Nicaragua

La educación es un bien social, no una mercancía

Funcionario nicaragüense destaca en Cuba las políticas implementadas por el Gobierno Sandinista para ampliar y empoderar las capacidades del pueblo

Ambientes educacionales
Ambientes educacionales |

Redacción Central |

“La educación en Nicaragua está en completa transformación en cuanto a su cobertura, calidad e impacto. Contamos con el valioso apoyo de Cuba, Venezuela y otros países hermanos para lograr este empeño”, destacó Telémaco Talavera, presidente del Consejo Nacional de Universidades y asesor del Presidente de la República, durante una entrevista realizada este martes con la televisión cubana.

Retomamos la alfabetización, dijo Talavera. En los gobiernos neoliberales aumentó el índice de analfabetismo luego de que habíamos hecho la Campaña Nacional para reducirlo de forma significativa apenas triunfó la Revolución.

Con la llegada al poder del FSLN en 2007, iniciamos la campaña de Martí a Fidel, y con el apoyo de Cuba nos dedicamos a retomar el camino, añadió

El desarrollo de los niños, las niñas y las madres embarazadas, es vital para nuestro Gobierno, afirmó el funcionario. Para ellos tenemos programas destinados a la atención de la primera infancia y materna. También hay otros para aumentar la cobertura y calidad en las enseñanzas primaria y secundaria, como la merienda, la mochila y el bono escolar. Mejoramos las condiciones de los maestros y las maestras y les abrimos las universidades para que puedan especializarse aquellos que son empíricos.

Teníamos miles de aulas en ruina total y las hemos restablecido. Hay una lógica de articulación del sistema educativo, porque había una corriente desarticuladora desde el sistema privado que iba en contra de los intereses del pueblo, y la educación general hoy se vincula con la universitaria. Esto es vital para mejorar la calidad, consideró.

De esos estudiantes que salgan mejor calificados vamos a tener estudiantes mejores en las universidades, valoró Talavera. Por eso hemos impulsado también la educación con programas de becas que les permita a los nicaragüenses ser protagonistas del desarrollo nacional en este nuevo contexto. La educación es un bien social, no una mercancía, afirmó.

Hay un enorme desafío porque la responsabilidad académica para la formación de los profesores recae en el Consejo Nacional de Universidades, pero se trabaja para que la educación técnica y superior tenga más correspondencia con las nuevas realidades particulares y mundiales, estimó.

Trabajamos igualmente con el sector privado para tener una respuesta en la productividad, y con lógicas sociales y ambientales.

El pueblo tuvo que derramar sangre desde las universidades, y hoy trabajamos juntos por más y mejores oportunidades educativas.

Resaltó que se analiza cómo desde la Celac se pueden articular esfuerzos para hacer causa común con la educación emancipadora. Sobre el Gran Canal y su relación con la educación, dijo que hay que actualizar a los técnicos existentes, especializarlos y crear nuevas capacidades.

La educación en Nicaragua hoy se junta con investigación, innovación, tecnología, para que el impacto sea mayor. No hay desarrollo sostenible sin educación de calidad y sin acceso para todos, subrayó.

también te puede interesar