Nicaragua

Semana Santa para celebrarnos como Cristianos, Socialistas y Solidarios

Así lo destacó este viernes la Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Rosario Murillo, quien reveló parte de un mensaje enviado por el padre Eslaquit

Redacción Central |

Así lo destacó este viernes la Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Rosario Murillo, quien reveló parte de un mensaje enviado por el padre Eslaquit

La Semana Santa que se avecina es para celebrarnos como Cristianos, Socialistas y Solidarios, destacó este viernes Rosario Murillo, Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía.

La compañera reflexionó sobre el significado de este período a través de la lectura de una misiva enviada por el padre Neguib Eslaquit, Director del Centro Espiritual Betania en Dolores, Carazo.

Dijo Rosario que la semana que se avecina es para seguir adelantes, “como dice el Padre Eslaquit, con valor, sin temor, porque Dios es amor”.

En su mensaje el Padre Eslaquit destaca que estamos empezando un período de oración, de ayuno y de solidaridad, “el nuevo nombre de la paz”.

“Nosotros, dice el Padre, que vivimos en un modelo impregnado de sentimientos cristianos seguimos fortaleciendo la dignidad, la restitución de derechos a lo largo y ancho de nuestro territorio venciendo dificultades porque somos vencedores en Cristo Jesús”.

El sacerdote apuntó en su misiva que la Semana Santa se celebra desde el Domingo de Ramos hasta el Domingo de Resurrección, es decir desde el 24 hasta el 31 de marzo.

“Debemos tener presente que Jesucristo realizó la Pascua definitiva que significa el paso de la muerte a la vida, porque está vivo y resucitado en medio de su pueblo, porque nos llamamos a servir desde esta ruta de valores, desde esa filosofía y esa práctica que nos llena de amor, de perdón, de fe, de confianza, que nos llena sobre todo de la fuerza vital que necesitamos para trabajar, para luchar, para seguir y salir adelante”, subrayó.

Afirmó Eslaquit en su misiva que la Pascua marca el paso del heroísmo a la solidaridad, del desamor al servicio. “Es la transición de cualquier sentimiento negativo para dar cabida a todo lo bueno, lo agradable, lo que sube como incienso agradable al Trono de Dios y eso es una vida dedicada para lo que hemos sido creados: el amar y el ser amados, al servicio que es el poder, como dijo el Santo Padre”, en referencia al papa Francisco.

también te puede interesar