Nicaragua

Daniel: Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños es una victoria de los pueblos

Durante su intervención en la Cumbre de la Celac, celebrada en Chile, reconoció el esfuerzo de todos aquellos que a lo largo de los siglos han venido batallando por hacer realidad un bloque integracionista como este

El presidente Daniel en la Cumbre de la Celac
El presidente Daniel durante su intervención en la Cumbre de la Celac, celebrada Chile. | El 19 Digital

Redacción Central |

Durante su intervención en la Cumbre de la Celac, celebrada en Chile, reconoció el esfuerzo de todos aquellos que a lo largo de los siglos han venido batallando por hacer realidad un bloque integracionista como este

El Comandante Daniel afirmó este lunes que la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) es posible porque los pueblos de la región han luchado por ello, de allí que los gobiernos tengan que ser un reflejo de esa voluntad.

Al intervenir en la Primera Cumbre del grupo integracionista, que tuvo lugar en Santiago de Chile, Daniel afirmó que “esta es una victoria de los pueblos y estoy seguro que se verá cada día más fortalecida”, dijo.

Daniel reconoció el esfuerzo que todos aquellos que a lo largo de los siglos han venido batallando por hacer realidad la Celac.

“Aquí están presentes todas esas ideas, todos esos ideales que fueron levantados por luchadores como Bolívar, y que se vienen a hacer realidad en estos tiempos donde ha pesado la capacidad de lucha, la voluntad de lucha de nuestros pueblos”, aseguró.

Reconoció, en este sentido el papel de líderes latinoamericanos como Hugo Chávez, a quien le manifestó su cariño y los deseos de su pronto restablecimiento.

Saludó igualmente al ex presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula Da Silva, y al ex presidente de México, Felipe Calderón, cuya nación se ha identificado históricamente con la lucha de los pueblos.

Igualmente saludó al actual mandatario de ese país, Enrique Peña Nieto, quien está ratificando la voluntad y el compromiso de México con los pueblos de América Latina y el Caribe.

Daniel expresó especialmente su solidaridad con Cuba, a la vez que reiteró la denuncia al injusto bloqueo estadounidense y la liberación de los cinco prisioneros injustamente encarcelados en las cárceles del imperio por luchar contra el terrorismo.

Reiteró igualmente la solidaridad de Nicaragua con Argentina en su lucha por la soberanía de Las Malvinas; así como también con Puerto Rico y su batalla por su liberación e independencia.

En otro momento de su intervención, Daniel destacó la importancia de garantizar a América Latina como una región libre de armas nucleares. En este sentido leyó unos párrafos del Tratado de Tlatelolco, del cual los 33 estados del área son miembros.

Daniel señaló se están haciendo esfuerzos por avanzar y convertir a América Latina y El Caribe en una región de paz, entendiendo la paz “más allá de la desaparición de la guerra”, sino también en el fortalecimiento de la justicia, la libertad, y la democracia de los pueblos.

“El mundo desgraciadamente en el que estamos desplazándonos es un mundo en el que sigue actuando el egoísmo, sigue privando el individualismo, siguen privando los intereses de quienes se niegan a renunciar al arma nuclear. Y los que se niegan a renunciar al arma nuclear son los mismos que se niegan por lo tanto a renunciar a salvar al planeta, porque están allí mismo los instrumentos, a través del armamento nuclear, suficientes para volar cien veces o mil veces nuestro planeta”, sostuvo.

El líder sandinista dijo que por ello no es de extrañar la conducta que asumen estos países cuando se abordan temas relacionados al medio ambiente y el cambio climático.

Manifestó que en América Latina, luego de los grandes conflictos que envolvieron a las naciones centroamericanas, aún queda batallar por la paz en Colombia.

“Ya estos conflictos han sido superados apostando los centroamericanos por el diálogo, por la negociación y por la reconciliación. Ese desafío lo ha asumido ahora el pueblo colombiano, el Estado colombiano, y su presidente Juan Manuel Santos y la FARC. Han asumido ese compromiso con el respaldo de la Hermana República de Cuba, la Hermana República de Venezuela”, indicó.

