Nicaragua

Unánime concertación del ALBA contra el ébola

Aprueban una Declaración Final de 23 puntos. Esa enfermedad es un inmenso reto para la humanidad que debe enfrentarse con urgencia, expresó el presidente cubano, Raúl Castro

ALBA EBOLA
Cumbre ALBA-TCP sobre el Ébola |

Redacción Central |

Los jefes de Estado y de Gobierno y de delegaciones de los países miembros de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP) aprobaron la Declaración Final de la Cumbre Extraordinaria sobre el ébola sostenida en La Habana.

En la misma se delinea la estrategia para llevar adelante la concertación de la región en la lucha contra el virus del Ébola que, como señaló el presidente cubano, Raúl Castro, en la inauguración de la reunión, es un inmenso reto para la humanidad que debe enfrentarse con urgencia.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, presentó la Declaración, resultado de las propuestas de un grupo de expertos que, como el mismo expresó, tienen gran sentido práctico para coordinar los protocolos que nos permitan prevenir y proteger a nuestros países.

Los participantes acordaron en este Plan de Acción la capacitación del personal de salud y asegurar grupos médicos de reserva e insumos para el diagnostico oportuno y tratamiento de la enfermedad que afecta a África occidental y central, con un saldo de más de cuatro mil 500 fallecidos hasta el momento.

También fomentar las investigaciones científicas, epidemiológicas y biológicas sobre el ébola en el marco del ALBA-TCP, y propiciar la cooperación en esta esfera con otros países, como contribución a los esfuerzos internacionales dirigidos a enfrentar la epidemia y con el objetivo de consolidar la independencia científica, médica y sanitaria de los países de la Alianza.

En la concertación se advierte, además, lo imprescindible que resulta el establecimiento de una red de comunicación y alerta temprana, así como utilizar las más modernas tecnologías para resguardar los sistemas sanitarios que a su vez protegen a la población.

Raúl Castro en sus comentarios destacó que la Cumbre Extraordinaria permitirá establecer propuestas de cooperación para preparar al personal de salud, brindando prioridad a Haití y los países del Caribe, además de contribuir con los estados de mayor vulnerabilidad.

Igualmente extendió una invitación a las naciones de América del Norte a incorporarse a esta lucha.

El mandatario cubano recordó que esta es una terrible epidemia que se propaga hoy sobre los hermanos pueblos de África y nos amenaza a todos, la cual constituye un inmenso reto para la humanidad que debe enfrentarse con la más absoluta urgencia.

Añadió que América Latina y el Caribe tienen una gran deuda con los pueblos africanos, pues por las venas de nuestras naciones corre su sangre y ellos contribuyeron a crear las riquezas de nuestros países.

Abundó que Cuba ha enviado a más de 76 mil colaboradores a laborar en 39 países y que actualmente hay más cuatro mil cooperantes cubanos de salud en 32 naciones africanas, que se incorporan al esfuerzo preventivo para evitar la propagación de la enfermedad.

Recordó que  el  pasado 1 de octubre Cuba respondió a la solicitud de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la ONU y envió una brigada médica especializada a Sierra Leona.

Asimismo el presidente cubano anunció que este martes partirán rumbo a Liberia y Guinea  otras dos brigadas, cuyas avanzadas ya están en esos países.

Esta amenaza, apuntó Raúl Castro, debe frenarse con una respuesta internacional inmediata, eficaz y con recursos, de forma coordinada y con el liderazgo de la OMS.

Para ello se requiere el esfuerzo y compromiso indispensable de todas las naciones del mundo, según las posibilidades de cada una, acotó.

El mandatario llamó a evitar que la politización del manejo de la crisis desvíe del objetivo fundamental, que es la ayuda al África y evitar la extensión de la enfermedad en otras regiones.

Ratificó además que Cuba está dispuesta a trabajar con todos los países codo con codo, incluyendo a Estados Unidos, y que se necesita voluntad integradora, organización y planificación, así como articulación del trabajo no solo asistencial y curativo, sino preventivo, que requiere como complemento indispensable una labor preventiva y el cumplimiento de los protocolos médicos.

