Nicaragua

Nicaragua tiene condiciones para continuar siendo el territorio más seguro de la región

Además, nuestro país puede aminorar manifestaciones de violencia, que dependen básicamente de problemas de convivencia intrafamiliar y en las comunidades

Redacción Central |


Además, nuestro país puede aminorar manifestaciones de violencia, que dependen básicamente de problemas de convivencia intrafamiliar y en las comunidades

Nicaragua tiene condiciones no solo para continuar siendo el territorio más seguro de la región, sino también para aminorar manifestaciones de violencia, que aquí dependen básicamente de problemas de convivencia intrafamiliar y en las comunidades.

Lo afirmó el subdirector de la Policía Nacional, comisionado general Francisco Díaz, quien agregó que Gabinetes de la Familia, la Comunidad y la Vida, compuestos por los vecinos en barrios y comarcas, son fundamentales para mejorar niveles de seguridad.

El alto mando señaló, de acuerdo con Prensa Latina que el 70 por ciento de los homicidios en Nicaragua carece de relación con la delincuencia común y el crimen organizado, para confirmar el papel de las familias frente a la violencia.

En otros países centroamericanos, hechos de esa naturaleza están asociados a la actuación de pandillas o maras y otras redes delictivas, lo que marca una importante diferencia, estimó.

Las organizaciones populares pueden ayudar a promover la convivencia pacífica, los valores de unidad familiar, estima y autoestima, dijo funcionario, desde la óptica del modelo policial nicaragüense, que privilegia las labores preventivas y la participación ciudadana en la contención del delito.

Con los Gabinetes de Familia perfectamente podemos disminuir los homicidios y las lesiones graves a partir del trabajo de acompañamiento institucional que estamos haciendo en cada territorio, opinó.

Articulados con la Policía Nacional, los gabinetes están incidiendo en la reducción de la criminalidad y los delitos contra las personas, sostuvo el comisionado, quien también señaló el propósito de aunar esfuerzos con vistas a contener los accidentes de tránsito.

En 2012, recordó, la Policía Nacional promovió cientos de reuniones con la población a fin de reflexionar sobre los problemas de seguridad pública, lo cual permitió precisar demandas e importantes sugerencias.

Actualmente, en el proceso de análisis con los Gabinetes de la Familia, la Comunidad y la Vida, también nos reclaman mayor seguridad en sus barrios o asentamientos en sectores urbanos y rurales, explicó.

Díaz subrayó que la delincuencia y la inseguridad pública son fenómenos de naturaleza multicausal, de ahí la relevancia de abordarlos desde una perspectiva comunitaria y social.

también te puede interesar