Nicaragua

El Güegüense en su décimo aniversario como Patrimonio Vivo, Oral e Intangible de la Humanidad

Este drama satírico de autor anónimo, presumiblemente indígena, símbolo de identidad para el pueblo nicaragüense por su carácter de protesta, combina teatro, danza y música, y constituye un rechazo a la dominación hispana de manera burlesca, ingeniosa y creativa

El Güegüense
El Güegüense |

Redacción Central |

El Instituto Nicaragüense de la Cultura (INC) festejó este miércoles el décimo aniversario del reconocimiento por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco, según sus siglas en inglés)  de los valores culturales del Güegüense o Macho Ratón, y su declaración como obra maestra  del patrimonio vivo, oral e inmaterial de la humanidad.

El Güegüense es un drama satírico y fue la primera obra teatral nicaragüense, fusión de las culturas española e indígena que combina el teatro, la danza y la música. Está considerada entre las expresiones folclóricas y literarias más distintivas de la era colonial en América Latina, y es presentado durante las fiestas patronales de San Sebastián en Diriamba del 17 al 27 de enero.

La obra incorpora texto, bailes, gestos, saltos y sones al ritmo del atabal y el pito. En la ciudad de Masaya, nombrada oficialmente Cuna del Folclor Nicaragüense, nació la obra en el siglo XVI, dedicada a la Virgen de la Asunción, pero durante décadas no se representó.

“Hace diez años de esa importante declaratoria de la Unesco y con ella vinieron muchos compromisos y responsabilidad para Nicaragua como país para salvaguardar esta tradición, expresó en la ocasión Boyardo Rodríguez Conrado, Responsable del Departamento de Patrimonio Tradicional del INC, citado por Radio Sandino.

Nicaragua ha asumido el compromiso de seguir salvaguardando la autenticidad de esta obra teatral y que se conserve su autenticidad, aseguró el funcionario, y a ese respecto recordó que si bien se representaba en varios municipios, solo se conserva en su forma original en las fiestas tradicionales de San Sebastián en Diriamba, Carazo, que se hacen en el mes de enero de cada año.

El servidor público recordó  que una vez que el gobierno sandinista asumió, en 2007, creó un plan de acciones para  salvaguardar esa tradición nacional, junto con la alcaldía de Diriamba y el Instituto Nacional de Cultura.

Desde entonces se implementan estrategias para mantener el relevo generacional de los conocimientos tradicionales para garantizar la continuidad de la difusión y conservación del Güegüense.

Los diferentes grupos artísticos, artesanales y tradicionalistas de Diriamba reciben el apoyo del Instituto de Cultura, como también las investigaciones sobre esta tradición, de mucho valor humano, resaltó Boyardo Rodríguez, quien anunció a la emisora Radio Sandino que en todo el mes de enero de 2017 los tradicionalistas y todas las organizaciones involucradas harán planes acerca de nuevas estrategias conservacionistas de esta tradición.

evm/mau

también te puede interesar