva, Frei Betto y el Cardenal Evaristo Arns, tras la destrucción de la Universidad Católica por los militares, expresión de la represión contra los trabajadores, los campesinos, la juventud y los estudiantes que existía en ese país.

En este sentido recalcó que posteriormente Lula y el Partido de los Trabajadores (PT) alcanzarían la victoria.

Daniel aseguró que los avances en nuestra América son irreversibles y que no será posible revertir los espacios y caminos que se han abierto en cada país por ningún gobierno de derecha

“Son espacios y caminos que ya nos los pueden cerrar, los gobiernos más conservadores que pudieran instalarse en nuestra región, ya no pueden cerrar esos espacios”, subrayó.

También se refirió a la Revolución de Octubre (1917), iniciadora de la expansión del campo socialista y que fue determinante para derrotar el fascismo y salvar a la humanidad.

Daniel precisó que aunque el campo socialista desapareció a inicios de los 90, su herencia va más allá de la derrota del fascismo, pues la extinta Unión Soviética jugó un papel importante en el apoyo a los pueblos y gobiernos de África, Asia y América Latina para liberarse y defender su identidad como naciones.

“Toda África recibió la solidaridad no solamente militar sino que también solidaridad en el campo económico, en el campo comercial, y las naciones que se iban liberando inmediatamente acercándose a la Unión Soviética, e incluso recibiendo beneficios dentro de lo que era el mercado común que tenía el campo socialista, que le abría las puertas también, reconociendo las asimetrías a los países subdesarrollados y llevando educación, salud, todo lo que ellos tenían”, expresó.

En este sentido consideró que esas naciones lograron resistir luego de la desaparición de la Unión Soviética, independientemente de los grandes retos, porque habían logrado acumular fuerzas gracias a la solidaridad del campo socialista.

Añadió que el apoyo de la Unión Soviética y del campo socialista abarcó la profesionalización de miles de personas en áreas técnicas y carreras como Medicina, para desarrollar las economías de los países y seguir librando la batalla por la independencia.

“Y aquí en nuestra América fue determinante la solidaridad incondicional de la Unión Soviética con la Cuba revolucionaria, con Nicaragua. Fue incondicional esa cooperación y fue determinante para poder lograr una acumulación en lo que era el terreno económico asediado, en guerras”, destacó.

El Comandante Daniel recordó el apoyo del campo socialista cuando nuestro país sufrió el bloqueo comercial por parte de Estados Unidos.

“Recuerdo cuando nos bloquean el petróleo por todos lados, cortan el petróleo a Nicaragua. Bueno, fui a conversar con Fidel. Fidel ya tenía la respuesta, inmediatamente él se comunicó con todos y cada uno de los países del campo socialista y cada uno puso una cuota de petróleo para cubrir la cuota de petróleo de Nicaragua. Y ahí no se hablaba de un préstamo de corto plazo, ni un préstamo de mediano plazo, ni un préstamo de largo plazo; mucho menos se hablaba ahí de intereses, simplemente se trataba de auxiliar a un pueblo que estaba agredido”, resaltó.

Además destacó que esa ayuda también permitió que contáramos con recursos para defendernos, alimentarnos.

“Y no es que la Unión Soviética entregó armas nada más para que nos defendiéramos: nos formó miles de jóvenes; miles de jóvenes formados en Rusia, en Alemania democrática, en Bulgaria, Checoslovaquia”, agregó.

Recalcó que las potencias no entienden esta solidaridad incondicional porque siempre condicionan su cooperación, ya que la práctica expansionista es la del sometimiento, la de condicionar lo que llaman “ayuda”.

El mandatario valoró que la revolución socialista dejó como una herencia su contribución a la liberación de los pueblos en Asia, África y América Latina.

dos_clausura_foro_sao_paulo6

dos_clausura_foro_sao_paulo5

dos_clausura_foro_sao_paulo3
mem/ana

también te puede interesar