Nicaragua

Sacuanjoche, orgullo nacional

Preferida para la ornamentación, símbolo de la inmortalidad para varias culturas, flor de fuerza y amor espiritual

1
El Sacuanjoche fue declarada Flor Nacional en 1971 |

Redacción Central |

Bella y con intensa fragancia, la flor de la Plumeria rubra f. acutifolia, o Sacuanjoche, como le conocemos en nuestro país, guarda en su sencilla figura significados que elogian aún más sus cualidades naturales.

 

Declarada Flor Nacional en 1971, esta maravilla de nuestros campos, parques y jardines –con una amplia variedad en Centroamérica, el Caribe y Asia– era altamente considerada desde la época de nuestros ancestros.

 

Su blanco intenso la hacía preferida para la ornamentación en uniones matrimoniales y altares religiosos, donde se situaba en forma de coronas, guirnaldas o como racimos.

 

Se dice que tras la primera epidemia de cólera que afectó al país, un obispo de León dispuso que se adornara a la Purísima Concepción de María con flores de Madroño –nuestro árbol nacional– y algunos pobladores utilizaron también al Sacuanjoche con este fin, y además para adornar los altares de los santos patronos.

 

Incluso, se cuenta que a los recién nacidos se les bañaba con sus pétalos, porque se le atribuían poderes divinos. Tanta era la devoción que su propio nombre de origen náhuatl, Xacuanxochitl, expresa las cualidades que la distinguen: Xacuan: pluma amarilla preciosa y Xochitl: flor.

 

Este elogio a nuestra flor ha pasado de generación en generación como parte del imaginario popular, pues la vemos acicalando la morada de nuestros deudos, en los rezos de nueve días, bailes folklóricos y en la cabellera de nuestras mujeres.

 

Una flor divina

 

Las peculiaridades de la familia Plumeria, a la que pertenece el Sacuanjoche, también fueron advertidas por sapotecas y mayas, quienes divinizaban al árbol y sus frutos por las vainas que salen de su péndulo, las cuales consideraban representación de los géneros masculino y femenino.

 

Desde tiempos prehispánicos, la flor se utilizaba en celebraciones como bautizos y uniones

Desde tiempos prehispánicos, la flor se utilizaba en celebraciones como bautizos y uniones

Algunas leyendas mayas se refieren a la Sak-Nicté, como le llamaban en su idioma (Flor de Mayo), en historias vinculadas al amor y la inocencia, una de ellas sobre una princesa que llevaba el mismo nombre.

 

También la usaban en las celebraciones de bautismo, para agradecer a los padrinos por el cariño que darían en adelante a los niños.

 

Según los mitos y leyendas sobre la flor, los aztecas igualmente le atribuían poderes mágicos y medicinales.  Antiguos tratados como el Libellus de Medicinalibus Indorum Herbis, de 1552, indica que la usaban –Cacaloxóchitl le llamaban– en la preparación de una poción para combatir el miedo.

 

“El miedoso beba una poción preparada con la hierba Tonatiuh ixiuh, que tiene brillo de oro, de la hierba tlanextia xihuitl, tetlahuitl y tierra blanquizca. Todo eso ha de beberse desleído en agua del río o riachuelo y se le agregan flores de cacaloxochitl, cacahuaxotitl, y tzacouhxochitl. Úntalo con un emplasto que confeccionarás con sangre de zorra y zorruela, sangre y excremento del gusano acuecueyalotl, laurel, excremento de golondrina molido en agua y espuma del mar”.

 

También era empleada para aliviar la fatiga de los señores que administraban el gobierno y era parte de los jardines botánicos reales prehispánicos.

 

Símbolo de afecto e inmortalidad

 

Pero, más allá de la geografía regional, esta variedad es igualmente muy apreciada por diferentes culturas, especialmente asiáticas. Musulmanes y budistas, por ejemplo, la consideran símbolo de inmortalidad, por su capacidad de procrear flores y hojas constantemente.

 

En varios países del mundo es común verla  en decoraciones y accesorios, como es el caso de las famosas coronas hawaianas

En varios países del mundo es común verla en decoraciones y accesorios, como es el caso de las famosas coronas hawaianas

Ramilletes de la flor fresca se utilizan para cubrir tumbas, hacer ofrendas dedicadas a los dioses o confeccionar alfombras que luego se colocan en la entrada de lugares sagrados, por eso en varios países orientales se siembra el árbol en las cercanías de templos y camposantos.

 

En Laos, además de ser el árbol nacional, el Sacuanjoche es considerado sagrado y por eso en cada templo budista tiene varios ejemplares en su patio, muchos de ellos con cientos de años de antigüedad.

 

En islas del Pacífico como Tahití, Fiji y Hawaii las flores se usan para hacer las típicas leis, coronas de flores que adornan el cuello y que se obsequian como muestra de afecto. Los nativos hawaianos la llaman también Melia, que simboliza perfección, primavera, nuevo comienzo.

 

Se le asocia en algunas culturas con lo femenino, con gran poder en las cosas del amor. En lugares como Polinesia, además de adorno, llevarla por las mujeres puede indicar el estado civil: sobre la oreja, busca una relación, y sobre la izquierda, está comprometida.

 

Los vietnamitas le atribuyen poderes curativos, por eso la utilizan en la medicina tradicional para tratar la hipertensión, la hemofilia, la tos, la disentería y la fiebre.

 

Kalachuchi o frangipani

 

Otros datos curiosos vinculados a nuestra Plumeria Rubra es la cantidad de nombres por los que es conocida, en la región y fuera de ella. Aquí mismo en nuestro país le llamamos también flor de mayo, flor de sarta o flor de leche.

 

Por todo el mundo encontramos numerosas variedades de la Plumeria rubra, aunque con diferentes nombres

Por todo el mundo encontramos numerosas variedades de la Plumeria rubra, aunque con diferentes nombres

En Guatemala se le conoce como nicte de monte, mientras que en Costa Rica la llaman cacalojoche; en Panamá es la caracucha y en México recibe el calificativo de cacaloxochilt.

 

Internacionalmente se le denomina como franchipán o frangipani, este último nombre el más popular, en honor al marqués italiano del siglo XVI Frangipani Marquis, quien inventó un perfume con su olor.

 

De hecho, es la flor de Palermo, en Sicilia, Italia, donde también se le llama Pomelia.

 

Para los habitantes de Tahití es Tipanier y los indonesios la llaman jepun.  Es en China la Kang Nai Xin y Phool en la India; Kalachuchi en Filipinas y Pansal Mal, en Sri Lanka.

 

Aunque podemos verlas en diversos colores –más de 300 contando los híbridos–, la que nos representa se caracteriza por su blanco intenso con centro amarillo, hojas simples y alternas; borde liso y un haz lampiño verde claro a oscuro.

 

Esta, además, es la variedad más antigua de cultivo, y, sin dudas, una belleza de la flora tropical, orgullo de nuestra Nicaragua.

 

La belleza del Sancuanjoche engalana también algunas creaciones de la gastronomía

La belleza del Sancuanjoche engalana también algunas creaciones de la gastronomía

 

 

Fuentes:

 

http://es.wikipedia.org/wiki/Plumeria_rubra

 

http://www.mined.gob.ni/omcc/index.php?option=com_content&view=article&id=44:sacuanjoche-

 

http://www.allthingsfrangipani.com/frangipanis.html

 

http://www.siciliafan.it/fiore-simbolo-palermo-pomelia-frangipani/

 

http://plantasdemexico.blogspot.com/2011/08/xacaloxochitl-plumeria-rubra.html

también te puede interesar