Nicaragua

Con Darío y Sandino, ¡Enero en Triunfo!

Nos acercamos a “Un Año en el que los Desafíos se multiplican y los Retos se alzan convocando al Espíritu Inmenso de l@s nicaragüenses”, reflexionó este miércoles la Compañera Rosario Murillo

rosario-murillo
Vicepresidenta de la República, Compañera Rosario Murillo |

Redacción Central |

La Compañera Rosario Murillo expresó este miércoles que nos acercamos a un enero en triunfo, con Rubén Darío y con Sandino, con el pueblo de Nicaragua, valiente, formidable, de espíritu inmenso, que va adelante en fe, familia y comunidad.

La Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía basó su reflexión tras compartir la primera parte del documento Con un pedazo de Cielo! 2017: Un año para afianzar victorias, el cual indica que “estamos iniciando otro Año, siempre llenos de Vigor y Esperanzas. Un Año en el que los Desafíos se multiplican y los Retos se alzan convocando al Espíritu Inmenso de l@s nicaragüenses, para crecer y disponernos, alzados y al frente, con todo nuestro formidable Legado de Sabiduría, Aprendizajes, Inspiración y Vocación de Valentía y Victorias.

En estos Días de Inicio de Año, invocamos a Dios…” —estamos hablando ya de los primeros días del año—, aclaró Rosario, “y pedimos, como Gran Familia Nicaragüense, Luz y Guía para nuestros Corazones, a fin de conservar el Buen Juicio que nos ha conducido hasta hoy, en Unidad y Bien Común, y en Rutas Prodigiosas de Triunfos de Tod@s, y para el Bien de Tod@s.

Nicaragua quiere Trabajo y Paz. Nicaragua ha proclamado la Unidad como factor indispensable para la Prosperidad y la Paz.  Nicaragua, Tierra Sagrada, donde el Patrimonio y el Tesoro Primordial es la Tranquilidad y la Seguridad de todas las Familias nicaragüenses, se ha reconocido como Territorio que se abona con Fe y Justicia, para asegurar Bienestar, Derechos y Dicha a todas las Familias, y a l@s nicaragüenses de todas las edades.

En este Mundo de alta complejidad y de grandes conflictos, nuestra Patria Libre és una Bendición que debemos cuidar todos los días, y proteger con Diálogo, Alianzas y Consensos, a fin de seguir caminando, Siempre Más Allá, cambiando la Vida, para que cada un@ de nosotr@s, y tod@s, alcancemos nuestros Sueños Personales, nuestra Realización, y el Gran Sueño de una Nicaragua Libre de Pobreza, Educada, Cultivada, y en Plenitud de Facultades y Capacidades, para propiciar Desarrollo, en Cristianismo, Socialismo y Solidaridad.

Más Allá de la Desventura Planetaria, y Más Aquí en el Corazón de una Sociedad que cree en Dios, que reza, que se declara Devota y adherida a su Cultura, sus Valores, su Espíritu de Familia y Comunidad, Nicaragua, inmersa en la Globalidad Cultural, Política, Social y Económica de un Planeta y Sociedades en crisis, violentamente sacudidas por todo tipo de conflictos, debe-debemos saber priorizar nuestros haberes y continuar dirigiéndonos hacia el Futuro. Nos apropiamos de nuestras Fortalezas Morales, de nuestros Patrimonios Espirituales y Naturales, de nuestro Legado Revolucionario invicto, que nos enseña e impulsa cada día al Conocimiento de lo que es prudente, posible, y mejor”.

Rosario subrayó además que el texto contiene un epígrafe que evoca versos de Darío, los cuales dicen:

“al mirar que viene el barco
donde en triunfo llega Enero
ante Dios, bendice el Mundo
y su brazo abarca el arco
y el Arquero”.
mem/ale

también te puede interesar