Nicaragua

Nicaragua condenó en la ONU uso de armas de destrucción masiva

El país también reafirmó su compromiso con el desarme nuclear en el mundo

María Rubiales
María Rubiales de Chamorro |

Redacción Central |

María Rubiales, embajadora de Nicaragua ante la Organización de Naciones Unidas (ONU), reafirmó el compromiso del país de avanzar hacia el desarme nuclear y la no proliferación durante una sesión especial el Día Internacional para la Eliminación Total de las Armas Nucleares.

Nicaragua respaldó la posición de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y del Movimiento de Países No Alineados.

“Nicaragua condena el uso de estas armas de destrucción masiva, así como sus innumerables ensayos nucleares”, enfatizó la compañera Rubiales.

Del mismo modo la representante nicaragüense subrayó que el uso de las armas nucleares contraviene los principios fundamentales del derecho internacional y del derecho internacional humanitario.

En su intervención la representante nicaragüense recordó que América Latina y el Caribe en 2014 declararon la región como Zona de Paz, lo cual incluye el compromiso de los Estados de desarraigar para siempre la amenaza nuclear o el uso de la fuerza.

A continuación ofrecemos de manera íntegra el discurso pronunciado por la Embajadora de Nicaragua ante la ONU:

Discurso en el Día Internacional para la Eliminación Total de las Armas Nucleares

30 de septiembre del 2015

Señor Presidente:

Nos complace ser parte de esta Reunión de Alto Nivel para Conmemorar el 26 de septiembre como Día Internacional de la Eliminación Total de las Armas Nucleares, por segundo año consecutivo.

Nuestra delegación se asocia con el discurso pronunciado por el distinguido Ministro de Relaciones Exteriores del Ecuador a nombre de la Comunidad de Estados de América Latina y el Caribe (CELAC) y el Ministro de la República Islámica de Irán en nombre del Movimiento de Países no Alineados.

Este 70 aniversario de aquel eclipse nuclear, uno de los días más oscuros de la humanidad, cuando las bombas nucleares fueron utilizadas en contra del hermano pueblo de Japón, jamás nunca deberá repetirse. Las víctimas de Hiroshima y Nagasaki nos demostraron el impacto humanitario que sufrieron y que hoy siguen sufriendo debido a estos ataques inhumanos. Nicaragua condena el uso de estas armas de destrucción masiva, así como sus innumerables ensayos nucleares. Año con año nuestro país recibe al Barco de la Paz para extender nuestra solidaridad a estos testigos vivientes precisamente de estas catastróficas consecuencias, es urgente evitar otra catástrofe humanitaria.

Señor Presidente:

Nicaragua reitera la urgencia de tener un mundo libre de armas nucleares. El uso de las armas nucleares contraviene los principios fundamentales del derecho internacional y del derecho internacional humanitario, tal y como lo ha argumentado la opinión consultiva de la Corte Internacional de Justicia sobre la ilegalidad de la amenaza o el empleo de las armas nucleares.

Es urgente tener un mundo libre de armas nucleares. Es lamentable que los países poseedores de armas nucleares hasta el día de hoy no hayan logrado progresos en eliminarlas, algunos incluso se encuentran modernizándolas, mientras otros anuncian su intención de desarrollar nuevas armas nucleares. Prueba de ellos es la doctrina militar de países de la OTAN de usar armas nucleares como política de seguridad que sigue intacta.

Damos la bienvenida a la Resolución 69/58, titulada “Seguimiento a la Reunión de Alto Nivel para la Asamblea General sobre Desarme Nuclear”, que nos permite tener una ruta de trabajo que contribuye con el objetivo de eliminar las armas nucleares, es necesario que tomemos medidas concretas y que se comience a negociar una Convención sobre Armas Nucleares que nos lleve hacia prohibición total de estas armas.

Aplaudimos y celebramos el acuerdo entre el E3+3 e Irán, que contribuyen a la paz y la seguridad internacionales.

Los líderes de nuestra región realizaron una proclamación formal de América Latina y el Caribe como una zona de paz el pasado 29 de enero de 2014 en la Habana, Cuba, con el objetivo de desarraigar para siempre la amenaza o al uso de la fuerza en nuestra región. Esta incluye el firme compromiso de los Estados de la región con el desarme nuclear como objetivo prioritario.

Señor Presidente:

Lamentamos que algunos países hayan bloqueado el consenso para acordar el documento final de la Novena Conferencia de revisión sobre el Tratado de No Proliferación Nuclear, aun cuando este documento no llenaba nuestras expectativas estábamos en disposición de adoptarlo por consenso. El fracaso de esta Conferencia socavaba los esfuerzos del multilateralismo y la maquinaria de desarme que trabajan en busca de un mundo libre de armas nucleares, afectando su credibilidad y confianza.

Nuestro país lamenta el incumplimiento del acuerdo sobre la celebración en 2012 de la Conferencia Internacional para el establecimiento en el Medio Oriente de una Zona Libre de Armas Nucleares y otras Armas de Destrucción Masiva. Reiteramos que la celebración de esta Conferencia es parte importante e integral del resultado final de la Conferencia de Revisión del Tratado de No Proliferación de las Armas Nucleares (TNP) de 2010. Por lo tanto, instamos a las partes a que celebren esta Conferencia lo más pronto posible.

Nicaragua finalmente desea reafirmar su compromiso de participar activamente y con una posición común para avanzar hacia el objetivo prioritario del desarme nuclear y la no proliferación, alcanzando así un mundo libre de armas nucleares. Estamos seguros que los resultados de esta histórica reunión arrojarán importantes aportes a la maquinaria de desarme.

Muchas gracias.

también te puede interesar