El jefe de Estado cubano invitó a celebrar el próximo 14 de diciembre el décimo aniversario de la Alianza, que es fruto de la voluntad de nuestros pueblos y de las ideas de Hugo Chávez y Fidel Castro, momento en el que pasarán balance a los acuerdos de esta jornada.

Por su parte, el  presidente Maduro, que convocó la reunión, añadió que la Cumbre Extraordinaria del ALBA-TCP sobre el ébola es una reacción a tiempo y un paso al frente del bloque para cumplir con su deber de proteger a los pueblos.

Maduro pidió a la Presidencia Pro Témpore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) convocar a una reunión de las máximas autoridades de salud y que las propuestas de la Cumbre del ALBA-TCP sean coordinadas con toda la región.

Recordó el pensamiento del Comandante Hugo Chávez de que el ALBA es el epicentro de un nuevo escenario para la unión donde haya la mayor voluntad para enfrentar juntos los nuevos desafíos.

A su vez, David Nabarro, enviado especial de Naciones Unida para el ébola, hizo llegar a los mandatarios, ministros y representantes de la región los saludos y un mensaje especial del secretario general del organismo multilateral, Ban Ki- moon.

En su misiva, Ban calificó la Cumbre como una importante reunión y ratificó el tema del ébola como un problema global que exige una respuesta masiva inmediata. “He recibido con beneplácito la convocatoria a esta Cumbre que definirá los aportes conjuntos de los miembros del ALBA para evitar la diseminación del ébola, que es hoy una emergencia compleja”.

Nabarro recalcó la necesidad de “empoderar a las personas”, como respuesta efectiva para contrarrestar este virus y trabajar en la prevención con información fidedigna.

Para ello, subrayó, la cooperación y la solidaridad son esenciales. “Es la hora del deber, he instamos a la región y al mundo a seguir el liderazgo de Cuba y Venezuela, países que son ejemplo encomiable en su rápida respuesta y apoyo para contener el ébola”, expresó.

Igualmente agradeció  al presidente Maduro por el aporte de su país de cinco millones de dólares, destinados a las necesidades y requerimientos para la eliminación del virus.

De igual modo, la directora general de la OMS, Margaret Chan, envió un vídeo dirigido a los países que asisten a la cumbre en La Habana, en el que manifiesta el apoyo de ese organismo y de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) a sus esfuerzos y agradeció la ayuda cubana para combatir esta enfermedad en África.

“Capaciten a su personal, hagan simulacros para medir el desempeño, redacten protocolos lo antes posible, establezcan sistemas, obtengan el apoyo del público y de los medios’”, precisó Chan en un mensaje

‘Protéjanse contra los errores. Como demuestran los recientes incidentes de transmisión del virus en España y en Estados Unidos, el uso de Equipos de Protección Personal (EPP) no es infalible’, indicó.

Agregó que los EPP deben ser utilizados junto a un excelente control administrativo, medioambiental y de ingeniería.

La directora general de la OMS resaltó el propósito de la Cumbre Extraordinaria, pues se está haciendo lo correcto: aumentar, con la mayor urgencia posible, el nivel de preparación ante un caso importado de ébola.

Tras referir que el mes pasado el virus del ébola se trasladó a América, en particular Estados Unidos, Chan sostuvo que ello demuestra que cualquier país con un aeropuerto internacional está teóricamente en riesgo de recibir un caso importado de la enfermedad.

Instó a todos los países a prestar atención al virus del Ébola, el cual calificó de uno de los patógenos más mortales del planeta, pues es implacable, no perdona ni el más mínimo error; sabe cómo aprovecharse de cualquier oportunidad para intensificarse otra vez o propagarse a nuevas áreas.

Varios presidentes, primeros ministros, ministros y dirigentes de organismos internacionales hicieron intervenciones en torno a las estrategias a seguir y ponderaron el carácter preventivo de la reunión que contribuirá a concertar esfuerzos para evitar que la epidemia se extienda a la región.

Cuba, Venezuela, Bolivia, Ecuador, Nicaragua, Antigua y Barbuda, San Vicente y las Granadinas, Dominica y Santa Lucía, son los integrantes del ALBA-TCP, Haití es invitado permanente a estos encuentros, mientras Granada y San Cristóbal y Nieves ya solicitaron su ingreso al grupo, el cual será efectivo en la cumbre ordinaria de diciembre venidero.

también te puede interesar