Ley de Reforma de Seguro Social: modificación como tema prioritario en 2013

Las reformas deben ser aprobadas por acuerdo tripartito, como se ha acostumbrado, pero pensando en el país y en el futuro de la estabilidad social Por Antón Rius, especial para La Voz del Sandinismo Managua.- La seguridad social de los trabajadores será analizada de forma muy seria este año, con participación de todas las partes, […]

Las reformas deben ser aprobadas por acuerdo tripartito, como se ha acostumbrado, pero pensando en el país y en el futuro de la estabilidad social

Por Antón Rius, especial para La Voz del Sandinismo

Managua.- La seguridad social de los trabajadores será analizada de forma muy seria este año, con participación de todas las partes, como se acostumbra en este gobierno, para beneficio de los que laboran ahora y previendo el futuro del país para cumplir el objetivo de garantizar la estabilidad nacional de todos y con garantía de los que necesitan tener sus salarios ahora y pensiones en su futuro, sin riesgos financieros para sus vidas y familiares.

El gobierno sandinista ha tenido como práctica en los últimos años el diálogo entre las partes para llegar a un consenso de beneficio global, en bien del país y en este caso, aunque algunos sectores sindicales lo han negado, se establecerá un diálogo en el que todos podrán poner sus opiniones, en beneficio nacional, porque si algo tenemos que reconocer de la administración presidida por el Comandante Daniel es que beneficia a los más necesitados y darles la razón al que la tiene.

Entre otros aspectos a discutir se plantea una deuda histórica por falta de fondos en el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), lo cual se requiere como una obligación del Estado con los jubilados, pero no se dice nada que durante 16 años de gobiernos neoliberales no se hizo por resolver esta situación, sin embargo ahora se plantea por el gobierno crear un compromiso oficial, incluso una ley, para pagar esa deuda millonaria, a pesar de las dificultades económicas que aun tiene el país, como se ha expresado por funcionarios autorizados.

Asimismo se tiene la propuesta de extender la edad de jubilación de los 60 a los 65 años, con más cantidad de tiempo de contribución al fondo del INSS, de forma gradual de acuerdo a la edad de nacimiento de los trabajadores, lo cual debe analizarse en este momento de desarrollo económico, con una tecnología que requiere cada vez menos esfuerzo físico a los trabajadores de muchos sectores, así como mayor atención a la salud para los afiliados y familiares de los que laboran.

Es conveniente analizar que muchas personas en edad laboral son considerados desempleados porque no están incorporados a la INSS, porque no pagan sus contribuciones, sin embargo no solo trabajan, sino que tienen buenos salarios y sus familiares elevaron en los últimos años la calidad de vida, porque hay una realidad, la eliminación del desempleo implica erradicación definitiva de la pobreza y, más importante aun, la extrema pobreza.

En comparecencias reiteradas al programa Revista en Vivo, del Canal 4, el doctor Francisco Mayorga, prestigioso economista del país, ha indicado que por cada puesto de trabajo formal se crean dos de los llamados informales. Si el año pasado un número superior de trabajos formales al 50% de los jóvenes que arribaron a la edad laboral, quiere decir que están laborando un mínimo de 150% de los que son clasificados como personal económicamente activos, o sea que se disminuye considerablemente el desempleo. Pero así ha sucedido en otros años, sobre todo en el sector agropecuario, comercio minorista y pequeños productores y artesanos.

Es necesario que jóvenes emprendedores y familias que tienen una vida económica activa no se vean tan lejanos de esa barrera de la jubilación, sino que logren incorporarse en la contribución al INSS para obtener cuando lleguen al retiro laboral un buen porciento de pensión, además de pensar que con su asistencia financiera no solo contribuyen a un mejor retiro, sino a tener él y sus familiares mayores posibilidades de asistencia social, porque todos colaboramos para que sea así.

El gobierno sandinista instauró desde el mismo 2007 la gratuidad en la Educación y la Salud, además de programas sociales que benefician a los más empobrecidos, entonces tenemos que actuar conforme a esos principios sociales y contribuir para que todos los trabajadores del país puedan disfrutar de jubilaciones honorables, mediante las cuales no tengamos que depender de nuestros hijos y otros familiares, por el contrario, contribuir a un mejor desempeño social de toda la familia, porque este es el núcleo de la sociedad.

Las reformas del Seguro Social debe corresponder a la sociedad que pretendemos construir, bajo los principios estabilidad socialista, cristiana y solidaria.

Existe disposición, expresadas públicamente, de reunirse representantes del gobierno, la empresa privada y el sector sindical, en representación de los trabajadores, pero hoy se requiere más que ese deseo de dialogar, el de llegar a un acuerdo que beneficie tanto a la población laboral como al resto del país, porque nuestros hijos crecen y llegarán a esta etapa y nosotros mismos tendremos que pasar a esa etapa de pensionado, jubilado o como quiera que se le llame, pero siempre en condiciones dignas en nuestro país.

Dirigentes sindicales como Roberto González, Secretario General de la Central Sandinista de los Trabajadores, manifestó el interés de otros dirigentes gremiales que están dispuestos a discutir sobre las reformas al INSS, para lograr estabilidad al país defendiendo la seguridad social, mejorando las condiciones de vida y salud de los nicaragüenses y avanzar en el modelo de diálogo social y consenso tripartito.

Asimismo se expresó la empresa privada, en su representante, José Adán Aguerrí, quien declaró a un canal local la voluntad que tiene el Consejo Superior de la Empresa Privada de establecer un diálogo tripartito sobre las reformas a la seguridad social.

Asimismo se manifestó que se considera viable y aceptable la propuesta para iniciar la discusión sobre el tema de Reformas al Seguro Social.

Nuestra nación requiere establecer normas que garanticen la vida de los nicaragüenses para todos los ciudadanos del país, más aun para este sector que es el productivo y de los servicios, que aseguren el bienestar de los ciudadanos, en todos sus departamentos, donde se encuentren en la geografía nacional.

También hay que pensar en tareas importantes del país para este año y los siguientes, como es el mejoramiento de la calidad, capacidad y productividad del trabajo en Nicaragua.

Uno de los aspectos más sensibles a discutir en la agenda tripartita pienso que sea el de elevar el número de cotizaciones, porque en estos tiempos hay muchos que laboran de forma estable, formalmente, como se dice, y no pagan las exigencias de la INSS, lo que significará una mejor condición cuando le llegue la edad de jubilación.

Las propuestas oficiales se refieren a aspectos fundamentales para lograr estos objetivos, entre los cuales se encuentran:

Elevar las semanas de cotización de 750 a mil 500, aumentar la edad de jubilación de 60 a 65 años, lo que ocurriría de manera gradual y aplicable a quienes en el 2012 no hayan cumplido 45 años.

- La reducción de las prestaciones y el aumento del monto de las cotizaciones.

La Asamblea Nacional prevé aprobar una reforma al Sistema de Seguridad Social en 2013, para lo cual se requiere una participación anterior de discusiones tripartitas.

Como ocurre normalmente en los países del continente, un trabajador deberá laborar 30 años para alcanzar el derecho a una jubilación, porque es necesario que todos los nicaragüenses pensemos en el país, para establecer formalmente este período de cobrar una pensión segura de por vida, aunque existan sectores que por su peligrosidad requieran menos tiempo.

Todos debemos tener presente que desde su nacimiento, el nicaragüense disfruta de bienestar de salud y educación, así como su derecho a la cultura y bienestar social que se le garantiza, también de trabajar y llevar sus productos al mercado nacional e internacional, todo depende de nosotros mismos.