Nicaragua

Mujeres de secta religiosa concentrada en Venecia están subordinadas a los hombres

La congregación, autodenominada “El Cuerpo Místico de Jesucristo”, está integrada por unas 600 personas

19707
Comisaría de la Mujer, Erlinda Castillo |

Redacción Central |

La jefa de la Comisaría de la Mujer, Erlinda Castillo, informó que las mujeres de la secta religiosa concentrada en la comunidad de Venecia, en Chinandega, están subordinadas a los hombres.

Aquí hay una subordinación total de las mujeres hacia la decisión de los maridos, los esposos, sus compañeros. La subordinación de las mujeres se extiende hacia las palabras de sus pastores y ministros religiosos, aseguró en declaraciones a la prensa.

De acuerdo con el Ministerio de la Familia, Adolescencia y Niñez, la congregación, autodenominada “El Cuerpo Místico de Jesucristo”, está integrada por unas 600 personas, entre guatemaltecos, hondureños, salvadoreños y nicaragüenses, de las cuales, unas 330 son menores de edad.

Sus miembros han renunciado a todos sus bienes materiales y están aferrados a la creencia de que Dios ha escogido a unas 600 personas para ser salvadas en el corto plazo.

El fanatismo es tal que los líderes de la comunidad y los padres no han accedido a que el personal del Ministerio de Salud atienda a los niños, con síntomas de tener varicela y parásitos.

Insisten en que la única medicina que cura es la de Dios y por tanto dicen que no necesitan los medicamentos que intenta suministrar el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional.

La Ministra de la Familia, Marcia Ramírez, quien en varias oportunidades ha intentado convencer a la secta para que los niños sean atendidos y puedan continuar los estudios, afirmó que las condiciones precarias y la falta de higiene en el lugar es una bomba de tiempo que puede resultar en una epidemia.

Ellos nos han recibido con mucha apertura, con mucho cariño, han estado muy abiertos a escucharnos, pero sus posiciones están fundamentadas en sus propias interpretaciones de Las Escrituras. Si no hay esquemas de vacunación completos, imagínense el riesgo de que entren enfermedades que ya están desterradas por la humanidad, alertó.

El Gobierno Sandinista ha dejado claro que en Nicaragua hay libertad de culto y de religión pero que tiene el deber de garantizar los derechos humanos universales de la niñez.

Por eso, en varias oportunidades ha manifestado su preocupación por el estado de salud de los infantes, de los cuales aproximadamente la mitad tiene menos de 6 años de edad.

también te puede interesar