Nicaragua

Llama editorial de diario colombiano al diálogo con Nicaragua, tras fallo de La Haya

Tras el fallo de la CIJ la mejor opción es que gobernantes de Colombia y Nicaragua se sienten a conversar y acordar procedimientos

Redacción Central |


Tras el fallo de la CIJ la mejor opción es que gobernantes de Colombia y Nicaragua se sienten a conversar y acordar procedimientos

El reciente fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), con sede en La Haya, dispuso una extensión considerable de mar del que antes disponía Colombia, por lo que ahora gobernantes de ambos países lo mejor que hacen es sentarse para acordar procedimientos y evitar nuevos conflictos fronterizos, como buenos latinoamericanos que deben ser, señala un editorial publicado por el diario colombiano El Espectador.

El artículo subraya que el presidente de Nicaragua, Comandante Daniel Ortega, se ha mostrado conciliador y esa oportunidad debe aprovecharse por el gobierno colombiano, sin mostrar una postura diferente, porque no debe hacer caso a quienes con un nacionalismo en gran parte ignorante de lo que pasa, critican al gobierno y llaman a incumplir el fallo de La Haya, cuando este es inapelable y de obligatorio e inmediato cumplimiento.

Considera que lo mejor es sentarse a hablar, pensando de una vez en acatar ese fallo y no hacer caso a las voces contrarias que, aprovechando un nacionalismo inmaduro critican al presidente Juan Manuel Santos por no tener voluntad de hierro en un proceso que él lideró apenas en su etapa final.

Apunta el editorial que esas críticas facilistas gustan, que la gente las repite aunque desconozcan los reglamentos que tienen esas instituciones y la obligación de cada Estado miembro, por lo que en estos casos el gobierno tendría que tomar decisiones que aparentemente son impopulares, pero que responden a los acuerdos internacionales suscritos por esa nación suramericana.

El diario considera que en este caso hay dos posibilidades, una es que se llegue a un acuerdo con garantías concedidas de Nicaragua a Colombia sobre el mar que la nación centroamericana dispone ahora, como cuotas de pesca artesanal que no necesiten el permiso de Managua. La otra opción, que valora menos probable, es negociar un nuevo tratado limítrofe en el que se definan los puntos exactos de una forma más conveniente para la pesca.

Asimismo indicó que lo mejor es cumplir el fallo, dando ejemplo de que para eso son las decisiones judiciales, para llegar a un acuerdo que los llamados derechos internacionales sean respetados por parte de ambos países.

Por otra parte, el trabajo periodístico, que es la opinión del diario, rechaza la renuncia de Colombia al Pacto de Bogotá, porque es la forma de resolver por vía pacífica las controversias entre países. Resaltó que si se quiere evitar una nueva demanda, el pacto dura un año más para el que sale del mismo y ese es un período suficiente para hacer una nueva demanda y ante esta posibilidad el gobierno sí tiene una gran responsabilidad, evitar otro pleito y actuar a la altura de estos años.

también te puede interesar