Nicaragua

Sustancias tóxicas en el río San Juan

Cuatro residuos, prohibidos desde 2005, se encontraron en las corrientes del río San Juan arrastrados tras la construcción de la trocha costarricense.

aguas del río San Juan
Organismos ambientalistas revelaron que en las aguas del río San Juan fueron encontrados residuos de DDT, Clordano, Lindano y Aldrín, cuatro pesticidas de la lista de los 12 elementos prohibidos , los cuales fueron arrastrados tras la construcción de la trocha costarricense. | ND

Redacción Central |

Cuatro residuos, prohibidos desde 2005, se encontraron en las corrientes del río San Juan arrastrados tras la construcción de la trocha costarricense.

Organismos ambientalistas revelaron que en las aguas del río San Juan fueron encontrados residuos de DDT, Clordano, Lindano y Aldrín, cuatro pesticidas de la lista de los 12 elementos prohibidos , los cuales fueron arrastrados tras la construcción de la trocha costarricense.

El estudio Valoración de impactos ambientales causados por la construcción de la ruta 1856-’Juan Rafael Mora Porras revela que los pesticidas encontrados en la parte baja de la cuenca de la corriente son relativamente recientes, y las cantidades son importantes y consistentes en cuatro de las estaciones de muestreo.

Salvador Montenegro, Director del Centro para la Investigación en Recursos Acuáticos de Nicaragua, indicó que otros residuos de plaguicidas como Heptacloro y órganos fosforados como Diazinón se encontraron también en las aguas del San Juan.

El mayor daño lo representan el DDT, Clordano, Lindano y Aldrín, los cuales deberían estar en desuso desde 2005, cuando se impidió el uso a nivel internacional por los graves daños que ocasionan al ser humano y el medioambiente.

Asimismo, un total de 13 mil 52 especies de flora y fauna están siendo afectadas por la carretera de más de120 kilómetros de longitud que el gobierno de Costa Rica construyó a orillas del Río San Juan.

Investigadores señalan que la carretera ha afectado la conectividad natural de las especies que habitan en esa zona considerada la más importante del Corredor Biológico Centroamericano.

Según un estudio, las autoridades costarricenses iniciaron la construcción de la carretera violentando todos los acuerdos internacionales referidos a áreas protegidas y de conservación de ecosistemas de sitios considerados de interés mundial. Afectando cientos de hectáreas de bosque y 39 puntos críticos en una vía construida sobre suelos altamente vulnerables.

también te puede interesar