Nicaragua

Economista del Banco Mundial destaca progreso nicaragüense

Los resultados de la medición evidencian la efectividad de las políticas sociales y económicas del Gobierno Sandinista para aumentar el bienestar de todos los nicaragüenses

cepal
Crecimiento económico |

Redacción Central |

A propósito de la presentación de los datos de la Encuesta de Medición del Nivel de Vida 2014 del Instituto Nacional de Información de Desarrollo (Inide), el economista del Banco Mundial Carlos Sobrado explicó que con la reducción de la pobreza, la población nicaragüense ha aumentado sus niveles de consumo.

Este progreso lo atribuyó, en gran medida, a la política de restitución de derechos a las familias del Gobierno Sandinista.

La pobreza general disminuyó en 12,9 por ciento (del 42,5 al 29,6 por ciento) entre 2009 y 2014; en el área urbana bajó del 26,6 por ciento al 14,8 por ciento, y en la zona rural, del 63,3 a  50,1 por ciento, indica la Encuesta de Medición del Nivel de Vida 2014.

En el mismo lapso bajó la pobreza extrema de 14,6 al 8,3 por ciento (en 6,3 por ciento), correspondiendo al área urbana una disminución del  5,6 a 2,4 por ciento, y a la rural de 26,8 a 16,3 por ciento, agrega.

En los últimos cinco años se ha dado un crecimiento en el consumo promedio per cápita del 33,8 por ciento (de 23 mil 669 córdobas en 2009 a 31 mil 674 córdobas el año pasado), observó Sobrado, especialista en medición de niveles de pobreza del BM, al disertar al respecto en la presentación de los resultados de la encuesta.

Ese aumento en el consumo promedio de todos los segmentos de la población fue similar en los últimos años y citó, como ejemplo, que en el de más bajos ingresos aumentó en 33,4 por ciento, mientras en el de mayor poder adquisitivo fue del 36,43 por ciento.

La encuesta indica que la composición de las familias ha disminuido de 5,2 personas por a 4,3 personas entre 2005 y 2014, a lo que se atribuye en parte el aumento del consumo en esos años. Los niveles de hacinamiento de la población nicaragüense han disminuido hasta en 61 por ciento en ese lapso.

Otras mejoras refieren que la insuficiencia en los Servicios disminuyó en dos terceras partes, y la baja educación en casi la mitad.

Con relación a la reducción en el número de miembros de las familias, Sobrado señaló que  contribuyó a una tercera parte del aumento del consumo, seguido de una mayor cantidad de  remesas de familiares en el exterior  (12 por ciento),  y los programas sociales del Gobierno Sandinista, como la merienda y la mochila escolar.

Sin estos beneficios, observó el funcionario del Banco Mundial, el índice de pobreza hubiera aumentado de dos a 2,1 puntos porcentuales. También se refirió al aumento sostenido de los ingresos de los trabajadores por su labor.

En Latinoamérica, cuando vemos mejoras en el ingreso de los hogares, casi siempre nos damos cuenta de que al menos la mitad de ese aumento  es responsabilidad de los salarios, apuntó.

Entonces, no sería de extrañar, y oigan bien, señaló, no estoy diciendo que esa es la fuente; no sería de extrañar que ese sea el factor que esté contribuyendo al aumento de los ingresos familiares.

Los análisis para esto se tienen que completar, claro está, pero muy posiblemente dentro de los ingresos laborales vamos a encontrar alguna de las razones por las cuales el consumo ha aumentado y, esperamos que se pueda hacer ese trabajo en un futuro cercano.

A continuación, Sobrado se refirió a que el Producto Interno Bruto (PIB) per cápita también ha evolucionado de manera positiva en los últimos cinco años en Nicaragua y según los resultados de la encuesta, ha aumentado en casi 20 por ciento.

Lea también: Nicaragua y Panamá lideran crecimiento económico en Centroamérica

En su exposición, Sobrado pormenorizó acerca del apoyo del Banco Mundial al Inide en la elaboración de la encuesta con una muestra de siete mil 570 viviendas ubicadas en Managua, la zona del Pacífico, el centro del país y la Costa Caribe.

La investigación de 2014 es la sexta de su tipo que se realiza desde 1993 y la segunda bajo el Gobierno de Reconciliación Nacional y Unidad.

El resultado final fue el Cuestionario de la EMNV del 2014, con dos características muy importantes: sigue utilizando las buenas prácticas internacionales a este respecto y, permite compararar sus resultados con los anteriores.

A largo plazo, que no es tan largo plazo ya, señaló el especialista, creemos que el Censo del 2018 será una fuente muy importante para actualizar muchos puntos de referencia, para saber exactamente los cambios poblaciones y muchos otros trabajos para los cuales se utiliza este instrumento demoscópico.

también te puede interesar