Nicaragua

Impiden a abogado mexicano participar en juicio a falsos televisa

Con esa acción la Sala Penal dos del Tribunal de Apelaciones de Managua abortó una maniobra de los defensores de los 18 mexicanos presos por narcotráfico

maniobra de abogados de los supuestos televisa
Una maniobra de los defensores de los 18 supuestos periodistas de Televisa condenados por crimen organizado, lavado de dinero y tráfico internacional de drogas, quienes pretendían hacer participar en el juicio --con voz y voto-- a un abogado mexicano defensor de los narcos, fue abortada por la Sala Penal dos del Tribunal de Apelaciones de Managua. | canal15.com.ni

Redacción Central |

Con esa acción la Sala Penal dos del Tribunal de Apelaciones de Managua abortó una maniobra de los defensores de los 18 mexicanos presos por narcotráfico

Una maniobra de los defensores de los 18 supuestos periodistas de Televisa condenados por crimen organizado, lavado de dinero y tráfico internacional de drogas, quienes pretendían hacer participar en el juicio –con voz y voto– a un abogado mexicano defensor de los narcos, fue abortada por la Sala Penal dos del Tribunal de Apelaciones de Managua.

En marzo pasado los abogados José Ramón Rojas Urroz y Amy Javiera García Curtis, defensores de los 18 narcos, solicitaron al TAM se les permitiera la comparecencia en el juicio de apelación del abogado mexicano José Pedro Solís Borjas en calidad de asistente de ambos, ocultándole maliciosamente al tribunal la nacionalidad del asistente.

Sin conocer el trasfondo real de la petición y en un alarde de transparencia, la Sala Penal Dos del TAM resolvió el 20 de marzo de 2013 acceder a la solicitud de las defensas, pero exigió que el asistente acreditara su condición de abogado en ejercicio el propio día de la audiencia.

Fue así que la mañana de este martes 16 de abril, lo que se esperaba fuese una simple audiencia de apelación en un caso de “narcos”, comenzó con la inusual presencia de un abogado extranjero cómodamente sentado en el estrado de los defensores, como si fuese un nicaragüense.

Momentos antes de iniciarse la audiencia, el semblante de la líder del grupo Raquel Alatorre Corea, era de abierta satisfacción, riendo incluso a carcajadas como no se le había visto en ninguna de las audiencias anteriores, posiblemente estimulada por la presencia de su abogado mexicano. La misma alegría parecía contagiar al resto del grupo.

Entre pláticas y risas con el mexicano, Alatorre saboreaba un chocolate que le fue entregado por una de las defensas, mientras la abogada García Curtis le mostraba en el teléfono celular no se sabe si fotografías o mensajes de texto, según describe en un reporte Canal 15.

Antes de la audiencia y al tener conocimiento del hecho, el magistrado ponente y conductor del juicio, doctor Napoleón Pereira Morice, ordenó al cuerpo de seguridad del Complejo Judicial que sacara de la sala al intruso, hasta que una vez instaladas todas las partes planteó lo que estaba ocurriendo.

El magistrado Pereira Morice solicitó entonces de previo la opinión de los representantes del Ministerio Público y la Procuraduría General de la República, quienes inmediatamente se opusieron a la participación del extranjero, con fundamento en la legislación nacional, particularmente el artículo 118 del Código Procesal Penal, que regula la participación de los asistentes en los juicios, reservando esta condición para los abogados nacionales.

Los abogados de los narcos también tomaron la palabra, solicitando al tribunal que aceptase la participación del extranjero. En sus alegatos la abogada Amy Javiera García Curtis dio a conocer que su colega mexicano se encuentra en Nicaragua desde el mes de enero del 2013.

Una vez escuchadas las opiniones de las partes, el magistrado Pereira Morice, a nombre del tribunal, rechazó la solicitud de los abogados y muy educadamente pidió al mexicano que abandonara el estrado que compartía con las defensas y se trasladara al lugar donde se ubican las visitas en la sala, como un simple oyente al igual que el cónsul mexicano Germán Murguía Mier y la abogada del grupo Televisa en Nicaragua Orietta Benavides, quienes habían solicitado permiso de previo y les fue concedido.

también te puede interesar