Nicaragua

Denuncian ataques de La Prensa contra Presidenta de la Corte Suprema de Justicia

La publicación de una fotografía así como injuriosos y calumniosos comentarios adicionales en su edición digital constituye una violación flagrante a los derechos humanos individuales y constitucionales, dijo la institución

Redacción Central |

http://www.lavozdelsandinismo.com/img/info/alba-luz-ramos-vanegas-2012-07-11-45725.JPG
La publicación de una fotografía así como injuriosos y calumniosos comentarios adicionales en su edición digital constituye una violación flagrante a los derechos humanos individuales y constitucionales, dijo la institución

La campaña de ataques personales sostenida desde hace algún tiempo por el diario La Prensa contra la presidenta de la Corte Suprema de Justicia Magistrada Alba Luz Ramos Vanegas fue denunciada por la institución mediante un comunicado.

El texto señala que la más reciente expresión de esa conducta impropia es la fotografía publicada en la página tres de la edición del sábado seis de abril de 2013, junto a los comentarios publicados al pie de la misma nota en la edición digital de dicho periódico.

La publicación de dicha fotografía así como de los injuriosos y calumniosos comentarios adicionales en la edición digital de La Prensa, constituyen una violación flagrante a los derechos humanos individuales y constitucionales de la doctora Alba Luz Ramos Vanegas, particularmente al respeto debido a su dignidad, su honra y reputación (Artículo 26) y al respeto de su integridad psíquica y moral (Artículo 36), lo cual como este mismo artículo constitucional establece, constituye delito, agrega la nota.

Es evidente que dicha fotografía fue escogida a propósito para provocar ese tipo de comentarios vulgares y procaces, cargados de profunda misoginia y odio no solo contra la presidenta del Poder Judicial, sino también contra todas las mujeres nicaragüenses.

Llama poderosamente la atención que esta campaña de descrédito personal contra la Magistrada Alba Luz Ramos Vanegas se lance en momentos que sectores reaccionarios, conservadores y patriarcales atacan también la Ley Integral Contra la Violencia Hacia la Mujer, cuya aprobación y puesta en vigencia ha colocado a Nicaragua dentro de los primeros países de América Latina en aprobar e impulsar una política de Estado para enfrentar y prevenir el fenómeno de la violencia, declarado por Naciones Unidas como una horrenda violación de los derechos humanos, una amenaza global, una amenaza para la salud pública y un escándalo moral, señala por otro lado la nota de la Corte Suprema de Justicia.

La publicación de dichos comentarios junto al recurso gráfico subliminal constituye en sí misma un acto constitutivo de violencia, pues incita al insulto y al ataque personal contra la presidenta del Poder Judicial, como efectivamente se puede apreciar en la página web del diario La Prensa.

La permisividad de dicho diario con estos insultos y ataques lo dice todo en relación a la calidad ética del periodismo que ahí se practica, falto de argumentos e ideas, pero abundante de ofensas, injurias y calumnias.

La bajeza de este recurso propagandístico es también un alerta sobre la forma como se utiliza la Internet, cuando los llamados filtros que existen para evitar los abusos en la red no se usan para detener dichos insultos, pero sí para evitar los comentarios críticos de los lectores contra el diario La Prensa y en defensa de la Magistrada Ramos Vanegas.

La Corte Suprema de Justicia siempre se ha caracterizado y se caracteriza por su profundo respeto a la libertad de expresión y a la libertad de prensa. Pero así como hemos definido una Política de Comunicación de puertas abiertas a los medios, así también ahora reclamamos de los dueños del diario La Prensa el cumplimiento efectivo de los Artículos 66, 67 y 68 de la Constitución Política, que establecen el derecho del pueblo nicaragüense a recibir una información veraz, la responsabilidad social de los medios, el respeto a los principios constitucionales y el derecho de los nicaragüenses de acceder a los medios de comunicación, derechos que como vemos en este caso son constantemente violentados por dicho diario.

Denunciamos pues la actitud irresponsable y delictiva del diario La Prensa, que ofende a todas las mujeres nicaragüenses y pretende a todas luces no solo desacreditar la Ley 779 sino también a todas las instituciones del Estado y las organizaciones sociales que por años han trabajado y luchado para combatir y erradicar el fenómeno de la violencia en Nicaragua.

también te puede interesar