Nicaragua

Gran Canal Interoceánico, una oportunidad histórica

Considera Paul Oquist que con este megaproyecto mejorará la economía y el medioambiente del país

Paul Oquist, asesor de Políticas Públicas de la Presidencia
Paul Oquist, asesor de Políticas Públicas de la Presidencia | Jairo Cajina

LA VOZ DEL SANDINISMO |

El Gran Canal Interoceánico es una oportunidad histórica para mejorar la economía y avanzar en la derrota a la pobreza en nuestro país, consideró Paul Oquist, secretario privado de la Presidencia para Políticas Públicas.

En una entrevista con Europa Press, Oquist recordó que si bien el país crecerá cerca de cinco por ciento este año, es necesario lograr un índice entre el ocho y el diez por ciento para erradicar la pobreza extrema, reforestar el país y aumentar la resiliencia de nuestros ecosistemas para adaptarnos al cambio climático.

A su juicio, el Gran Canal Interoceánico duplicará los ingresos del país, lo que permite hacer una proyección en disminuir la pobreza extrema a solo el siete por ciento de la población.

El funcionario destacó además el impacto ambiental del Canal, un tema cuidadosamente estudiado que dejará más efectos positivos que negativos a largo plazo.

Recordó que la ruta escogida para el Gran Canal fue la que menos impacto tuviera sobre los ecosistemas, aunque esta no fuera la más barata de entre todas las opciones.

El proyecto de estudio de impacto social y ambiental, elaborado por la consultora Environmental Resources Management Group Inc (ERM), con sede en Londres, indica que el Canal Interoceánico cumplirá con los estándares internacionales y sostiene que el impacto positivo será mayor que el negativo.

Argumentó Oquist que la ruta corre a través de áreas con suelos degradados por la frontera agrícola. Asimismo, el 25 por ciento de la superficie total del país está cubierta de bosque y la tasa actual de deforestación es de 70 mil hectáreas anuales, mientras que la reforestación estimada es de 20 mil hectáreas al año, algo que prevén continuar con el Gran Canal. “Es necesario contener el avance de la frontera agrícola”, añadió.

Aseveró que la construcción del Canal significará reforzar las áreas protegidas, crear infraestructura de protección ante inundaciones a los pobladores locales, manejar responsablemente las cuencas, lo que incluye reforestación, reinyección de aguas y protección a la diversidad.

“El Gran Canal generará los recursos necesarios para construir el desarrollo anhelado para lograr una Nicaragua próspera y más justa”, subrayó Oquist.

también te puede interesar