Nicaragua

La mujer nicaragüense es protagonista de estos tiempos

En el evento Justicia y Mujer que sesiona en la sede de Naciones Unidas se leyó un mensaje enviado por las mujeres nicaragüenses

mujeres
Mujer nicaraguense gana espacios |

Redacción Central |

El rol protagónico que ha alcanzado la mujer nicaragüense se destacó este miércoles en el evento Justicia y Mujer que sesiona en Naciones Unidas, organización que celebra sus 70 años de fundada.

Martha Ruiz, ministra de Defensa de Nicaragua, leyó la misiva, donde resalta la importancia que ha cobrado la mujer en nuestro país en espacios políticos, sociales y económicos gracias al trabajo desplegado por el Gobierno Sandinista con un modelo de igualdad y justicia.

A continuación el mensaje las mujeres nicaragüenses en la ONU presentado por Ruiz:

Señor Presidente:

Vengo de un País donde durante mucho tiempo sufrimos Intervenciones Militares, Injerencia Política, Invasiones, Guerras, y donde las Mujeres, junto a nuestras Familias, fuimos víctimas principales, en tanto Seres Humanos despojados de Derechos.

En mi País la Lucha Heroica del Frente Sandinista de Liberación Nacional, logró el Triunfo de la Democracia, el fin de la Dictadura Somocista, y restituyó Justicia y Protagonismo Cultural, Económico, Jurídico y Social, a las Mujeres y Familias nicaragüenses.

La valiente y formidable participación de miles de Mujeres en todos los Frentes de Lucha, Políticos, Sociales, Culturales y Militares, hizo posible ese Triunfo. Nuestro activo Protagonismo durante la Primera Etapa de la Revolución, fue esencial para la redacción de una Constitución Moderna que nos reconoce a [email protected], en Nicaragua, con Iguales Derechos y Posibilidades, esos Derechos y Posibilidades que estamos ejerciendo.

Nuestro Marco Jurídico, Revolucionario, Equitativo, nos garantiza la Participación Plena en todos los Espacios de Poder y Decisión. Nicaragua, nuestro Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, ha sido re-conocida, como uno de los Países más avanzados en Equidad de Género, con Mayoría de Mujeres en las Presidencias y Directivas de los Poderes del Estado; en el Gabinete del Ejecutivo, en los Escaños del Parlamento; con 50% de Mujeres en las Listas Electorales de los Partidos Políticos, en Puestos Ganadores; y con Mayoría de Mujeres Alcaldesas y/o Vicealcaldesas, Secretarias de Consejo, y Concejales en los Gobiernos Locales de todo el País.

En la Lucha por la Tranquilidad y la Seguridad de las Familias nicaragüenses, las Mujeres jugamos un Rol beligerante. Tenemos Jefas Mujeres al frente de la Policía Nacional, del Ministerio de Gobernación, del Ministerio de Defensa, del Ministerio Público o Fiscalía General de la República, de Migración y Extranjería, de la Corte Suprema de Justicia, y de la Asamblea Nacional.

Tenemos Mujeres gobernando en todo el País y resguardando, con nuestro trabajo y dedicación, la Seguridad de las Familias, en Jefaturas Regionales de Policía y como Autoridades Judiciales Locales, Municipales y Regionales.

Nicaragua, un País pequeño, empobrecido por las Guerras, empobrecido por el Modelo Injusto del Capitalismo Global, empobrecido por las Catástrofes y Calamidades derivadas de la Injusticia Climática, ha alcanzado estas posiciones de avanzada en la Participación Protagonista de las Mujeres, gracias al Empeño y la Responsabilidad, al Compromiso de Equidad y Justicia del Frente Sandinista en los años de la Primera Etapa Revolucionaria, y de nuestro Comandante-Presidente Daniel Ortega, en aquellos Años, y en esta Etapa de la Revolución.

Es justo reconocer en estos Logros, el Compromiso Militante de la Compañera Rosario Murillo, Coordinadora de la Presidencia de la República, del Gabinete de Gobierno, y de las Tareas Políticas y Sociales del Frente Sandinista en el Gobierno Nacional, y en los Gobiernos Locales, y Movimientos Comunitarios.

Nos enorgullece contar con un Sistema de Seguridad Ciudadana que desde la Comunidad, y en articulación con las Instituciones Especializadas, el Ejército, la Policía, los Ministerios de Defensa y de Gobernación, ha representado un Muro de Contención de la narcoactividad y de la actuación del crimen organizado; un Muro que protege también a los Países y Pueblos de la Región, y que contribuye a fortalecer la lucha global contra este flagelo.

Queremos destacar nuestro Modelo de Valores, nuestra Cultura de Familia y Comunidad, nuestras Creencias y Devociones, la Religiosidad natural del Pueblo nicaragüense, todo lo cual se une y articula exitosamente, con la Institucionalidad comprometida, para fomentar Armonía, Entendimiento, y Protección, disminuyendo el impacto de la delincuencia y el crimen, y atendiendo con Solidaria preocupación, las Raíces Culturales, Políticas y Económicas de este gravísimo problema que afecta al Mundo.

Desde nuestros Espacios de Participación y Poder, las Mujeres nicaragüenses, estamos trabajando activamente para contribuir con Políticas y Programas, que nuestro Presidente, el Comandante Daniel Ortega, y la Compañera Rosario Murillo, orientan y actualizan continuamente, en Reflexión compartida con todas nosotras, Mujeres en Responsabilidades de Estado, y Mujeres Autoridades, en la Política, lo Social, lo Económico, lo Ambiental, y la Vida Comunitaria.

Nos enorgullece ser parte de este hermoso y exitoso esfuerzo que desarrollamos en Nicaragua, para contener, prevenir, y actuar desde nuestros Valores Cristianos, Socialistas y Solidarios, con Sabiduría de Experiencia Humana, y Sensibilidad particular de Mujeres Revolucionarias, que seguimos aportando a un Proyecto y a una Propuesta que da pleno sentido a nuestras Vidas.

Agradezco a cada una de Ustedes la Invitación a este Foro, donde espero haber representado a las Mujeres nicaragüenses, en nuestra capacidad, intensidad y magnitud, al mismo tiempo que con las Exposiciones de Ustedes, aprendo y llevo valiosas experiencias de otros Pueblos y Gobiernos a mi País.

Quiero invitarlas, a nombre del Comandante Daniel y de la Compañera Rosario, a visitarnos y comprobar estos Logros de una Revolución que nos distingue, y nos defiende, en un Mundo impregnado de egoísmo, incredulidad, indiferencia, y alejado, en muchos aspectos, y desgraciadamente, del Bien Común.

La Solidaridad y la Hermandad entre los Pueblos de este Planeta, que también es nuestra Casa, debe unirnos para alcanzar el Mundo Mejor que sigue siendo posible e indispensable.

también te puede interesar