Nicaragua

¡Todos alertas y adelante!

Sistema Nacional de Prevención de Desastres activado para enfrentar todos juntos emergencia por el terremoto de 6.2 grados que dejó más de una decena de lesionados y varias decenas de viviendas dañadas. Managua y León en alerta amarilla y con las clases suspendidas. Instituciones de Gobierno monitorean el proceso minuto a minuto y piden, ante todo, mantener siempre la calma

Sinapred
Sistema Nacional de Prevención de Desastres | Internet

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Nicaragua vivió este jueves una jornada de tensión luego de que un sismo de 6.2 grados en la escala de Richter sacudiera a la capital, Managua, y otros territorios del centro del país, dejando una estela de réplicas y daños de menores a moderados.

El temblor ocurrió a las 5:27 de la tarde, hora local, y su epicentro se localizó en tierra firme a 9 kilómetros al noroeste del municipio de Mateare, cerca del volcán Apoyeque, departamento de Managua, en el Pacífico, detalló el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter) en un comunicado.

El texto indicó que fue causado por un evento relacionado con fallas locales en la cadena volcánica de Nicaragua. Esta falla geológica es la misma que se activó en el Lago de Managua el 23 de diciembre de 1972 cuando se destruyó la capital. Ahora, provocó cerca de 30 réplicas sentidas durante la noche.

Tras el movimiento telúrico, el modelo de participación y atención ciudadana creado por el Gobierno Sandinista probó su valía con una rápida activación de todos los sistemas anti desastres para brindar respuesta a las situaciones creadas por éste.

De inmediato, el Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega, orientó la activación del Sistema Nacional de Prevención de Desastres (Sinapred), con su secretario ejecutivo, doctor Guillermo González, al frente, junto a todas las instituciones que lo conforman.

Por su parte, la Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía mantuvo un contacto directo con el pueblo a través de los medios del poder de las familias y las comunidades para dar a conocer las medidas que de forma inmediata se tomaron y llamar a todos los nicaragüenses a la calma.

“¡Con calma! Nosotros somos un pueblo valiente. ¡Y nos enorgullecemos de nuestra fe!”, afirmó Rosario. Instó a “tomar más previsiones si fueran necesario. Cuidémonos, vigilantes y en alerta y pendientes de todos ustedes. Mantengámonos en contacto desde los medios de comunicación”.

“Que la población tome todas las medidas de prevención. Hay que estar en vigilancia, en alerta, informándonos y protegiéndonos”, explicó la servidora pública.  “Nos hemos preparados para momentos como este. Mantengamos la calma. Sobre todo estar pendientes”.

Así, el Gobierno decretó la suspensión de las clases y la Alerta Amarilla para los departamentos de Managua y León. En municipios como Mateare y Nagarote se registraron daños en numerosas viviendas, mientras dos personas fueron reportadas con lesiones graves.

El temblor hizo colapsar el servicio de electricidad y de comunicaciones por más de dos horas, pero sobre las ocho de la noche el 95% estaba reestablecido, según indicó Salvador Mansell, presidente ejecutivo de Enatrel.

Internet y la televisión por cable colapsaron igualmente, mientras la comunicación vía celular fue intermitente.

En Managua los semáforos dejaron de funcionar y hubo caos vehicular durante un tiempo, mientras miles de personas evacuaron sus hogares y centros de trabajo. Luego, los capitalinos se mantuvieron alertas y en calma.

En localidades como Mateare y Nagarote, muchos pobladores afirmaron que pasarían la noche en la calle para evitar daños mayores debido a que las réplicas continuaron luego del sismo principal. Éstas se sintieron en territorios como la capital.

En Nagarote, la vicealcaldesa Mireya Urroz informó que existen cuantiosos daños en las viviendas del municipio. Comunicó que al menos 33 personas fueron trasladadas al hospital, nueve resultaron golpeadas por los escombros y otras 17 están heridas.

También reveló de daños en la subestación El Limonal que les impide el suministro de energía eléctrica.

Asimismo, reportes preliminares indicaron 14 lesionados leves, cuatro casas destruidas, 19 dañadas y otras 89 con daños menores. Según informaciones de la comuna capitalina, fueron evacuadas 155 personas en Managua para salvaguardar sus vidas, tal y como orientase el Presidente Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo.

En la noche, se confirmó el fallecimiento de una mujer habitante de Ciudad Sandino, quien sufrió un infarto tras un colapso nervioso provocado por el terremoto.

también te puede interesar