Nicaragua

Hanna se degrada a depresión tropical

Las lluvias más fuertes se registraron en Waspán, Región Autónoma del Atlántico Norte. Se mantiene la Alerta Amarilla

tormenta
Depresión tropical Hanna |

Redacción Central |

Hanna se degradó a depresión tropical antes de ingresar este lunes en territorio nacional, donde dejó lluvias moderadas en territorios de la Costa Caribe nicaragüense.

De acuerdo con informes de la Defensa Civil Regional, entrada la noche Waspán era el único municipio donde se registraban lluvias fuertes, aunque sin que se detectaran afectaciones mayores.

En las comunidades de Dakra, Sandi Bay, Prinzapolka y Pahara no se registraron precipitaciones hasta las 4 de la tarde, mientras que en Cabo Gracias a Dios dejó de llover pasado el mediodía.

También en los cayos miskitos se registraron vientos con velocidades de 30 a 40 kilómetros por hora, apunta el reporte de la Defensa Civil.

Según se conoció, en esa misma zona la Fuerza Naval logró el rescate de los tripulantes de los veleros Enmo y Las Dos Hermanas, los que naufragaron como consecuencia de los vientos.

El secretario ejecutivo del Sistema Nacional de Prevención, Mitigación y Atención de Desastres en la Costa Caribe Norte, Yamil Zapata, precisó que se mantendrán todas las disposiciones de prevención para las próximas 48 horas.

El Gobierno Nacional decretó este lunes Alerta Amarilla para el Pacífico, el Caribe y los departamentos de Matagalpa y Jinotega ante la inminente llegada de la entonces tormenta tropical Hanna.

Todas las instituciones del sistema de atención se movilizaron inmediatamente para suplir cualquier situación extrema como consecuencia de este evento atmosférico, que se formó en el mar Caribe, a 55 kilómetros al Sur de Cabo Gracias a Dios, en el borde fronterizo entre Nicaragua y Honduras.

El Ministerio de Gobernación realizó la reconcentración de 600 bomberos para atender emergencias y se activó la unidad de búsqueda y rescate, mientras que el Ejército puso en alerta al destacamento militar norte en Puerto Cabezas y batallón ecológico en el Triángulo Minero.

Por su parte el Ministerio de Salud dispuso en función de la emergencia todos los recursos humanos de las zonas en la trayectoria de Hanna y organizó brigadas para atender cualquier situación.

En tanto, la Policía Nacional organizó un plan para resguardar albergues si fuera necesario, apoyar las labores de rescate y salvamento, y encargarse de la regulación operativa del tránsito.

En lo que va de la presente temporada de huracanes en el Atlántico, que comenzó el 1 de junio y concluirá el 30 de noviembre, se formaron ocho tormentas tropicales y seis de ellas se convirtieron en huracán.

también te puede interesar