Nicaragua

El Agüizote: espanto de Masaya (+Fotos)

En honor a San Jerónimo, el último viernes de octubre personas disfrazadas de horribles criaturas salen en procesión por las calles de la ciudad del folklore

Los Ahuizotes
Los ahuizotes, nombre de origen nahuatl, significa espantos cerca del agua, y estan formados por un enorme grupo de personas que se disfrazan con mascaras o se pintan los rostros. | Revista Revelaciones

Redacción Central |

El último viernes del mes de octubre espeluznantes criaturas y personajes de leyendas toman Masaya como parte de una tradición indígena que refleja la imaginación, las creencias y la historia de ese pueblo.

La denominada “Fiesta de Agüizotes o de Espantos sobre el agua” inspira a niños, jóvenes y ancianos a sacar sus disfraces de tétricas calaveras, horribles figuras y hasta del diablo, para anunciar con candiles y velas el aterrador canto del pájaro Güis, símbolo ancestral de la muerte.

Tradicionales personajes, que también han llenado de pánico a generaciones de nicaragüenses como “La Mocuana”, “La Llorona”, “El Cadejo Blanco y el Negro”, “La Mona Mica”, “La Chancha Bruja”, “El Padre sin cabeza”, “La Taconuda” y “Los Duendes”, son habituales verlos desfilar al compás de los chicheros (músicos de instrumentos de viento).

Cuenta la leyenda que la ancestral tradición la iniciaron los indígenas, quienes celebraban a sus muertos. Con este propósito se pintaban y vestían de negro para recorrer las calles que el difunto solía visitar.

Durante el solemne desfile pretendían espantar el espíritu, sobre todo de las almas en pena. En la ceremonia, que culminaba en  Monimbó, hacían una oración colectiva para el descanso eterno de sus familiares.

Para confeccionar los trajes los artistas locales utilizan telas de colores negro, café o blanco y máscaras de papel maché.

La recopiladora cultural Ana María López explica que los Agüizotes significan miedo, susto, mito, aviso, “representan lo nuestro, nada de Halloween, que es extranjero. Esta celebración es como un anticipo al gran “Toro Venado del Pueblo”, de Masaya, que se celebra el último domingo de octubre, o sea, dos días después de la noche de los Agüizotes”.

La procesión de los espantos, forma parte de las fiestas dedicadas a San Jerónimo, patrono de la ciudad del folclore. Esta festividad comienza con la bajada del Santo el 20 de septiembre, que luego sale en procesión por diferentes comunidades.

El 8 de octubre por la mañana regresa a su templo, donde permanece hasta el 28 del mismo mes, cuando San Jerónimo es subido a su altar en la iglesia, y allí se queda hasta el siguiente año.

Durante la celebración popular también se realizan danzas tradicionales como el “Baile de Negras”,”Los Diablitos” y “El Toro venado”.

Fiesta de Agüizotes o de Espantos sobre el agua” inspira a niños, jóvenes y ancianos a sacar sus disfraces de tétricas calaveras, horribles figuras y hasta del diablo

Fiesta de Agüizotes o de Espantos sobre el agua” inspira a niños, jóvenes y ancianos a sacar sus disfraces de tétricas calaveras, horribles figuras y hasta del diablo


Aguisotes

Cuenta la leyenda que la ancestral tradición la iniciaron los indígenas, quienes celebraban a sus muertos


Aguisote

La procesión involucra a una multitud de participantes vestidos con máscaras grotescas y trajes largos, relacionadas y originadas por las leyendas y mitologías de la cultura nicaragüense


Aguisote

Papel maché, pintura, talento y tradición. Mezcla perfecta para elaborar las máscaras artesanales que le dan rostro a los agüizotes

 

también te puede interesar