Nicaragua

Solidaridad y prevención, dos antídotos contra el ébola

Nicaragua se prepara en todos los frentes ante la posibilidad de que el virus aparezca en nuestra región y en ese empeño cuenta con la colaboración de especialistas cubanos

Ebola-story
Virus ébola |

Alexander Guerra |

Ante la amenaza real que constituye la epidemia de ébola, el Gobierno Sandinista no escatima esfuerzos para prevenir el posible ingreso a Nicaragua de una persona infectada con el virus, así como en la preparación de las instituciones para enfrentar un escenario de ese tipo.

En ese empeño cuenta con la colaboración de cuatro especialistas cubanos en epidemiología que colaboran en el Plan de Lucha contra el ébola y participan en el entrenamiento de los profesionales de la salud.

En una reciente entrevista en el programa Revista en Vivo, el secretario general del Ministerio de Salud (Minsa), Enrique Beteta, agradeció la participación de los doctores cubanos y recordó la orientación del Presidente Comandante Daniel Ortega para la creación de un Comité de Emergencia para enfrentar la amenaza.

Durante su intervención a mediados del pasado mes en la Cumbre Extraordinaria de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP), el Presidente Daniel agradeció la solidaridad de Cuba con Nicaragua y resaltó el papel heroico de los cientos de galenos cubanos que combaten el virus en África occidental.

“Combatiendo al ébola en África estamos siendo consecuentes en nuestra solidaridad con los hermanos de África; pero también estamos dando la batalla para que esta epidemia no avance a los países en vías de desarrollo y que no avance tampoco a los países desarrollados”, agregó.

Nicaragua tampoco se ha quedado de brazos cruzados. Con la puesta en marcha del Plan de Lucha contra el ébola, el país se puso a la vanguardia regional en el cumplimiento de las orientaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) respecto a las medidas necesarias para prevenir la propagación de la enfermedad.

Los epidemiólogos cubanos Carmelo Trujillo Machado y Amancio Martínez Morejón –quienes desde el pasado 17 de octubre están en el país para acompañar a nuestros especialistas en su preparación- coincidieron en destacar la integralidad del Plan, que incluye a representantes del Minsa, Servicio de Aduanas, Ejército, Policía Nacional y Aviación Civil, entre otras instituciones.

Martínez Morejón enfatizó en que la clave está en la prevención y la detección temprana. “Esta batalla se gana con la vigilancia en las fronteras, pues si un caso lograra penetrar ya sería un problema grave”, añadió.

Los expertos cubanos recorrieron los principales puntos de entrada al país por vía área, terrestre y marítima, y evaluaron las estrategias implementadas para dar una respuesta certera en cualquier circunstancia.

Beteta, por su parte, indicó que el personal de fronteras está preparado para detectar los síntomas e implementar los protocolos establecidos. Además, expresó que ya suman cerca de 12 mil las personas de otras instituciones capacitadas sobre las características del virus y las vías de contagio.

Preparados para cualquier escenario

Tanto los especialistas cubanos como nicaragüenses coinciden en que el país debe estar listo para enfrentar cualquier escenario.

Como la primera línea de combate está en los puertos y aeropuertos, existen protocolos precisos sobre cómo actuar. Para descubrir los síntomas febriles de cualquier pasajero, se cuenta con medios especializados como detectores de temperatura y cámaras térmicas.

Además, se mantiene una comunicación constante con la tripulación de los aviones o navíos en caso de que se haya presentado un caso durante el vuelo o travesía.

En el control de entrada al país se incluyen los llamados puntos ciegos, que son rutas fronterizas utilizadas por muchas personas que viajan ilegalmente a Norteamérica y pasan por Centroamérica, algunos de ellos también procedentes de África.

El especialista cubano Carmelo Trujillo Machado explicó que se ha puesto énfasis en la preparación del personal de salud en las técnicas y equipos de bioseguridad para tratar con pacientes enfermos, en caso de que lleguen a Nicaragua.

Las autoridades nacionales ya cuentan con equipos especializados obtenidos a través de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), que se utilizarían de ser necesarios.

La recepción de muestras biológicas del virus para diagnosticar la enfermedad es otro punto clave que se ha cubierto.

Beteta afirmó que el país cuenta con un técnico de laboratorio certificado por la OPS para recoger las muestras y están evaluados los protocolos de embalaje y transportación hacia las instituciones especializadas en el análisis.

El doctor Martínez Morejón aclaró que hay que estar preparado, pero es mejor no llegar a ese punto. La prevención, añadió, es la clave para proteger al país y la economía. Puso como ejemplo que cada traje que se utiliza para manipular los pacientes y las muestras contaminadas asciende a más de 60 dólares.

Mantener a la ciudadanía informada

Otras de las orientaciones de la OMS y la OPS para el control de esta epidemia es la política de información a la población.

En ese sentido, la Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Compañera Rosario Murillo, ha enfatizado en que la primera disposición del país para prevenir el ébola es informar a los ciudadanos sobre el riesgo.

Además de su trabajo de asesoría y evaluación, los especialistas cubanos también han participado en conferencias para informar a la población sobre las características de la enfermedad, sus síntomas y la forma de evitar el contagio.

El secretario general del Minsa dijo que una de las misiones fundamentales de su institución es estar en contacto con el pueblo y mostrarle que el ministerio está vigilando las 24 horas del día para evitar que la enfermedad llegue al país y afecte a la familia nicaragüense.

Los médicos especialistas que participaron en el programa Revista en Vivo coincidieron en que Nicaragua es uno de los países de Centroamérica donde existen mayor vigilancia y medidas sanitarias contra el ébola, lo cual es una muestra de la vocación del Gobierno Sandinista de proteger la vida de su población a cualquier costo.

también te puede interesar