Nicaragua

Suman victorias tras triunfo de Revolución Sandinista

Nicaragua suma victorias sociales y económicas tras el triunfo de la Revolución Popular Sandinista, el 19 de julio de 1979

Mar de Pueblo en Matagalpa
| Jairo Cajina

Redacción Central |

Nicaragua tiene hoy una imagen internacional muy distinta a la de hace 35 años, cuando la Revolución Popular Sandinista luchaba con las armas contra la dictadura de los Somoza, a la cual derrotó el 19 de julio de 1979, sumando victorias.

El diputado del Frente Sandinista de Liberación Nacional (Fsln) Wálmaro Gutiérrez  señaló a medios de prensa que en estos 35 años se avanzó de victoria en victoria, porque hasta los reveses han servido para la reorientación y alcanzar un nuevo triunfo.   

El parlamentario del Frente Sandinista de Liberación Nacional (Fsln) recordó que hubo décadas de una dictadura sanguinaria, que con la fuerza de las armas mantuvo a la gran mayoría de la población en la miseria, castigada con una represión atroz, porque aunque en  1979 él solo tenía 11 años de edad, mantiene vivos los recuerdos de aquel gobierno que la Revolución Popular Sandinista derrotó y puso en fuga a las principales figuras.  

Gutiérrez apuntó que el gobierno dictatorial de Anastasio Somoza Debayle fue vencido entonces por el movimiento insurreccional, encabezado por el Fsln, que tras el triunfo desarrolló programas sociales y económicos de gran trascendencia, como el de la alfabetización y la reforma agraria e impulsó la creación de cooperativas y mejoras en el sistema de salud.

Estas primeras medidas constituyeron victorias porque demostró a la población que con el trabajo conjunto de todos los nicaragüenses se pueden dar pasos importantes para mejorar la calidad de vida de la población.

El diputado subrayó que en 2007 y por la fuerza de los votos el Fsln ganó las elecciones y regresó a la dirección del gobierno del país para desarrollar numerosos programas sociales y económicos que cambiaron la imagen de la nación en la esfera internacional, disminuyendo notablemente la pobreza, mejorando el sistema de la salud con posibilidades para todos y gratuito, elevó la calidad de la educación pública, disminuyó el desempleo y con ello la extrema pobreza y el hambre.

Además, se han recuperado elementos que caracterizaban el ejercicio del poder democrático del pueblo nicaragüense y que se perdieron entre 1990 y 2006, cuando gobernaron administraciones neoliberales responsables por la  miseria, el desempleo, el analfabetismo, colegios públicos destruidos y centros de salud afectados.

Este año, apuntó, al celebrarse el 35 aniversario del triunfo de la Revolución Popular Sandinista, hay muchas victorias que festejar, fundamentalmente el combate, no contra el dictador Somoza, sino frente a la pobreza y el desempleo, así como por la paz y un orden internacional justo, que elimine las agresiones militares y económicas de los países grandes contra los más pequeños.

(Visited 10 times, 1 visits today)

también te puede interesar