Nicaragua

Familias nicaragüenses disfrutaron las vacaciones de Semana Santa

Las playas nicaragüenses, principalmente las de Pochomil y Masachapa, estuvieron llenas de veraneantes nacionales y extranjeros

playa Masachapa
Las playas nicaragüenses, principalmente las de Pochomil y Masachapa, estuvieron llenas de veraneantes nacionales y extranjeros hasta el último minuto de los días de descanso de Semana Santa. | el19digital

Redacción Central |

Las playas nicaragüenses, principalmente las de Pochomil y Masachapa, estuvieron llenas de veraneantes nacionales y extranjeros

Las playas nicaragüenses, principalmente las de Pochomil y Masachapa, estuvieron llenas de veraneantes nacionales y extranjeros hasta el último minuto de los días de descanso de Semana Santa.

La diversión, la alegría y el entusiasmo caracterizó a las familias que disfrutaban sus vacaciones en los balnearios del país, quienes disfrutaban seguros en el mar por la vigilancia de los voluntarios de Cruz Roja Nicaragüense.

Además, los balnearios contaron con una numerosa presencia de la Policía Nacional que en grupos de tres o cuatro oficiales garantizaron el orden y la seguridad en la playa, en los diferentes bares y restaurantes.

Fue notoria la circulación de vehículos de todos los tamaños, como camionetas, autobuses, microbuses, motocicletas, por las carreteras para dirigirse hacia la playa.

La música deleitó a los veraneantes en Pochomil que se amontonaron en los dos móviles de radio La Tuani, en la que sus locutores estrellas animaron la tarde, haciendo participar a la concurrencia en atractivas competencias.

Las familias agradecieron a la voluntad del Gobierno de establecer gratuidad en los accesos a los balnearios que administra el INTUR, lo que posibilita la diversión para todos.

A los balnearios, algunos llevaron sus alimentos desde sus hogares, pero otros tuvieron la posibilidad de comprarlos en estos centros, y disfrutaron de la comida de los vendedores ambulantes como los vende hot-dog, así como de los que alquilaban los delfines o ballenas flotadores, los fotógrafos y los vende lentes.

En la entrada y salida de Pochomil estaba el inspector policial Lenin Villavicencio junto a otros tres compañeros encargados de inspeccionar y revisar a los veraneantes.

“Lo primero que recomendamos es la puesta del cinturón, le solicitamos la debida documentación y nos damos cuenta si el conductor va en estado de ebriedad. Tenemos el aparato en el que medimos sus niveles. Si notamos que va alto, lo retenemos un par de horas para que se le baje y si otra persona tiene licencia y puede manejar, permitimos que continúe el viaje”, comentó Villavicencio a El 19 Digital.

Al respecto, el veraneante Iván Roa del sector de Motastepe en Managua, calificó de excelente el trabajo policial en las carreteras, “dado que lo principal es para asegurar un feliz retorno a casa”.

El sábado en Pochomil, 8 personas fueron rescatadas de morir ahogadas por los socorristas de Cruz Roja, que también atendieron otro tipo de emergencias, como picaduras por medusa y raya e insolación.

también te puede interesar