Nicaragua

HKND se compromete con cuidado medioambiental en la ruta del Gran Canal

La empresa concesionaria presentó una estrategia que contempla tanto la protección del entorno como la realización de obras que aporten al desarrollo económico y social de Nicaragua

Gran Canal Interoceánico de Nicaragua
Gran Canal Interoceánico de Nicaragua |

Redacción Central |

Kwok Pang, vicepresidente ejecutivo de HKND, aseveró que el desarrollo económico que traerá al país el Gran Canal Interoceánico permitirá contar con los recursos necesarios para proteger el medioambiente, en el inicio este jueves de la primera consulta pública del Estudio del Impacto Ambiental y Social (EIAS) de la mega obra.

Precisó que debido al deterioro que existe a lo largo de la ruta del Canal HKND desarrollará obras de mitigación para disminuir tanto el impacto social como ambiental.

También aseguró que en lo referido a la reubicación de la población la empresa tiene como objetivo mover la menor cantidad de personas, por lo cual según los estudios solo deberán ser trasladadas 25 familias netamente indígenas.

De acuerdo con el balance general el estudio indica que serán afectados 6.800 hogares, lo que representa alrededor de 27 mil personas, aunque se trabaja para que no sean reubicadas a más de 13 kilómetros de su asentamiento original.

En relación con los probables daños medioambientales HKND tiene previsto construir el puerto tierra adentro para proteger los manglares de Brito. Las cuencas bajas del río Punta Gorda también serán atendidas para disminuir el riesgo ambiental, así como se procederá a construir el Puerto de Águila con tierra dragada y alejado del cuerpo de agua principal.

No obstante, la empresa concesionaria aseguró que está en capacidad de efectuar cambios en la ruta de ser necesario.

Otro de los aspectos tenidos en cuenta en los estudios son los riesgos sísmicos y de tsunamis, principalmente en el trayecto del Istmo de Rivas, de ahí que la esclusa será construida a 14 km del mar, ya que se determinó que las olas provocadas por los tsunamis afectarían hasta 4 kilómetros tierra adentro.

Asimismo se destacó que el diseño original del Canal cambió para evitar que pase directamente por el municipio Rivas.

El ejecutivo de HKND subrayó que no puede evitarse del todo el impacto ambiental por lo que la ruta afectará parte del humedal San Miguelito, departamento Río San Juan, que se encuentra en la actualidad muy deteriorado y cuya protección y restauración se priorizará junto a las reservas naturales Indio-Maíz, Punta Gorda y Booby Cay.

Sobre el uso del agua del Lago Cocibolca se informó que se construirá un nuevo embalse, el Lago Atlanta, para que funcione como reservorio del Canal. De esta manera no será afectado el balance hídrico del mayor cuerpo de agua del país.

HKND también se comprometió a entregar al gobierno todo el patrimonio arqueológico que se encuentre en la realización de la obra.

A su vez se crearán nuevas tierras agrícolas como parte del desarrollo de una nueva industria de este sector, la cual será complementada con un plan de apoyo en materia de capacitación técnica.

Adelantaron que se acometerán otros estudios relacionados con levantamiento topográfico, riesgo geotécnico y sísmico, así como el potencial de drenaje de roca ácida, el estudio de sedimento y barometría del lago Cocibolca, análisis del balance hídrico y de salinidad y arqueológicos.

Por su parte Bill Wild, asesor principal del proyecto, expuso que el diseño de la ruta canalera respeta las normas internacionales, al tiempo que busca un balance a nivel ambiental y social.

Resaltó que HKND tiene previsto desarrollar uno de los mayores proyectos de reforestación a nivel internacional en toda la ruta del Canal, dada la dramática situación ambiental que presenta el país, en la que peligra la existencia de bosques vírgenes en Nicaragua en unos 10 ó 15 años.

Igualmente la construcción del Canal contribuirá a disminuir los daños que la acción del hombre provoca en el Lago Cocibolca, cuyos niveles podrían reducirse en un 15 por ciento en las próximas décadas.

HKND aseguró que se toman las medidas necesarias para evitar la salinización y de sedimentación en la cuenca del Río San Juan, así como las posibilidades de colisión de buques y derrames de sustancias peligrosas para el medio ambiente.

Además la empresa prevé construir otro lago artificial: “Aguas Zarca”, que producirá energía para el funcionamiento del Canal.

también te puede interesar