Nicaragua

Rosario: Vivimos en un país seguro que en todas partes del mundo se reconoce

Aseguró que nos distinguimos por cultivar nuestra tradición y cultura, lo que contribuye a esta vida segura que tenemos y que queremos conservar

Rosario Murillo
Compañera Rosario Murillo | César Pérez

Redacción Central |

La Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Compañera Rosario Murillo, aseguró que vivimos en un país seguro que en todas partes del mundo se reconoce por cultivar su tradición y su cultura.

Y eso contribuye a esta vida segura que tenemos y que queremos conservar, de ahí que trabajemos tanto por la seguridad humana en todos los aspectos de nuestra vida, sentirnos seguros y llenos de esperanza, insistió en su habitual espacio informativo.

Destacó que en Nicaragua la seguridad se entiende desde una perspectiva integral, abarcadora, “que respete además nuestra manera de ser, nuestra manera de vivir, nuestro sentir, nosotros como pueblo devoto, creyente, nosotros como pueblo que valora, ayer decíamos, cómo nos valoramos viviendo en familia, viviendo en comunidad, ese es nuestro tesoro, nuestra creencia sagrada, nuestro amor a la familia, a la comunidad”.

Puntualizó que ahora que somos libres y que sabemos que no volveremos a ser esclavos, privilegiamos este modo de vida, el cuido de nuestro medio ambiente, y nuestros patrimonios naturales y culturales.

Todo eso es seguridad, todo lo que nos hace sentirnos a nosotros alegres, contentos, optimistas, ciertos, con la esperanza en alto, todo eso que reflejamos en las distintas investigaciones que se hacen en nuestro país, todo eso es seguridad y por eso damos gracias a Dios, a nuestra madre María porque vivimos en un país contento, alegre, un país de familia, solidario, tranquilo, seguro, indicó.

Resaltó la importancia de tener un modelo de seguridad humana, de fe, familia y comunidad, “un modelo en el que nos unimos las familias para protegernos, para resguardarnos, para defendernos desde nuestros valores culturales, nuestra identidad, nuestra idiosincrasia”.

Qué importante es sentirse seguros, vivir seguros, un modelo como este que está todo el tiempo vigilante de todos los fenómenos climáticos, volcánicos, sísmicos, para precisamente entrar a socorrer desde el primer momento, nos hace sentir a todos, a cada uno, seguros, con el compromiso y la sensibilidad del Buen Gobierno de nuestro Comandante Daniel, eso es seguridad humana, afirmó.

Reiteró que la seguridad en la salud es saber que contamos con un modelo familiar y comunitario que se dispone además a incrementar calidad y atendernos mejor Dios mediante, la Virgen adelante, haciendo todos los esfuerzos para mejorar la atención en todas las localidades de nuestro país.

El modelo de salud familiar y comunitario está asentado en todos los puestos de salud, en todos los centros de salud y en los hospitales del país, un modelo que está hasta en la última comarca y que queremos mejorar. Para eso están los Consejos de Desarrollo Humano, también que se han organizado, se han capacitado para monitorear que nos sintamos seguros con la atención en salud, desde las Casas de la Mujer, manifestó.

Precisó que también es seguridad la cantidad de hermanas que se han capacitado como parteras para atender a las mujeres que dan a luz en las zonas remotas del país, “todo esto es seguridad humana y es seguridad también ese modelo de vigilancia sobre todos los duelos, las tristezas, las aflicciones que puedan aquejar a una familia”.

Destacó el trabajo desde el Ministerio de la Familia, que con un eficiente equipo de psicólogos y especialistas nos atienden, nos cuidan, nos dan cariño y nos devuelven la seguridad en nosotros mismos en momentos en que nos sentimos aturdidos por los dolores, las calamidades, las desgracias que siempre se encuentran en la vida.

Eso es seguridad humana, y es seguridad humana también garantizar las condiciones para el trabajo en el país, que puedan trabajar como trabajamos honradamente las mujeres (…) cantidad de hermanos y hermanas que se dedican con honradez, con dignidad al comercio, lo que llaman trabajo informal pero que asegura alimento, que asegura todo lo necesario para que las familias puedan salir adelante, eso es seguridad, subrayó.

Rosario señaló que es seguridad para el trabajo y el trabajador todas las inversiones que se desarrollan en el país y todos los programas que propician mejores condiciones.

El Ministerio de la Economía Familiar que tiene en eso una gran responsabilidad y una gran labor, y todos los emprendimientos que se han venido enlazando tanto de las áreas priorizadas de pequeñas y medianas industrias como desde el Sistema de Producción, Consumo y Comercio, eso es seguridad, afirmó.

Se refirió además a la seguridad jurídica que se garantiza con la entrega casa por casa de centenares de miles de títulos de propiedad, “nos sentimos legítimos propietarios de nuestras parcelas y lotes en el campo y en la ciudad”.

En cuanto a la seguridad vial, rememoró que la Policía Nacional está desplegada en todo el país buscando cómo propiciar mejores condiciones para el tránsito y para evitar los accidentes, “eso es seguridad humana, seguridad visto desde la perspectiva integral, todos los programas de educación que estamos desarrollando en todo el país para avanzar en calidad docente, en calidad educativa, para cubrir a más niños y niñas.

En todas las escuelas consejerías de las comunidades educativas para también asegurar las mejores condiciones posibles para los estudiantes, para los educadores, todo eso es seguridad humana, recalcó.

En otro momento de su intervención, indicó que también es seguridad humana los caminos, las carreteras, las viviendas, el Plan Techo, el plan alimentario en el corredor seco, el programa Todos con Voz que atiende a nuestros hermanos con discapacidad.

Por eso, nosotros le damos gracias a Dios, a la Virgen, sabemos que vivimos en un país donde prevalece la familia como corazón, como centro, donde prevalece el sentido de pertenencia a una comunidad, sabemos que vivimos en un país que privilegia la tranquilidad y la seguridad y donde todos nos sentimos alentados, resguardados, aseguró.

Rosario enfatizó en que nos sentimos incorporados a un proyecto de valores cristianos, socialistas, solidarios, que nos protege porque nace de nosotros mismos, “son precisamente nuestras prácticas, nuestra manera de ser las que están incorporadas en ese proyecto y la suma de esos valores nuestros nos hace sentirnos a todos no solo con sentido de pertenencia sino protegidos y seguros”.

Y ese es el sentido de esta nuestra Nicaragua, que vive dándole gracias a Dios todos los días como dice nuestro pueblo, primeramente a Dios, a Dios nuestro señor, porque estamos bendecidos, porque vamos prosperando en unidad privilegiando el trabajo, a la familia, la paz, la tranquilidad. La suma de todo eso es alegría, es ese sentimiento que nos llena al despertar en la mañana, destacó.

Reiteró que vamos paso a paso mejorando, y paso a paso también sintiéndonos todos y cada uno cada vez más orgullosos de ser nicaragüenses por gracia de Dios.

Aquí estamos en este modelo que privilegia la seguridad humana, aquí estamos trabajando a su servicio todos los momentos que Dios nos da cada día dedicado al servicio a nuestro pueblo, al servicio cristiano, socialista y solidario. Esa es la instrucción que nos da nuestro Presidente, esa es la esencia de este Buen Gobierno de ustedes y ese es el corazón de cada una de nuestras intenciones, buen Gobierno, buen juicio, buen corazón, buena fe, buena esperanza, buenas nuevas, bien común, puntualizó.

también te puede interesar