Daniel manifestó que cuando se han hecho esfuerzos para terminar el último conflicto de este tipo en la región, ahora ha surgido un nuevo desafío, como es el narcotráfico y el crimen organizado.

“Nosotros queremos manifestar nuestro total respaldo a este esfuerzo, y señalar que poniéndole fin a este conflicto en Colombia nos ha surgido un nuevo desafío para poder atender los problemas de la paz que tiene que ver con la lucha para erradicar la pobreza, para mejorar las condiciones de vida de los pueblos como es el narcotráfico y el crimen organizado”, aseguró.

Expresó que esto nos obliga como región a sumar más y mejores esfuerzos en lo que es la responsabilidad compartida y diferenciada. Afirmó que en la declaración de reforzar las estrategias regionales y globales de seguridad deja implícito lo que fue aprobado en la Cumbre de las Américas sobre el principio de responsabilidad compartida y diferenciada, al cual los países no pueden renunciar.

Indicó que a este derecho no se puede renunciar, ya que obliga a que los países consumidores de la droga “a que asuman su papel de manera firme” y aporten “a que los países que somos víctimas de ese consumo”, para que se pueda realmente contar con más recursos para el combate a la pobreza, para el mejoramiento de las condiciones productivas, para poder librar las batallas que le den mayor seguridad y estabilidad a los pueblos, y para acercar a los países del bloque regional.

Durante su intervención en la Cumbre, el Comandante Daniel señaló que los países más desarrollados de la región deben tomar en cuenta las asimetrías de la región y de esta manera ayudar en el desarrollo de los Estados menos prósperos.

“Dándole fortaleza a los países más débiles económicamente, socialmente, productivamente, dándole fortaleza en todos esos campos, a la vez se estarán fortaleciendo los países con mayor desarrollo, con economías más fuertes en la región latinoamericana y caribeña”, sostuvo.

En este sentido, destacó como ejemplo a Europa y la crisis por la que atraviesa, lo cual indica que no basta “convocar a la unidad”, sino que es necesario acompañarla de políticas que le den viabilidad a lo que es la justicia, la cooperación y la complementariedad, donde radica precisamente el proyecto de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA).

En relación con el ALBA, señaló que se trata de “un proyecto que tiende a dinamizar las economías de país con economía de menor escala, para que los mismos puedan salir de la pobreza y a la vez puedan convertirse en países que puedan colocar productos en países con mayor desarrollo, pero que demandan también sobre todo de productos alimenticios”.

“Es la experiencia que tenemos con Venezuela. Venezuela no es cierto que está regalando petróleo: Venezuela coloca el petróleo, nuestros países pagan, el 100% de su petróleo se paga, el 50% se paga de inmediato, luego hay otro componente que pasa a un fondo del ALBA, un 25%, y otro 25% que pasa a un fondo que se aplica socialmente en cada país”, explicó.

Recordó que Nicaragua está colocando estos fondos en proyectos que ayudan a mantener la estabilidad y la macroeconomía, la cual no se puede sostener sin el acompañamiento del campo social.

“Está claro que Venezuela no otorga, en este caso el petróleo, no lo otorga como un regalo, simplemente es una forma de contribuir al desarrollo de nuestros pueblos”, indicó, señalando asimismo que este recurso no es eterno, por lo que con los proyectos del Alba en Nicaragua se están desarrollando proyectos de energía renovable, al punto que actualmente equivalen al 40% de la generación total, si bien con otros recursos también renovables a veces se llega incluso al 60% de generación limpia.

Reiteró que el gobierno bolivariano no está interesado en hacer negocios estrictamente, sino que está desarrollando un proyecto de complementariedad “para fortalecer nuestra economía y nosotros colocar productos” nicaragüenses en el mercado venezolano, “por el rezago que tiene Venezuela en esta materia en cuento a la producción de alimentos”.

El mandatario nicaragüense destacó que experiencias como la del Alba, Petrocaribe, Unasur, la Comunidad de Centroamérica con México y Colombia, son experiencias que deben exponerse en la Celac para sacar lecciones y de ello sacar los elementos que sean importantes en este nuevo proyecto de unidad regional.

también te puede interesar