Nicaragua

Llama Monseñor Montenegro a celebrar con alegría, paz y mucho amor Día de la Purísima

La tradicional fiesta popular para celebrar la Purísima en la calle se efectúa con mucho amor y alegría en las familias, pero especialmente por los niños

Redacción Central |

http://www.lavozdelsandinismo.com/img/info/monsenor-eddy-montenegro-2011-03-30-27461.jpg
La tradicional fiesta popular para celebrar la Purísima en la calle se efectúa con mucho amor y alegría en las familias, pero especialmente por los niños

La población nicaragüense celebra este año su tradicional fiesta religiosa Día de la Purísima con mucha alegría, paz y amor, con mucha fe se ve a las familias, pero fundamentalmente a los niños, quienes crecen con la alegría que nos da la vida, expresó este jueves el Monseñor Eddy Montenegro, Secretario de la Comisión de Reconciliación, Paz y Justicia.

El distinguido religioso señaló que las familias nicaragüenses disfrutan de años de paz y estabilidad socio-económica en el país y ello se refleja en todos, porque se vive no solo supliendo las necesidades más vitales, sino de cumplir con emoción las tradiciones como es la celebración en la calle del Día de la Purísima, de la Virgen María, porque existe alegría en la población y vemos como los niños se educan en un ambiente de prosperidad individual y familiar.

Destacó ver a los niños cuando los entrevistan por la televisión, porque ellos muestran disponibilidad, pueden estar en el parque La Niñez Feliz, al que consideró que está muy bien puesto ese nombre, y montar aparatos, sin pensar que sus padres no pueden pagarles esos momentos de diversión sana. Recordó que cuando era chico tenía que esperar que su padre le pagara la posibilidad de montar en aquellos caballitos de entonces, hace años atrás.

Refiriéndose a esa tradición religiosa señaló que fue en la ciudad de León donde se inició esta celebración, pero que la primera imagen llegó al puerto El Realejo, en el municipio El Viejo, hace 450 años, tras una tempestad. Apuntó que en esa zona había entonces mucho tráfico naval.

Subrayó que esta festividad religiosa se efectúa en diciembre, que llamó el mes de la alegría, porque es cuando los niños toman la primera comunión, finaliza el año docente y los jóvenes sus estudios secundarios y se preparan para la Universidad, además de la celebración de la Navidad con el nacimiento del niño Jesús. Resaltó con el amor que se preparan los altares en la calle, tanto fijos como móviles, como se preparan alimentos y bebidas refrescantes para brindar al prójimo, con mucho amor y fraternidad.

Señaló que hay personas que preparan alcancías y recogen durante el año para poder brindarles a los participantes en estas fiestas sus alimentos y bebidas refrescantes. Esta es una costumbre de los nicaragüenses, porque donde exista un ciudadano de esta tierra bendita se celebra. Recordó que en una ocasión estaba en China-Taiwán, donde estaban tres nicaragüenses y allí, con la ayuda de otros latinoamericanos, efectuaron esta celebración a la Virgen María.

Subrayó que los cantos son verdaderas poesías. A él, apuntó, le gusta escucharlos, porque es la voz de la religión popular que dice cosas extraordinarias.

Sobre la voz del pueblo comentó que en una ocasión estaba durante el reparto de láminas del Plan Techo y se le acercó una señora pobre y le mandó saludos y felicitaciones al Cardenal Miguel Obando por lograr la paz en el país, porque ahora se puede vivir y mejorar su existencia, con la esperanza de un mañana mejor.

Al respecto señaló que todos tenemos que vivir en paz, con amor al prójimo, con voluntad de reconciliación, porque esa es la voluntad de Jesucristo, nuestro señor. Apuntó que quien odia no hace daño a la otra persona, se perjudica a sí mismo.

Finalmente llamó a celebrar con esta alegría que tiene hoy día la población nicaragüense el Día de la Virgen María, la Purísima, porque hoy disfrutamos la paz que tanto deseamos y beneficia a todos en esta nación centroamericana, porque el desarrollo se puede apreciar en cada acto, en el rostro de las personas, en cada día que vivimos.

Asimismo señaló que todos debemos celebrar estos días con mucho amor y paz en nuestros corazones y evitar desgracias que llenen de luto a la familia, especialmente en un día tan lindo como el del homenaje a la Purísima, al Día de la Virgen María.

también te puede interesar