Nicaragua

Exaltan labor del gobierno sandinista en defensa de los derechos humanos

Como ejemplos se señalaron los múltiples programas sociales vinculados a la salud, educación, vivienda, para mitigar las necesidades básicas de la población

El Reverendo Miguel Ángel Casco
Reverendo Miguel Ángel Casco González | nuevaya

Redacción Central |

Como ejemplos se señalaron los múltiples programas sociales vinculados a la salud, educación, vivienda, para mitigar las necesidades básicas de la población

Nicaragua cuenta con un gobierno que trabaja por hacer de la Declaración Universal de los Derechos Humanos algo más que un documento, destacó el presidente de la Coordinadora Evangélica (Cepres), reverendo Miguel Ángel Casco.

El líder religioso enarboló como ejemplos los múltiples programas sociales impulsados por la administración sandinista, en cuanto a la salud, educación, vivienda, y otros, para mitigar las necesidades básicas de la población.

Casco aseguró, mediante un mensaje circulado por la Internet, que a través de las redes pastorales diseminadas por todo el territorio nacional pudieron comprobar el esfuerzo permanente en la promoción y defensa de los derechos humanos que realizan las autoridades estatales en este país.

Nicaragua cuenta con un gobierno que trabaja por hacer de la Declaración Universal de los Derechos Humanos un acicate, un parámetro de conducta, un desafío, una misión y una visión para hacer realidad que todos los nicaragüenses nacemos libres e iguales, afirmó, según una nota de Prensa Latina.

Reconoce la necesidad de superar muchas cosas, mejorar nuestro sistema, darle seguimiento y sancionar a personas que desde alguna posición de poder humillan al débil, violentan los derechos humanos.

Pero de manera real, añadió, nadie tiene sustento para demostrar que el gobierno o el Estado están violando los derechos humanos de los nicaragüenses de forma institucional y deliberada.

A juicio de Casco, dentro de los planes de ataques al gobierno, algunos de adentro y otros de afuera, tratan de levantar la bandera de los derechos humanos, olvidándose de la verdad y armándose de la mentira.

La Declaración Universal de Derechos Humanos fue proclamada el 10 de diciembre de 1948 por la Asamblea General de Naciones Unidas mediante Resolución 217 A (III), en respuesta a los horrores de la Segunda Guerra Mundial.

Cada Estado debe garantizar una vida digna a todos, sin distinción de etnia, color, sexo, idioma, religión, orientación sexual, opinión política, origen social, posición económica, u otra.

Para ello es indispensable crear un marco jurídico-legal consistente y coherente, así como con un sistema político social con capacidad, disposición y visión, para implementar la vigencia de los derechos humanos para todos y no para unos pocos, señaló Casco.

también te puede interesar