Nicaragua

Padre Eslaquit: Mensaje de Francisco fue dirigido a los que tienen en su corazón el amor

Así lo hizo saber en una misiva enviada a la compañera Rosario Murillo

Redacción Central |


Así lo hizo saber en una misiva enviada a la compañera Rosario Murillo

El padre Neguib Eslaquit, párroco del Centro Espiritual Betania en Dolores, Carazo, envió una misiva a la Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Rosario Murillo, en la que se regocija por la entronización del papa Francisco.

Recordó el religioso que este 19 de marzo el mundo católico celebró la Solemnidad de San José, Patrono Universal de toda la Iglesia. “Un día que ha coincidido, de manera providencial, con la Misa de inicio del Pontificado”.

“Allí, los nicaragüenses, estuvimos representados, por su Eminencia Reverendísima Cardenal Miguel Obando Bravo, quien desde hace varios días se encuentra presente en Roma, aconsejando, orando y poniendo al servicio de todos, su sabiduría y su amor y su experiencia de servicio a los más necesitados de nuestro pueblo, junto Vice-Presidente, General (R) Omar Halleslevens y nuestro Embajador en el Vaticano.

“En su homilía, El Santo Padre Francisco, nos habló, de una manera sencilla, humilde, entendible para todos, sobre como San José, fue el fiel custodio de los misterios de la Sagrada Familia. La palabra Custodio, significa, el que guarda, el que protege. Y San José protegió, a la Virgen María, y a su Hijo Jesucristo, el Mesías Redentor”, recordó Eslaquit.

Destacó la invitación hecha por el papa para que todos seamos custodios, “como la Virgen María lo hizo, la Palabra de Dios, en nuestros corazones, pero sobre todo que la pongamos en práctica”.

Para el religioso esta práctica conlleva a ser misericordiosos, bondadosos “y alejar de nosotros todo aquello que nos separa de Dios, y vivir cada día, el pasaje del evangelio de San Mateo, cuando nos dice que cualquier cosa que hagamos por los más pequeños, por los más humildes, por los más pobres, por los más desamparados, es al mismo Jesús, a quien la hacemos y a quien servimos”.

“El mensaje del Santo Padre Francisco, fue dirigido, no solamente a los católicos, sino a todos los cristianos, a los hombres y mujeres de todas las religiones del mundo y a aquellos que tienen en su corazón, el amor, porque el Amor, siempre viene de Dios”, añadió.

“El Amor que es el verdadero poder que tenemos los hombres y mujeres, porque el poder que tenemos, es el poder de amar, de servir, de trabajar incansablemente por seguir construyendo una sociedad más fraterna, más humana, más digna y más llena de Dios”, destacó.

El padre se despidió bendiciendo a Daniel y Rosario, y todo el pueblo de Nicaragua, “con la práctica de la ternura y la dedicación de seguir avanzando, sin miedos, sin desánimos, sin desaliento, sino con alegría, con valentía, con audacia, trazando caminos nuevos de amor, para afianzar este modelo cristiano, socialista y solidario”.

también te puede interesar