Nicaragua

Agradecen presencia de brigada médica cubana contra el ébola

El Ministerio de Salud destaca la rápida respuesta de Cuba

médicos cubanos
médicos cubanos |

Redacción Central |

El doctor Enrique Beteta, directivo del Ministerio de Salud (Minsa) de Nicaragua, recordó este lunes que el Gobierno cubano respondió rápidamente ante el llamado a enfrentar la epidemia de ébola en África occidental con el envío de especialistas.

Durante el programa Revista en Vivo, Beteta también agradeció en nombre del país, y del Minsa en particular, la llegada a Managua de cuatro especialistas cubanos el pasado 17 de octubre para el preparar a personal sanitario, de aduanas y otros sectores que mantienen los primeros contactos con viajeros que ingresan al territorio nacional.

Rememoró que desde que se dio la alerta mundial sobre esta enfermedad, el Presidente- Comandante Daniel Ortega orientó la creación de un Comité de Emergencia, integrado por representantes del Ministerio de Salud, Servicio de Aduanas, Ejército, Policía Nacional, Aviación Civil, entre otras instituciones que mantienen contactos con personas que llegan al país.

El conductor del programa, el periodista Alberto Mora, presentó a los doctores Amancio Martínez Morejón y Carmelo Trujillo Machado, miembros de la brigada médica cubana, quienes se encuentran con otros dos colegas del archipiélago caribeño para prestar ayuda solidaria a Nicaragua.

A una pregunta de Mora, los galenos cubanos indicaron que desde su inicio se planteo la importancia de recapacitar al personal médico y paramédico destinado para la atención a personas sospechosas y enfermas de ébola, así como la creación de cursos sobre las características de esta enfermedad a todos los funcionarios que tienen contactos con los viajeros al país.

En el caso del personal médico y paramédico se recapacitaron 260 integrantes del Minsa y de laboratorio sobre la técnica de toma de muestras, las cuales serían trasladas a Canadá para su comprobación, según lo previsto.

Apuntaron que ellos insisten en la preparación del personal paramédico porque son los que más contactos tienen con los pacientes durante el tratamiento de cualquier enfermedad, incluyendo el ébola, para lo cual se exigen los equipos de protección.

Asimismo se indicó que suman 11 mil 637 las personas de otras instituciones que se capacitaron sobre las características de esta enfermedad y las vías de contagio, la cual se transmite por las secreciones corporales.

Estos cursos de capacitación tienen como objetivo la detección a tiempo de cualquier sospechoso con síntomas, como puede ser la de fiebre corporal.

En caso de fiebre, se indicó, se tiene una comunicación directa entre las tripulaciones de aviones que llegan al país y el personal médico del aeropuerto para saber sobre los pasajeros que presentan un estado febril, así como el uso de cámaras térmicas para controlar a quienes llegan por las terminales aéreas.

En estos casos de control de los puntos de entrada al país se incluyen los llamados puntos ciegos, que son rutas fronterizas que utilizan muchas personas que viajan ilegalmente a Norteamérica y que pasan por Centroamérica, de ellos también procedentes de África, quienes pueden estar contagiados tras su tránsito por naciones afectadas con el mal y tener contacto con personas enfermas.

Los especialistas indicaron que la protección del país contra el ébola se realiza a partir de dos aspectos fundamentales; en las aduanas “Vigilar vigilar”, mientras que por los miembros del Minsa es “Protección protección”, dos elementos claves en estos momentos en el país, que no presenta ningún contagiado en el territorio con el letal virus.

En otra parte de la entrevista se señaló que este lunes se realiza el tercer simulacro sobre la llegada al país de un contagiado o posible enfermo por tener síntomas que así lo indique.

En el mismo se efectuará una maniobra para sacar al viajero del aeropuerto en una ambulancia especialmente habilitada para ello y el traslado hacia un área de tratamiento, en caso de estar contagiado, o de cuarentena si es solo un posible enfermo.

Al respecto apuntaron que este virus tiene un período de incubación de 21 días, pero que la cuarentena es de 30 días, para estar seguro de que no tiene el mal.

En el caso que se sospeche de la posibilidad de estar contagiado a pesar de este período de cuarentena, entonces se estable otro ciclo de 30 días para el paciente.

Alertaron que los hombres que estuvieron contagiados con el ébola y son dados de alta, estos pueden transmitir la enfermedad mediante el semen durante los siguientes 100 días, por lo que indicaron la necesidad de mantener a los que padecieron el mal bajo vigilancia y explicarles todas estas posibilidades, para evitar nuevos contagios.

El doctor Beteta indicó que Nicaragua obtuvo a través de la Organización Panamericana de la Salud equipos de protección para el personal sanitario que atienda a sospechosos o enfermos de ébola, los cuales están listos para ser usados en caso necesario.

Los médicos especialistas que participaron en el programa Revista en Vivo coincidieron que Nicaragua es uno de los países de Centroamérica donde existe mayor vigilancia y de medidas sanitarias contra el ébola.

Asimismo puntualizaron que es necesario mantener la capacitación de todo el personal en contacto con visitantes al país y una amplia información sobre la enfermedad a toda la población, aunque esta nación tiene poca probabilidad de padecer esta epidemia, como ocurre en países de África.

también te puede interesar