Nicaragua

Conmemoraron Daniel y Rosario aniversario 35 de la Insurrección de Monimbó

Daniel destacó, durante el acto celebrado en la Plaza de la Revolución para recordar la fecha, no solo la combatividad de ese pueblo, sino también su capacidad artística y creatividad. Además dijo que representa el orgullo y la dignidad, saludó a las madres de héroes y mártires de esa gesta, y señaló que fue ese el primer pueblo en insurreccionarse contra la dictadura

Aniversario 35 de la Insurrección de Monimbó
El 35 Aniversario de la Heroica Insurrección de Monimbó contra la dictadura somocista fue conmemorado este jueves desde la Plaza de la Revolución. | El 19 Digital

Redacción Central |

Daniel destacó, durante el acto celebrado en la Plaza de la Revolución para recordar la fecha, no solo la combatividad de ese pueblo, sino también su capacidad artística y creatividad. Además dijo que representa el orgullo y la dignidad, saludó a las madres de héroes y mártires de esa gesta, y señaló que fue ese el primer pueblo en insurreccionarse contra la dictadura

El 35 Aniversario de la Heroica Insurrección de Monimbó contra la dictadura somocista fue conmemorado este jueves desde la Plaza de la Revolución en un masivo acto encabezado por el Comandante Daniel y la Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, compañera Rosario Murillo.

Durante el acto estuvieron presentes el Consejo de Ancianos de la comunidad indígena de Monimbó, y como invitados especiales el presidente del Banco Central de Venezuela, Nelson Merentes; el embajador venezolano, José Francisco Javier Arrúe; el Embajador de Cuba, Eduardo Martínez; funcionarios del Banco Central de Venezuela; el presidente del Banco Central de Nicaragua, Alberto Guevara; el gerente de esta institución, Ovidio Reyes; y el Ministro de Hacienda y Crédito Público, Iván Acosta.

En su mensaje el mandatario nicaragüense recordó que un día como hoy, en 1814, el libertador Simón Bolivar dio inicio a la batalla de San Mateo, la cual se extendería hasta el 25 de marzo de ese año con la consecuente victoria de los pueblos de América contra el imperio español.

Daniel también rindió homenaje al líder socialista sueco, Olof Palme, quien también un 28 de febrero pero de 1986 fue asesinado. Recordó que Olof Palme fue un líder honesto con ideas avanzadas, llegando a promover lo que se conoció como el Diálogo Norte-Sur.

Manifestó que Olof Palme no solamente fue un defensor de la paz en Nicaragua, sino también que fue el único líder europeo en atreverse a desafiar al imperio yanqui al visitar nuestro país en plena guerra.

“Fue el único jefe de estado europeo que, en medio de la guerra del año 1979 a 1990, se atrevió a visitar nuestra patria, por eso nosotros el día de hoy, en un aniversario más de su asesinato -porque fue asesinado- queremos expresar nuestro cariño, nuestro respeto a Olof Palme, ese gran dirigente europeo”, dijo, señalando que junto a ese líder socialista, hubo otros mandatarios europeos como el francés, Francois Mitterrand, y el líder griego Papandreu, que desafiaron los mandatos de Ronald Reagan al enviar ayuda a Nicaragua.

El presidente nicaragüense rindió homenaje al heroico levantamiento del pueblo venezolano el 27 y 28 de febrero del año 1989, conocido como El Caracazo.

Señaló que esta fue la primera insurrección popular contra el neoliberalismo que se producía en la región latinoamericana.

Daniel manifestó que cuando asumió el presidente Carlos Andrés Pérez, estuvo allí junto al comandante Fidel Castro, y que en su mensaje el mandatario venezolano generaba muchas esperanzas en su pueblo. “Nunca habló de imponer el neoliberalismo”, refirió, según El 19 Digital.

Indicó que, no obstante, recién asumida la presidencia “hizo todo lo contrario de lo que había prometido y lanzó las medidas neoliberales”, lo cual provocó la reacción del pueblo venezolano en 1989.

Dicho levantamiento fue respondido por ese gobierno con una represión feroz, lo que terminó con la insurrección ahogada a sangre y fuego.

El comandante también rindió homenaje a los 23 jóvenes sandinistas que, también un 27 y un 28 de febrero, pero de 1983, cayeron valerosamente frente a las tropas mercenarias financiadas por Estados Unidos, en la conocida gesta de San José de las Mulas.

Daniel recordó que en esa guerra impuesta a Nicaragua por el imperio, estos 23 jóvenes tuvieron que combatir con elementos con superioridad numérica y con capacidades combativas superiores a la que ellos tenían, del manera que ya para el día 28 quienes habían resultado heridos fueron rematados.

Estos jóvenes, aseguró, fueron parte de las más de 50 mil víctimas que le dejó al pueblo nicaragüense la guerra financiada por el gobierno estadounidense.

Monimbó, un ejemplo de Resistencia

En relación al 35 aniversario de la Insurrección de Monimbó, Daniel destacó de este pueblo no solo su combatividad, sino también su capacidad artística y creatividad.

Dijo que este pueblo representa el orgullo y la dignidad, porque “no fue sometido a la desintegración por la ocupación colonial española”.

En este sentido, recordó que España colonizó todo el centro y pacífico de Nicaragua explotando y esclavizando a los pueblos originarios, siendo solamente Monimbó junto a Subtiava los únicos polos en resistir.

