Nicaragua

Creció ocupación de la mujer en toda Nicaragua

El incremento fue de 8,9 por ciento en el último trimestre frente a igual etapa de 2011

Redacción Central |


El incremento fue de 8,9 por ciento en el último trimestre frente a igual etapa de 2011

La ocupación laboral de las mujeres en Nicaragua creció 8,9 por ciento en el último trimestre frente a igual etapa de 2011, mediante programas impulsados por el gobierno sandinista, enfocados a restituir derechos económicos del sector femenino.

De acuerdo con el Informe Nicaragua Triunfa No. 87, al que tuvo acceso La Voz del Sandinismo, el alza del empleo femenino superó en 6,2 puntos porcentuales al crecimiento de 2,7 para los hombres durante la etapa en análisis de 2012, confirmó el estudio, difundido por el Consejo de Comunicación y Ciudadanía.

De acuerdo con las estadísticas, hay tendencia sostenida al ascenso, en el tercer trimestre de este año la ocupación de las mujeres subió 21,8 por ciento en comparación con 2010, ilustró la fuente.

Históricamente preteridas y todavía dependientes de patrones socio-culturales que las colocan en desventaja, las nicaragüenses acortan la brecha en su participación en la economía, bajo el auspicio de las actuales autoridades del país.

En el trimestre de julio a septiembre de 2012, el número de ocupadas totalizó la cifra de un millón 357 mil 293 para un incremento de 243 341 (21,8 por ciento) respecto al millón 113 mil 952 mujeres con empleo en 2010, corroboró el reporte.

Programas con enfoque de género como Usura Cero (entrega de microcréditos para negocios) y Hambre Cero (de fomento a la producción de alimentos) indicen en los resultados.

Durante el período 2007-2011, más de 100 mil bonos productivos llegaron a manos de socias del plan Hambre Cero, mientras más de 123 400 entraron al programa de préstamos con bajas tasas de interés y facilidades de pago, lo que incluyó unos 244 mil créditos.

Ambos proyectos contribuyen, además, a añadirle valor a las actividades productivas no formales que realizan unas 208 mil mujeres humildes, a partir del fomento de asociaciones, cooperativismo, liderazgo empresarial y autoestima.

Otro hecho positivo que resalta el Informe es el respaldo institucional al empleo de mujeres embarazadas y personas con VIH-sida, lo que incluye la prohibición de exámenes médicos a fin de establecer barreras discriminatorias en el campo laboral.

Paralelamente, en el período 2007-2011 se garantizó la equiparación del salario mínimo a un total de 29 859 mujeres que estaban por debajo del monto legal, concluyó el reporte.

también te puede interesar