Nicaragua

Solicitan veredicto de culpabilidad para acusados del caso Televisa

El primer día del juicio contó con las declaraciones de ocho testigos, cuatro de ellos miembros de la Policía Nacional, el Director del Puesto Fronterizo Las Manos en el municipio de Ocotal, Nueva Segovia y tres trabajadores del hotel Holiday Inn

Redacción Central |

El primer día del juicio contó con las declaraciones de ocho testigos, cuatro de ellos miembros de la Policía Nacional, el Director del Puesto Fronterizo Las Manos en el municipio de Ocotal, Nueva Segovia y tres trabajadores del hotel Holiday Inn

Que se emita un veredicto de culpabilidad para los 18 mexicanos acusados por los delitos de lavado de dinero, crimen organizado y transporte internacional de estupefacientes, fue la petición hecha este lunes por el representante del Ministerio Público, Giscard Moraga, y el de la Procuraduría General de la República, Abraham Abarca, al Juez Noveno de Distrito Penal de Juicio de Managua, Edgard Altamirano.

El primer día del juicio contó con las declaraciones de ocho testigos, cuatro de ellos miembros de la Policía Nacional, el Director del Puesto Fronterizo Las Manos en el municipio de Ocotal, Nueva Segovia y tres trabajadores del hotel Holiday Inn, informó El 19 Digital.

El primer testigo, que se presentó con el rostro oculto por razones de seguridad, explicó los primeros movimientos que hiciera Raquel Alatorre Correa, supuesta líder de esta agrupación, quien habría contestado prepotentemente al oficial cuando se le preguntó cuáles eran los motivos de su visita a Nicaragua.

Durante el interrogatorio otro testigo, identificado con el Código 2, manifestó que Alatorre en una entrevista policial manifestó que venían a Nicaragua a investigar un caso de lavado de dinero y mencionó al multimillonario Carlos Slim y hasta le afirmó al agente que su jefe inmediato era el presentador noticiero de Televisa Joaquín López Doriga

Mientras, el representante del Ministerio Público Giscard Moraga hizo una cronología de los incidentes que posibilitaron la detención de estos mexicanos, y solicitó a Altamirano emitir un veredicto de culpabilidad, lo que fue secundado por el doctor Abraham Abarca.

El procurador respaldó los alegatos de apertura y manifestó que los mexicanos personificaron a periodistas de Televisa para esconder su verdadero objetivo de transportar droga desde Costa Rica hasta México y, a la inversa.

Un segundo testigo presentado con el Código 1 y con 25 años de pertenecer a la Policía Nacional, señaló que ante las inconsistencias brindadas por Alatorre, procedieron a interrogar a los otros 17 mexicanos, entrevistas que iniciaron a las una de la tarde del 20 de agosto y concluyeron a las cuatro de la mañana del 21.

Cabe destacar que durante todo este proceso las camionetas estuvieron encendidas, ya que los mexicanos aducían que no podían apagarlas porque se perdía la señal de video que enviaban a México.

Dicha situación fue corroborada por los oficiales policiales que en diversas ocasiones quisieron inspeccionar los vehículos, pero les fue impedido por los mexicanos que argumentaban que cada una costaba cinco millones de dólares. Lo que sí quedó establecido es que los vehículos estaban dotados de modernos equipos de televisión.

El testigo identificado con el Código 2, manifestó que Alatorre aseguraba constantemente que era periodista y que los otros mexicanos no daban un paso si no era con su consentimiento.

“Decía que era periodista, jefa de información, iba dirigiendo a estos muchachos… cuando íbamos a salir los 17 tripulantes no querían meterse a sus vehículos. Un momento me quedé asombrado, les hizo (Raquel Alatorre) una seña e inmediatamente se metieron y se marcharon”, dijo el periodista. Este testigo mencionó que en dos ocasiones se detuvieron, una en Estelí para comprar bebidas y alimentos.

Cuando les tocó el turno a los abogados defensores, estos centraron sus alegatos de apertura, queriendo demostrar que sus clientes al momento de ser interrogados y conducidos a Managua, fueron detenidos ilegalmente, sin embargo uno de los testigos manifestó que fue la misma Alatorre quien pidió vigilancia por lo costoso de los equipos televisivos.

“Felicitó a la policía y les dijo que era la policía más segura de centroamericana, ella solicitó la custodia”, dijo el testigo bajo el numero 2.

“Mi estrategia es refutar la prueba de cargo, esa ha sido mi estrategia y con esta misma prueba de cargo vamos a demostrar detención ilegal, de su violación del derecho de libertad, porque fueron retenidos el 20 de agosto”, señaló Amy García, defensora de cinco de los 18 acusados.

Después de estos oficiales, les tocó el turno a los trabajadores del Hotel Holiday Inn, lugar en donde Alatorre solicitó 9 habitaciones ejecutivas con precios de 150 dólares por noche. José Benito Mayorga, que desempeña labor de recepción, aseguró que Alatorre no permitió que ningún mexicano fuese preguntado por sus nombres.

Mayorga y otro colega del hotel identificado como Luis Enrique Rocha, afirmaron que Alatorre cada vez que llegaba pagaba en efectivo y no solicitaba la factura o comprobante de pago.

También declaró la Gerente de División de Cuartos, Isabel Eugenia Mejía quien básicamente aportó que los registros del hotel indicaban que Alatorre en cinco oportunidades habría solicitado los servicios de habitación de este hotel. Esos días fueron el 3 de noviembre del 2010, el 16 de marzo del 2011 y el siete de febrero, 6 de junio y 21 de agosto del 2012.

También atestiguó el oficial Carlos Quintana, encargado de la prueba especial que permitió localizar las partículas o trazos de cocaína en los paquetes de dinero. El informe de Quintana establece realización de la prueba syntech trex en las caletas de las camionetas y en siete paquetes de dinero.

Después de 10 horas de juicio, el judicial Edgard Altamirano decidió suspender la audiencia y continuarla este 11 de diciembre a las una de la tarde.

también te puede interesar