En el Caribe, señaló, los pueblos originarios lograron preservar su identidad debido a las circunstancias históricas al ser colonizados por los ingleses, quienes no los esclavizaron, sino que los protegieron para tenerlos como fuerza de sustentación para apoderarse de las zonas colonizadas por los españoles.

En este punto, destacó que ya para esa época Nicaragua era una zona de disputa entre los imperios.

Daniel alabó cómo los pueblos del Caribe han resistido a los intentos del neoliberalismo de apropiarse de sus tierras, las cuales están regidas bajo un sistema comunal en 22 divisiones territoriales, que comprenden más de 30 mil kilómetros cuadrados, reconocidos legalmente por este gobierno.

El mandatario destacó la importancia de seguir promoviendo el régimen de autonomía en el Caribe el cual se alcanzó gracias al triunfo de la Revolución Popular Sandinista.

En relación a la Insurrección de Monimbó, saludó a las madres de héroes y mártires de esa gesta, y señaló que fue ese el primer pueblo en insurreccionarse contra la dictadura.

Recordó que desde 1977, el Frente Sandinista había emprendido la insurrección contra la Guardia, atacando cuarteles en San Carlos, Nueva Segovia, Masaya, Granada y Rivas, donde las fuerzas guerrilleras era comandadas por el sacerdote español Gaspar García Laviana, quien desde su cristianismo profundamente revolucionario decidió incorporarse al Frente Sandinista.

Dijo que para esa época, luego de enero, cuando fue asesinado Pedro Joaquín Chamorro, en las ciudades ya se empezaba a ver la rebelión y las protestas del pueblo, siendo la comunidad indígena de Monimbó donde más se vio reflejada.

Destacó que en ese pueblo para enfrentar a la guardia, el pueblo tuvo el ingenio suficiente para fabricar las bombas artesanales de contacto, las cuales arrojaba cubriéndose el rostro con sus máscaras tradicionales.

Recordó que ante la masacre, donde la Guardia llegó a utilizar helicópteros y tanques, surgió la figura del Cardenal Miguel Obando y Bravo, quien trató de interceder para que cesaran los ataques contra el pueblo. “Allí entraron con tanques, o sea, movieron las fuerzas blindadas, las combinaron con la fuerza aérea, batallones de la guardia somocista, entrenada y armada por el imperio yanqui, llegaron allá a masacrar al pueblo”, recordó.

Daniel hizo un parangón entre la insurrección de Monimbó, abatida a sangre y fuego por la Guardia, y la rebelión de Caracas en 1989, la cual igualmente fue abatida a la fuerza por el gobierno de Carlos Andrés Pérez.

“Yo diría que, guardando la distancia, la rebelión de Monimbó que finalmente fue abatida a sangre y fuego, es como la rebelión de Caracas que fue abatida a sangre y fuego”, refirió.

Al finalizar su mensaje, el comandante Daniel rindió un especial homenaje a todos aquellos que cayeron combatiendo a la Guardia en esa fecha en Masaya, como el Apóstol de la Unidad, Comandante Camilo Ortega Saavedra, los compañeros Arnoldo Quant, Rito Moisés Rivera Maltez, Manuel de Jesús Ruiz González, Julio Madriz Ruiz, Domingo Ruiz Cajina, Miguel Antonio Vázquez Díaz, Domingo Cajina Vázquez, Francisco Lorenzo López, Carlos Balmaceda, Bosco Ramón Monge, Agustín Andino, Rubén Paladino, Roberto Ortiz Téllez, Aurelio Dávila Putoy y Anastasio Flores.

Durante el acto de conmemoración, el Presidente del Banco Central de Venezuela, Nelson Merentes, con mucho respeto y emotividad externó su reconocimiento a los héroes nicaragüenses que ofrendaron su vida para alcanzar la Nicaragua de hoy.

Durante su intervención, el compañero Merentes, señaló que los lazos de amistad y cooperación que existen entre Nicaragua y Venezuela, han permitido grandes transacciones económicas que favorecen a ambos pueblos.

“La lucha del pueblo nicaragüense se ha identificado con la lucha de nuestro pueblo, una lucha que ha tenido razón de ser, porque han permitido que nuestros compañeros hoy tengan bienestar, nuestros mártires no murieron en vano, hoy se ven con claridad los resultados de su lucha y de su esfuerzo” destacó Merentes.

“Estamos sobre la misma vía, indudablemente con diferentes aspectos, pero es la misma vía en bienestar de nuestra población muy humilde, hoy tuvimos una muestra de que sí se pueden hacer cosas diferentes, hicimos una transacción importante y que estructuralmente es importantísima, quitarnos el yugo de monedas tan fuertes y tan complicadas, cada vez que la economía de ciertos países del norte sufren algunos problemas, a nosotros nos debilitan precisamente por lo financiero”, señaló.

El funcionario venezolano, también destacó que con los vínculos entre ambos países, se han logrado grandes resultados, con respecto a las exportaciones de algunos productos perecederos y que hoy están siendo enviados a Venezuela.

“En este caso, nosotros hicimos una transacción limpia, excelente, a través del Banco Central de Nicaragua, y esto va a permitir que nosotros podamos trasladar a Venezuela frijoles negros, azúcar, aceite, lo que significa que hemos efectuado una transacción importante y vamos a seguir intercambiando, en los próximos días estaremos efectuando un curso importante de Economía Matemática, en la que todos los jóvenes pueden integrarse” finalizó.

también te puede interesar