Nicaragua

A más electricidad, mayor productividad

Nicaragua aumenta la distribución energética en el país, incluso en regiones rurales alejadas, para elevar la productividad y con ella la calidad de vida

Electricidad
Programa Nacional de Electrificación |

Redacción Central |

Managua.- El desarrollo técnico-económico moderno tiene que ver con el avance de la tecnología, en especial con una mayor distribución de la electricidad en todo el país, porque los más diversos sectores socio-económicos necesitan de la estabilidad de generación de energía eléctrica, de forma segura y confiable.

El Gobierno Sandinista, presidido por el Comandante Daniel Ortega, ha tenido durante los últimos siete años el desarrollo de la energía eléctrica no solo en ciudades, sino en zonas rurales alejadas, mediante fuentes renovables, con el propósito de ampliar la red distribuidora, porque no solo traerá beneficios en la calidad de vida, sino de crear condiciones para mayor productividad y eficiencia en cuanto a calidad.

La generación eléctrica hoy no solo proporciona la posibilidad del uso en los hogares de equipos electrodomésticos que facilitan las labores en la vivienda, sino de utilizar esta fuente para aumentar la posibilidad de incrementar la productividad, sea mediante regadíos, ampliar planes avícolas y hasta procesar diversas cosechas para mejorar su presentación, calidad y darle un valor agregado.

Además, con la electricidad en la vivienda se amplía la posibilidad de desarrollar nuevas fuentes de empleo, desde la creación de pulperías hasta pequeñas empresas artesanales, entre ellas de confecciones textiles o de cuero.

Los trabajadores rurales dedicados a la ganadería son muy beneficiados, porque con la ampliación de distribución de las redes eléctricas se han creado puntos de acopio de leche, con equipos refrigerados que permiten mantener el vital líquido con alta calidad, así como desarrollar derivados lácteos con mayor competitividad.           

Precisamente sobre la ampliación de la red eléctrica en el país, el presidente ejecutivo de la Empresa Nicaragüense de Transmisión Eléctrica (Enatrel), ingeniero Salvador Mansell, dijo recientemente en la Asamblea Nacional que solo en el año 2013 fueron electrificadas más de 60 mil viviendas, con beneficios para unas 300 mil personas que tuvieron acceso por primera vez a este servicio.

Asimismo apuntó en esa ocasión que se habían iniciado diversas obras para beneficio de las poblaciones de la Región Autónoma del Atlántico Norte, que contempla la construcción de una red de 200 kilómetros para conectar a Bilwi, Puerto Cabezas, lo cual permitirá a los pobladores de esa región aumentar la eficiencia y la productividad de distintos sectores socio-económicos.

Para el  presente año, Enatrel tiene previsto efectuar inversiones por un monto total de 120 millones de dólares, con el objetivo de llevar la electricidad por primera vez a más de 170 mil viviendas, lo cual beneficiará a unos 350 mil compatriotas con líneas seguras y confiables, quienes no solo podrán mejorar su calidad de vida, sino también la eficiencia en los diversos sectores existentes en esas áreas.

La ampliación de las redes eléctricas en el país es uno de los propósitos del Gobierno Sandinista desde que asumió la presidencia en enero de 2007, previéndose llevar esta fuente energética a toda la geografía nacional, para que todos los nicaragüenses puedan beneficiarse de ella, así como lo fue la eliminación de apagones, de hasta 12 horas diarias, con el mejoramiento de las instalaciones del sector.

Un elemento que avanza unido a la ampliación de la red de distribución es el cambio de la matriz energética para sustituir el uso de combustibles fósiles por fuentes renovables, como la eólica, geotérmica, solar e hidroeléctrica, fundamentalmente para las regiones más alejadas. Este cambio de matriz permite generar una energía más limpia, sin contaminación al medio ambiente, y más barata.

En enero de 2007 el país contaba con un 80 por ciento de generación eléctrica mediante recursos fósiles y solo un 20 por ciento con el uso de fuentes renovables. El año 2013 finalizó con más de 52 por ciento de la producción eléctrica mediante el uso de fuentes renovables y se espera que para el 2017 esta generación sea de un 80 por ciento, mientras que solo habrá un 20 por ciento de producción mediante el petróleo y sus derivados.

El ingeniero Mansell recordó en la Asamblea Nacional que en el año 2006 la distribución de electricidad en el país alcanzaba solo un 54 por ciento de la necesaria, mientras que en 2013, solo siete años después, Nicaragua tuvo una capacidad para satisfacer este rubro en un 76 por ciento, previéndose para este año cumplimentar un 80 por ciento de la demanda en todo el territorio nacional.     

En los primeros siete años del Gobierno Sandinista,  Enatrel electrificó a unas 300 mil viviendas, así como mejoró las instalaciones existentes, lo cual repercute en que Nicaragua pueda hoy emprender acciones para elevar la eficiencia productiva y de servicios, mediante el uso de tecnologías novedosas que requieren no solo del conocimiento para poderlas aplicar, sino de electricidad segura y confiable.

también te puede interesar