Nicaragua

Sector ganadero está en la necesidad de elevar la eficiencia

Canicarne alerta al sector la necesidad de cumplir con las exigencias de calidad y procesamiento de la UE y Chile para ampliar las posibilidades de exportación

Redacción Central |


Canicarne alerta al sector la necesidad de cumplir con las exigencias de calidad y procesamiento de la UE y Chile para ampliar las posibilidades de exportación

El sector ganadero está en la necesidad de elevar la eficiencia en el campo para mantener la sostenibilidad del hato, mejorar las razas, chequear la salud animal, garantizar la alimentación animal en verano y realizar la trazabilidad, mientras que la industrial debe cumplir las recomendaciones para garantizar un proceso higiénico y de calidad, que permita la certificación del proceso para ampliar las posibilidades de exportación, afirmó el titular de Canicarne.

El presidente de la Cámara Nicaragüense de Plantas Exportadoras de Carne Bovina (Canicarne), Juan Sebastián Chamorro, expresó a medios de prensa que ese sector se encuentra en una posición favorable, porque están creciendo desde 2010 y este año piensan hacerlo en un cinco por ciento, que es positivo, además de mantenerse buenos precios en el mercado internacional y pueden aumentar las posibilidades de exportación.

Indicó que es necesario pensar en aumentar las ofertas para elevar las ventas hacia otros países, especialmente hacia Chile y Europa, aprovechando los acuerdos de Tratado de Libre Comercio con la nación suramericana y el Acuerdo de Asociación con la Unión Europea.

En estos últimos años se extraen unas 900 mil reses del hato nacional y es necesario tomar medidas para evitar que se pierda la sostenibilidad, porque es imprescindible mantener la estabilidad entre las cabezas que se incorporan y las que salen, par lo cual se requiere tomar medidas de campo, entre ellas continuar las acciones para mejorar la genética, garantizar la buena alimentación en verano, elevar la retención de vientres y trabajar en la trazabilidad de cada res, desde que nace hasta que esté lista para su comercialización, así como mantener la asistencia médico veterinaria que garantice la salud de cada vacuno.

Estas acciones podrían elevar el peso por animal y por tanto el mejor cumplimiento de todos los compromisos sin necesidad de aumentar el número de reses para satisfacer la cantidad de toneladas comprometidas.

En cuanto a la parte industrial, dijo, existe un gran reto este año y es obtener la certificación de calidad de la carne y el buen proceso en los mataderos, que sean higiénicos y libres de cualquier contaminación, en lo cual se está trabajando a partir de recomendaciones que hicieron expertos en la materia.

Apuntó que existe este año dos posibilidades de nuevos destinos, uno a Chile, donde podríamos ubicar buena cantidad de exportaciones y la Unión Europa´(UE), donde tienen mayores exigencias, pero donde existe un mercado muy amplio y se obtendrían mejores precios, por lo que es conveniente trabajar para la certificación, la cual es una exigencia de ambos posibles nuevos clientes.

La UE, apuntó, plantea la trazabilidad de cada res, lo cual requiere la participación de todos, desde el ganadero, la cooperación del Ministerio Agropecuario y Forestal, del cuerpo médico-veterinario y de la inversión para poner las chapillas de identificación, que si bien son gastos, los resultados serán positivos porque habrá un mercado mucho mayor y que pagan buen precio.

Actualmente Nicaragua exporta su carne a Venezuela, Estados Unidos, Japón, Taiwán, Hong Kong y Tailandia, para lo cual ha sido útil la certificación del mercado del país norteamericano que otorga el Departamento de Agricultura de Estados Unidos, porque es válido para las exportaciones hacia los países asiáticos.

Las exportaciones hacia Venezuela siguen con buen ritmo y a buen precio, el cual se ha convertido en el principal mercado para la industria de la carne bovina, con tendencia a seguir subiendo.

Como se puede apreciar, dijo el presidente de Canicarne, este sector mantendrá el lugar logrado entre las exportaciones del país, con tendencia alcista y con grandes retos para este año.

Además, los ganaderos también exportan reses en pie, de las cuales vendieron en enero unas ocho mil, en diciembre siete mil y noviembre siete mil 500, lo cual ellos determinan si les resulta más rentable hacerlo así, lo cierto es que trabajamos para que los beneficios sean para todo el país.

El sector ganadero de Nicaragua tiene una tendencia alcista en los últimos años y disfrutan, además, de buenos precios en el mercado internacional, además de ganar de forma creciente buena fama por su calidad y cumplimiento de sus compromisos.

también te puede interesar